SANIDAD PÚBLICA

Médicos gallegos objetan del decreto sobre asistencia sanitaria a inmigrantes

Los facultativos dicen que la desactivación de sus tarjetas e historias clínicas será un problema Sanidade "está esperando" al "desarrollo normativo" del decreto

El borrador del decreto que prepara el Gobierno sobre asistencia sanitaria, que deja sin atención primaria, entre otros colectivos, a los inmigrantes irregulares, tiene el rechazo rotundo de los médicos gallegos. En los primeros días de campaña de adhesión al manifiesto que se opone a la normativa, unos 100 facultativos ya lo ha firmado.

Entidades como la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec) —que representa a casi la mitad de los facultativos de medicina familiar en el Sergas— o Médicos del Mundo han expresado que esperan un incremento en el número de adhesiones, ya que hay muchos médicos que están de vacaciones.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Agamfec, Jesús Sueiro, ha asegurado que los facultativos cuentan con el respaldo de los colégios médicos y la presidenta de Médicos del Mundo, Nieves Turienzo, ha manifestado que lo que se escucha en los centros de salud ante esta iniciativa del Gobierno es que los médicos atienden "a personas, no a contribuyentes".

Los médicos gallegos de Atención Primaria reconocen, sin embargo, que tendrán dificultades para poner en práctica esta objeción de conciencia, ya que si se desactivan las historias clínicas y las tarjetas sanitarias, debido a la informatización del sistema, será más complicado poder conocer los antecedentes sanitarios de estos pacientes o realizar pruebas para un buen diagnóstico. Sueiro ha avisado que esta situación se puede repetir en Urgencias. "Va a ser un problema", augura. Para poder salvar los problemas informáticos, los médicos se verán obligados a seguir atendiendo a los enfermos sin dar citas programadas o haciendo pruebas sin incluirlas en el sistema.

La Consellería de Sanidade se ha limitado a decir que "está esperando" a que el Ministerio lleve a cabo el "desarrollo normativo" del futuro Real decreto 16/2012, que, según los cálculos de distintas ONG, dejará sin sanidad a unos 20.000 inmigrantes en Galicia. El ejecutivo autonómico no ha aclarado cuál es su postura ante este borrador, sobre el que Cataluña, País Vasco y Andalucía ya han dicho que rechazan y que evitarán su puesta en marcha.

Desde Médicos del Mundo consideran que este decreto supondrá "un cambio de modelo" en el que desaparece el sistema de solidaridad con el que se había dotado al país. Tanto Agamfec como Médicos del Mundo no se creen los datos sobre el gasto del colectivo inmigrante en la sanidad pública y desmienten que sean "grandes consumidores".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Agamfec, Médicos del Mundo y la plataforma SOS Sanidade Pública —que integra a sindicatos, asociaciones y partidos políticos— ya han constituido un foro de debate sobre esta cuestión y ya estudian acciones reivindicativas contra el decreto en septiembre.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS