Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un millar de profesores no saben en qué instituto darán clase en un mes

Una cuarta parte de los profesores con plaza pero sin destino definitivo aún no tiene centro

Un profesor con una camiseta de la 'marea verde'. Ampliar foto
Un profesor con una camiseta de la 'marea verde'.

Loïc Caballero es uno de esos afortunados que se sacan la oposición a la primera. En 2006 se convirtió en profesor de Secundaria de Filosofía en la Comunidad de Madrid. El año pasado, por primera vez, se quedó sin destino en la asignación provisional de plazas para no interinos (a los que se denomina “provisionales” o “en expectativa de destino”, hasta que consiguen uno definitivo en el concurso de traslados), al igual que otros 1.300 compañeros. Los directores de institutos y sindicatos lo achacaron entonces a los recortes educativos. Este año la situación se repite. El pasado 25 de julio se publicaron las listas provisionales de no interinos y hay más de un millar, de los 4.000 que están en situación, que no saben dónde darán clase a poco más de un mes del inicio del curso.

Desde la Consejería de Educación y Empleo, aseguran que “la totalidad de los funcionarios docentes de Secundaria tendrán su plaza asignada para el inicio del curso 2012-2013 [que está previsto para el 11 de septiembre en los institutos]”. El año pasado de 1.300 “no asignados” en la lista provisional de julio se pasó a unos mil en la definitiva, que se conoció una semana después. Y en septiembre, a una semana del inicio del curso, aún eran 747. Al inicio de las clases aún había profesores sin centro y se les proponía dar clase de especialidades distintas a la propia. Esta vez no habrá listas definitivas en julio, según la consejería por “cuestiones estrictamente organizativas, entre ellas la incorporación de 190 nuevos funcionarios tras las oposiciones realizadas este mismo mes”.

La Asociación de Directores de Institutos de Madrid (Adimad) lamenta que de nuevo se repitan los fallos del año pasado, poco después de advertir del recorte de al menos 600 profesores, según los cupos que han recibido los centros este mes. “Esto ocurrió por el primer gran recorte de profesores, en el que ahora se profundiza”, señala su presidente, José Antonio Martínez. “Que sobren funcionarios de carrera, de la plantilla de la consejería digamos, demuestra que se han pasado de frenada”. Hasta el año pasado estas listas de “no asignados” no existían, asegura Martínez y confirma después Francisco García, secretario de Enseñanza CC OO Madrid, porque todos los profesores con oposición e incluso muchos interinos ya conocían en julio a qué instituto debían incorporarse.

El año pasado, según datos de CC OO, en total unos 19.500 profesores trabajaron en centros públicos de la Comunidad, 1.100 de ellos interinos. Fueron 19.650, según los datos provisionales del Ministerio de Educación. Según el sindicato, se registró un recorte de 2.000 con respecto al curso 2010-2011 y de 3.300 sobre el de 2009-2010, sobre todo por el aumento de las horas lectivas de 18 a 20.

Los últimos informes Datos y cifras de la educación, de la consejería, registran sin embargo 18.452 profesores de Secundaria de enseñanza pública en el curso 2010-2011 y 19.179 el anterior, en ambos casos por debajo de la cifra provisional del curso recién terminado. A nivel global, en cambio, los cifras oficiales muestran un descenso de 1.279 docentes en los colegios e institutos de Madrid, que registra una de las mayores caídas (-2,53%). Para el próximo septiembre, entre otras medidas, se han aumentado los ratios (de 30 a 36 alumnos en Secundaria).

Una profesora de Servicios a la Comunidad –especialistas que imparten asignaturas en ciclos formativos como Integración Social, aparte de que también forman parte de los equipos de orientación de los centros- explica qué supone el retraso en la asignación de centros: “El año pasado algunos llegamos con el curso ya empezado, sin tiempo ni siquiera de conocer el instituto ni a los compañeros”. Prefiere no dar su nombre, por miedo a represalias por parte de la Consejería de Educación. Ya ha habido sanciones por participar en protestas.

Loïc Caballero reconoce sentir que cuenta con el paraguas de estar afiliado a UGT antes de mostrar su preocupación por el deterioro que, a su juicio, está sufriendo el sistema público madrileño con estos recortes. Desde CC OO Enseñanza Madrid, Francisco García, lejos de apreciar que las movilizaciones ante esta situación van en declive, recuerda que se han extendido a otros sectores: “Ya no es solo la educación madrileña, sino la de todo el país, más los trabajadores de la sanidad, los bomberos, los policías, los de administración… No nos vamos a resignar, sino que uniremos fuerzas”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram