Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobado el contrato lácteo con la oposición de los ganaderos

Los sindicatos consideran que deja indefenso al productor, que deberá firmar uno aunque el precio no le favorezca

Protestas por el precio de la leche
Protestas por el precio de la leche

La implantación del contrato obligatorio entre ganaderos e industria para la venta de leche comienza en octubre. El Consejo de Ministros aprobó ayer el decreto que lo sustenta sin contar con el apoyo de las organizaciones agrarias, que consideran que el texto deja en indefensión al ganadero porque deberá firmar uno aunque el precio no le favorezca. A pesar de que el contrato lácteo obligatorio —que el Gobierno aprueba a menos de un mes de las elecciones gallegas— es una vieja aspiración del sector, los sindicatos dicen que “así no” lo quieren.

Unións Agrarias pide incluir la figura de un mediador que defienda al productor del poder de la industria para fijar precios, mientras que el Sindicato Labrego Galego reclama el establecimiento de un coste mínimo por debajo del cual no se puedan cerrar contratos. Xóvenes Agricultores solicita una moratoria de la aplicación del contrato forzoso hasta el próximo año o el inicio de la campaña en abril para que los productores puedan asociarse y negociar los precios de forma conjunta.