La Generalitat estudia deducciones del IRPF a las entidades sociales

El Gobierno catalán presenta un plan de apoyo a la actividad de las entidades sociales catalanas

El Presidente de la Generalitat, Artur Mas y la directora de la mesa del tercer sector social de Cataluña, Àngels Guiteras, han sellado la tarde de este lunes un plan para fomentar el trabajo de las entidades sociales catalanas en un acto celebrado en el Palau de la Generalitat. No habrá una mayor inversión, pese a que el denominado plan de apoyo al tercer sector social cuenta con 50 medidas para potenciar la actividad de las organizaciones sociales. Mas, sin embargo, ha asegurado que la Generalitat estudiará aplicar deducciones del IRPF a las entidades sociales.

El texto del plan de apoyo al tercer sector ha sido el fruto de la colaboración de las entidades sociales catalanas con la Generalitat en una negociación que se ha prolongado durante casi medio año. “Si no podemos hacer más, la pregunta es si lo podemos hacer mejor”, ha reflexionado Mas en la presentación. Entre las distintos compromisos de la Generalitat está el de estudiar aplicar en 2013 deducciones en el tramo autonómico del IRPF o el de crear un espacio de dialogo entre las entidades del tercer sector social y las fundaciones de las cajas de ahorro.

El plan también trata de hacer frente a otros problemas como la dificultad para acceder al mercado laboral de ciertos sectores de la población con riesgo de exclusión, o la necesidad de hacer una valoración del grado de discapacidad del personal público. El presidente Mas ha alertado: “Estamos en un momento en el que se ha detenido la progresión social del país que hasta hace poco seguía la senda de los estados europeos socialmente más avanzados”. Además, el jefe del Ejecutivo catalán ha hecho referencia a la masiva manifestación de la Diada del 11 de septiembre: “Todos intuyen que entraremos en una nueva etapa en la que Cataluña deberá acostumbrarse a vivir de sus propios recursos, energías y capacidades”.

El plan de apoyo al tercer sector supone un cambio de rumbo en las relaciones entre las entidades sociales y el Gobierno catalán, que el pasado julio vivió uno de los momentos más difíciles cuando las organizaciones no recibieron la asignación que les correspondía por concierto.

Poco después, a finales de agosto, Francesc Homs, portavoz de la Generalitat, anunciaba que el Gobierno catalán no podía asegurar el pago de los convenios al tercer sector. Quizá por ello, Àngels Guiteras se ha mostrado cauta con el acuerdo y ha recordado: “Las entidades sociales estamos pasando momentos delicados y cada vez atendemos a más gente. Por eso es tan importante que el Gobierno pague y cumpla con sus compromisos”

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50