Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación analizará las medidas tomadas por Aguirre

Gabilondo muestra su preocupación por los 2.500 despidos de profesores en Madrid y critica el Bachillerato de Excelencia por segregador

El ministro de Educación, Angel Gabilondo, ha señalado esta mañana que el Ministerio de Educación "analizará las medidas que se están adoptando" en la Comunidad de Madrid, en referencia a los recortes anunciados por la Consejería de Educación en los cupos de profesores, que de cara al curso que viene han supuesto, según los sindicatos, una reducción de alrededor de 2.500 profesores solo en Secundaria, a los que se suman unos 500 entre escuelas de idiomas y Primaria, para ver si "están dentro de las disposiciones vigentes". "Respeto a la Comunidad de Madrid, pero se van a estudiar si las medidas que la Consejería está adoptando son las que corresponden a la disposición legislativa actual", ha asegurado antes de intervenir en los cursos de verano de El Escorial (Madrid), organizados por la Universidad Complutense.

Gabilondo se ha encontrado con una veintena profesores manifestándose a las puertas del edificio donde iba a impartir su charla en El Escorial que querían trasladarle su malestar por los despidos, que supondrán una reducción media del profesorado del 10% en cada uno de los 320 centros de educación secundaria de la Comunidad. El tijeretazo, anunciado el pasado día 8, afecta, sobre todo, a los interinos, que cubren bajas o hacen sustituciones. Este recorte se suma, según los cálculos de la asociación de directores de instituto y de los sindicatos CC OO y UGT a los del curso pasado, que ya se cobró el puesto de entre cuatro y cinco docentes por instituto (unos 1.500 en total) y otros 1.000 en Primaria.

"Desalentar al profesorado" es una equivocación

Además del coste en puestos de trabajo, que recaerá fundamentalmente en la espalda de los interinos -entre 7.000 y 8.000 trabajaron el curso pasado en Primaria y Secundaria en Madrid-, las instrucciones de la consejería introducen como novedad que las horas de tutorías con los alumnos dejen de computar. CC OO asegura que la media actual de horas por profesor está en 18 semanales, por lo que sostiene que el aumento para el próximo año será de tres horas. Este sindicato estima que la Comunidad ahorrará nueve millones al mes en personal con estos recortes. La Consejería de Educación también anunció días después a los equipos directivos de los institutos de que las horas de tutoría se suprimen y se sustituyen por horas de las asignaturas de matemáticas, lengua y literatura o inglés, a elección del propio centro.

El ministro ha precisado que la intención "no es contravenir la autonomía del Gobierno de [Esperanza] Aguirre en materia de educación, sino aclarar ciertas dudas" en relación a algunas iniciativas tomadas en territorios gobernados por el PP, como la Comunidad Valenciana o la propia Comunidad de Madrid. Así, el ministro ha asegurado que estudiará y tendrá en cuenta "cualquier documento" que le hagan llegar los profesores "porque hay que analizar y valorar entre todos qué decisiones se están tomando". "Yo me he acercado a ellos y les he dicho que me hagan llegar sus planteamientos y sus escritos, sus posiciones, porque las voy a considerar y valorar como hago con todas las visiones que defienden posiciones en torno a la educación", ha subrayado.

"Existe cierta inquietud por los asuntos que puedan tener que ver con el profesorado y con su educación", ha puntualizado Gabilondo, al tiempo que ha considerado que "desalentar o desanimar al profesorado, o pensar que es la causa de los problemas", es una equivocación, ya que, a su juicio, lo que hay que hacer es "estimularlo y reconocer su labor". Respecto a los resultados de las pruebas de los Premios Extraordinarios de Bachillerato de la región, que se han conocido esta mañana y que abren la puerta a cursar el año que viene el Bachillerato de Excelencia, el ministro de Educación ha vuelto a contraponer esta visión, la cual respeta, con la de la enseñanza "inclusiva" que propugna el Gobierno, y ha remarcado que en la sociedad "todo el mundo tiene algún tipo de discapacidad".

Para Gabilondo, "el sitio donde mejor se forma al alumnado para la convivencia para la pluralidad es un espacio donde convivan todos según sus capacidades", pero siempre incluyendo una visión integradora, con multitud de "profesores de apoyo, refuerzo y políticas explícitas para cada situación" de aprendizaje. "Todo lo que sea trabajar para personas de mayor cualificación me parece muy bien, pero no hay que aislarlos ni separarlos", ha explicado. "Me parece que se aprende a convivir con los demás en la diferencia y, por lo tanto, respeto lo que los demás hagan en la diferencia y que se apoye a los mejores, porque el Ministerio apoya a los mejores, pero el modelo español es el inclusivo", ha remarcado.