Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas vincula su proyecto soberanista a la mejora del Estado de bienestar

“Una mayoría de catalanes quiere construir un país nuevo”, dice el presidente

Artur Mas, durante la emisión del discurso de Fin de Año.
Artur Mas, durante la emisión del discurso de Fin de Año.

Artur Mas llegó por primera vez a la presidencia de la Generalitat hace dos años con el proyecto de pacto fiscal para Cataluña como faro. Entonces, la búsqueda de apoyos internos para conseguir una mejor financiación se centraba en argumentar que pacto fiscal era sinónimo de mejora del bienestar y superación de la crisis económica para los catalanes. El presidente calcó este domingo el mismo argumento en su tradicional mensaje de fin de año. La diferencia es que el objetivo que ahora persigue ya no es el pacto fiscal, sino la consulta de autodeterminación.

“Una mayoría de catalanes quiere construir un país nuevo. Arraigado a la tierra milenaria, pero mirando hacia arriba”, dijo Mas en el discurso televisado, antes de añadir que “el gran sentido de un país nuevo es garantizar el máximo bienestar de sus ciudadanos”. Dentro de este bienestar, Mas incluye el “material”, el “cívico” y hasta el “espiritual”.

El presidente catalán enfoca la legislatura que ahora arranca con el objetivo de recabar apoyo en Cataluña, no solo para celebrar la consulta de autodeterminación, sino para que, en caso de que esta se celebre, gane el “sí” a la independencia. Por esta razón tanto él como sus socios de Esquerra Republicana están enfocando todo su mensaje a dejar claro que independencia y mejora social van cogidas de la mano. “No hay proyecto nacional sin proyecto social, y no hay proyecto social sin proyecto nacional”, aseguró ayer.

Mas reivindicó “bienestar y justicia al lado de las libertades nacionales de Cataluña” y aseguró que “esta ha sido, es y será la lucha de tantas y tantas generaciones de catalanes y catalanas para el futuro de este país”. Insistiendo en que mantendrá la hoja de ruta soberanista sin variaciones, llamó al cierre de filas: “Afrontamos ahora páginas trascendentes de nuestra historia, y lo hacemos con el convencimiento de que nos llevará a vivir en un país mejor y que es nuestro deber y nuestra responsabilidad dejar a las futuras generaciones un país del que se puedan sentir orgullosas”.

Más información