Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Universidad recibe 25 millones para afrontar el inicio del curso

La Junta intenta rebajar la tensión con los rectores, que piden 750 millones

Alumnos consultan sus horarios en la Universidad de Sevilla. Ampliar foto
Alumnos consultan sus horarios en la Universidad de Sevilla.

La Junta de Andalucía ha dado este jueves un paso para intentar rebajar la tensión con las diez universidades públicas de la comunidad, que reclaman a la Administración autonómica una deuda de 750 millones de euros. Los rectores han presionado para que el Gobierno andaluz se ponga al día y le transfiera esta cantidad, pendiente desde 2011.

Pero la Junta también atraviesa serios problemas de tesorería —que espera resolver a través del Fondo de Liquidez Autonómico— y ha reconocido a los rectores que, de momento, no puede saldar toda esa deuda. Lo que sí se ha acordado este jueves ha sido realizar un "pago inmediato" de 25 millones de euros para intentar garantizar el "normal funcionamiento" de las universidades en el arranque del curso, según ha informado la Consejería de Economía. La deuda acumulada por la Junta ha provocado, a su vez, que las universidades no estén pagando tampoco a sus proveedores desde hace meses.

El viceconsejero de Hacienda, José de Haro, y el director general de Universidades de la Junta, Francisco Trigueros, se han reunido con los gestores de las diez instituciones académicas de la comunidad para abordar los pagos más urgentes. A esta reunión técnica las universidades han llevado unos 150 millones en facturas pendientes que consideran urgentes, según fuentes de la negociación. Pero, al final, solo han conseguido ese pago de 25 millones, que se transferirá entre el viernes y el lunes. La Junta espera saldar el resto cuando logre liquidez.

Este pago llega en la víspera del acto de apertura del curso, que reúne este viernes en Cádiz al presidente José Antonio Griñán con los diez rectores.

Pese a ese compromiso, la Universidad de Sevilla, una de las más beligerantes con este asunto, ha considerado este jueves que el pago es "insuficiente". Si esos 25 millones se reparten en función del tamaño de cada institución, esta universidad estima que le corresponderían unos seis millones. "Solo es el 10% de lo que debemos a los proveedores", ha indicado esta institución, que reclama un plan de pago “mayor y más realista”. La Universidad de Sevilla destinará el dinero al pago de las facturas pendientes. Y su intención es cumplir con la legislación vigente, es decir, primero se abonarán las más antiguas.