Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Educación

Los directores de institutos tendrán que prescindir de 2.500 profesores

El Gobierno regional aumenta la carga lectiva por docente en tres horas a la semana - Asegura que la reducción de plantillas solo afectará a los interinos- CC OO estima que la Comunidad ahorrará nueve millones al mes en personal

En el Instituto Virgen de la Paloma de Madrid hay que reducir la plantilla en 40 profesores para el curso que viene; en el Pío Baroja hay que prescindir de 11 docentes. Son solo ejemplos que se repiten en los 320 centros de educación secundaria de la Comunidad. El Gobierno regional envió ayer un fax a cada instituto para informar del cupo de profesores que tiene para el próximo año. Según José Antonio Martínez, presidente de la asociación de directores, la reducción media del profesorado es del 10% en cada centro. Unos 2.500 docentes menos en total solo en Secundaria.

La Consejería de Educación niega que la intención del Gobierno regional sea la de recortar profesorado. Aseguran que lo único que han transmitido a los centros son las instrucciones con vistas al próximo año y que las plantillas se harán basándose en que cada docente imparta 20 horas de clase lectivas semanales -la Ley Orgánica de Educación (LOE) establece que los profesores deben dar entre 18 y 21 horas de clase a la semana-. Como novedad, las horas de tutorías con los alumnos dejarán de computar.

Hacienda rebaja por error el sueldo de los profesores unos 200 euros

CC OO asegura que la media actual de horas por profesor está en 18 semanales -incluyendo tutorías-, por lo que sostiene que el aumento para el próximo año será de tres horas. Y a más carga de trabajo por profesor, menos docentes. El sindicato cree que el ahorro del Gobierno regional al prescindir de unos 2.500 profesores en Secundaria y de unos 500 entre escuelas de idiomas y Primaria puede alcanzar los nueve millones de euros el mes.

A quien no le salen las cuentas es al director del Pío Baroja. "No puedo poner a dar clase de matemáticas a uno de griego. Con el número de profesores que nos dan no podemos empezar el curso", afirma preocupado.

Desde la Consejería piensan que el cálculo de los directores está "totalmente alejado de la realidad". "Ellos saben que en septiembre se incrementa significativamente todos los años el cupo de profesores comunicado ahora", argumentan fuentes del Gobierno regional. Son tajantes en que lo único que quieren es que se cumplan las 20 horas por docente y aseguran que en caso de una reducción del profesorado solo se verán afectados los interinos.

3Entre 7.000 y 8.000 interinos trabajaron el curso pasado en Primaria y Secundaria en Madrid, según datos de CC OO. Estos profesores son los que cubren bajas o hacen sustituciones. Aunque han aprobado una o varias veces la oposición, no han conseguido plaza por no sumar la puntuación suficiente, principalmente por falta de antigüedad. A los interinos les contrata el Gobierno regional cada septiembre en función de las necesidades de los centros. Con el aumento de las horas lectivas de los profesores, la previsión es que el próximo año hagan falta muchos menos.

Pero una menor contratación de interinos no soluciona todo el tema de las plantillas, ya que hay centros en los que no trabaja ninguno. Es el caso del Pío Baroja. Su director no entiende cómo va a hacer la reducción de 11 miembros de su profesorado. "En 26 años como director nunca he visto algo parecido", dice Martínez, que cuestiona que a la Comunidad de Madrid se le llene la boca hablando de la excelencia de la educación cuando el aumento de carga de trabajo sobre los docentes obligará a suprimir las clases de apoyo por falta de personal. "No tienen vergüenza y mienten sin despeinarse", añade.

Cuenta el director que durante toda la mañana de ayer sus colegas le hicieron llegar por correo electrónico los cupos que les concedía la Consejería de Educación a través del fax. "Algunos están completamente desesperados, con ganas de dimitir", asegura.

Los directores celebrarán esta mañana una asamblea en el Instituto Beatriz Galindo (calle de Goya) para tomar alguna decisión común al respecto y pedir a la Comunidad que retire las instrucciones para el curso que viene, en las que se incluye el nuevo cómputo de los horarios.

Además de suprimir las horas de tutoría como lectivas se elimina el carácter docente de las tareas de planificación, organización y supervisión de los diferentes departamentos. Las horas de guardia, bibliotecas o refuerzos tampoco se sumarán a las 20 horas obligadas por profesor. CC OO estima que mientras los docentes pasaban hasta ahora unas 25 horas semanales en los centros educativos, a partir del año que viene estarán una media de 28.

Esta situación, recién comenzadas las vacaciones de verano, no es nueva para los institutos. El año pasado pasó algo parecido. También en pleno mes de julio se informó a los institutos de las instrucciones con vistas a este curso, que incluían el aumento de una hora lectiva. La asociación de directores de instituto y los sindicatos CC OO y UGT calcularon que el recorte, que afectó sobre todo a interinos, supuso una pérdida de entre cuatro y cinco docentes por instituto (unos 1.500 en total) y otros 1.000 en Primaria.

Los sustos para los profesores una vez finalizado el curso no acaban aquí. El mes pasado, un error de la Administración redujo los sueldos de los docentes. La nómina de junio, aunque venía acompañada de la extra de verano, fue inferior a lo esperado. CC OO sostiene que el error afecta a los 50.000 docentes de la región y que se ha pagado en torno a 200 euros menos de media a cada profesor, aunque los diversos rangos salariales hacen que la cantidad varíe.

La Consejería de Hacienda explica que se debe a un error en la gestión de las nóminas y asegura que se va a intentar "regularizar la situación cuanto antes". Para ello necesita saber el número de personas que se han visto afectadas. La intención es reintegrar el recorte en la próxima nómina.

Plan Regional de Educación

El Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó ayer una batería de medidas para impulsar el plan de excelencia en la Educación. Entre las iniciativas anunciadas están:

- Subida del precio de las matrículas universitarias un 5% para el próximo curso. Los másteres y cursos de postgrados se encarecen un 30%. Los precios de la segunda matriculación crecen un 25% y un 70% los de tercera. Una matrícula universitaria costará de media entre 843 y 1.316 euros.

- Cesión del 35% de las competencias sobre el currículo académico a los centros para aumentar su autonomía.

- Educación se reserva la potestad para fijar los contenidos mínimos y esenciales para primaria y secundaria.

- Dotación de 1.502 becas de excelencia (el 50% para alumnos universitarios) para los mejores alumnos a partir del próximo curso. Los estudiantes con mejores notas podrán obtener hasta 4.500 euros.

- La presidenta regional, Esperanza Aguirre, anunció durante la campaña electoral que la Educación será el principal eje de la presente legislatura. Es una de las ramas de Gobierno donde puede anunciar más medidas a menor coste. En su programa electoral incluyó la libre elección de centro educativo para lo cual eliminará la zonificación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de julio de 2011

Más información