Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La legionela en Alcoi no tiene quien la estudie

El Ayunamiento Alcoi reúne a 80 expertos para dar respuesta a la persistencia de la bacteria

Tareas de limpieza y tratamiento de la legionela en la fuente de la Rosaleda de Alcoi
Tareas de limpieza y tratamiento de la legionela en la fuente de la Rosaleda de Alcoi

Dieciocho brotes de legionela, con más de 300 afectados y 12 víctimas mortales han sido motivo más que suficiente para que el Gobierno local de Alcoi organice un simposio sobre la bacteria. Este simposio, desarrollado este jueves, ha puesto sobre la mesa algo que los distintos expertos no han dejado de constatar desde que comenzaron a detectarse los primeros contagios en 1999: la falta de estudios específicos sobre la persistencia de la bacteria en Alcoi.

En la Cámara de Comercio e Industria de Alcoi habían sido congregados 80 personas entre técnicos de la Consejería de Sanidad, de los Ayuntamientos de las localidades que han padecido brotes y de los laboratorios privados que han estudiado en alguna ocasión la incidencia de la bacteria y posibles soluciones.

Los representantes de la Consejería de Sanidad, -entre ellos el director General de Investigación y Salud Pública, Manuel Escolano-, insistieron en las condiciones orográficas y meteorológicas especificas de Alcoi como “causas de la reiteración de los brotes”, dieciocho diferentes desde 1999. Sin embargo, para probar esta afirmación la Consejería de Sanidad no aportó estudio alguno específico sobre la ciudad. Jordi Tormo, concejal de Salud Pública en el Ayuntamiento de Alcoi echó en falta este aspecto “no existe un estudio ceñido a Alcoi y sus características”.

Al margen de la orografía y meteorología, en el simposio que lleva por lema Legionela y salud ambiental: medidas de control y propuestas de futuro. El caso de Alcoi, se analizó la red de agua local. Manuel Sánchez, delegado de la empresa Aqualia, aseguró en su intervención que la red local tampoco no presenta particularidades, respecto a la de otros municipios, y aseguró que el nivel de trihalometanos, que pueden resultar contaminantes “está muy por debajo de los límites marcados por la normativa”.

Este primer simposio sobre la legionela ha reunido en Alcoi a diferentes expertos e investigadores que, en sesiones de mañana y tarde, ofrecen este jueves su visión sobre aspectos que, según Jordi Tormo, “son clave para entender el problema que ha padecido Alcoi durante la última década”.

Las alternativas a la cloración como medida de prevención y las características genómicas de la legionela centraron la sesión de tarde de este simposio, con la visión de Mercedes Álvaro, Catedrática de Química Orgánica de la Universidad Politécnica de Valencia.