Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médicos de familia dan con un sistema que evita el pago del euro por receta

La fórmula consiste en recetar cajas de genéricos con menos unidades y cuyo precio no sobrepase los 1,67 euros

Médicos de familia catalanes han dado con una fórmula para evitar el pago de la tasa de un euro por receta a pacientes con dificultades económicas. La fórmula se basa en recetar varias cajas de fármacos con menos dosis del medicamento para no superar con ningún envase los 1,67 euros a partir de los que se cobra el denominado tique moderador.

Este método se está difundiendo boca oreja por las consultas de los médicos de cabecera catalanes y a través de un documento que recoge el listado de fármacos y los respectivos envases con los que se puede sortear esta tasa.

El listado contiene las indicaciones, peso, dosis y precio de 17 principios activos de fármacos comunes en los que se puede evitar mediante esta vía tener que pagar un euro por receta. Se trata de medicinas como paracetamol, diazepan, levotiroxina, haloperidol, sales de hierro, omeprazol, clorpromazina, ácido acetilsalicílico y furosemida, entre otros.

Así, los facultativos pueden prescribir a un paciente que requiera un tratamiento intensivo de un antibiótico como la amoxicilina dos cajas de antibiótico con 12 dosis en cada una, en lugar de una caja de 24 dosis, que sí supera el precio de 1,67 euros a partir del cual hay que pagar el tique moderador.

Ahorro para el paciente

Esta fórmula se puede aplicar a usuarios con problemas económicos que no puedan costear esta cantidad, explica el vicepresidente de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic), Jordi Daniel.

Daniel señala que “la prescripción de estas presentaciones mediante la receta electrónica puede comportar que el usuario tenga que ir más veces a la farmacia, pero supone un ahorro para el paciente” que realmente no puede afrontar este gasto.

“Existen presentaciones de fármacos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que tienen un precio inferior a 1,67 euros” y, en consecuencia, están exentos de pagar la tasa cuando van a retirar las medicinas de las farmacias, observa Daniel.

Por ello, el vicepresidente de la Camfic defiende que “utilizar estas presentaciones más baratas puede ayudar a pacientes con dificultades económicas”.