Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Educación

Los directores de instituto exigen que se revise el recorte de 2.500 docentes

Los socialistas piden a Lucía Figar que explique el "mayor recorte en Educación de la historia de Madrid".- La consejera niega despidos de profesores y habla de "ajuste" de interinos

Unos 250 directores de los 320 institutos de la Comunidad de Madrid, reunidos esta mañana en el Instituto Beatriz Galindo, han acordado exigir al Gobierno de regional que revise y reconsidere las "indignantes" instrucciones de inicio de curso publicadas esta semana y que aumente el escueto cupo de profesores del que dispondrán los centros y del que fueron informados ayer a través de un fax. Según la asociación de directores, estas instrucciones suponen una reducción media del profesorado del 12,5% en cada centro, unos 2.500 docentes menos en total solo en Secundaria, a los que se suman unos 500 entre escuelas de idiomas y Primaria.

Además del coste en puestos de trabajo, que recaerá fundamentalmente en la espalda de los interinos -entre 7.000 y 8.000 trabajaron el curso pasado en Primaria y Secundaria-, las instrucciones introducen como novedad que las horas de tutorías con los alumnos dejen de computar. CC OO asegura que la media actual de horas por profesor está en 18 semanales -incluyendo tutorías-, por lo que sostiene que el aumento para el próximo año será de tres horas. Este sindicato estima que la Comunidad ahorrará nueve millones al mes en personal con estos recortes. Aunque indignados, a los directores no les queda más remedio que obedecer. Están obligados a cuadrar sus plantillas antes de martes. Durante el debate previo que han mantenido, algunos han planteado diversas medidas de presión, como por ejemplo dimitir en bloque, aunque no ha salido adelante.

Lo que sí han acordado es que cuando entreguen a los inspectores el listado de sus docentes, ajustándose al cupo que les han concedido, adjuntarán un anexo en el que explicarán cuántos profesores más necesitarían para cubrir "el mínimo" necesario para dar las clases. Tras los recortes de las plantillas, los centros se dividen entre los que pueden asumirlo, aunque a costa de aumentar sus horas lectivas a 21 y eliminando las horas de clase de refuerzo, y los que no llegan ni por esas. Hay centros en los que "o el profesor de música da educación física" o no salen las cuentas. Por ejemplo, en el Instituto Virgen de la Paloma de la capital hay que reducir la plantilla en 40 profesores; en el Pío Baroja "sobran" 11 docentes. Además, muchos de los directores no firmarán la plantilla que presenten como gesto de protesta ante lo que consideran que es "el mayor ataque a la enseñanza pública" sufrido hasta ahora.

Dónde quedan las promesas electorales

Los responsables de centros recuerdan que esta situación, recién comenzadas las vacaciones de verano, no es nueva. El año pasado, también en julio, se les informó del aumento de una hora lectiva. La asociación de directores de instituto y los sindicatos CC OO y UGT calcularon que el recorte, que afectó sobre todo a interinos, supuso una pérdida de entre cuatro y cinco docentes por instituto (unos 1.500 en total) y otros 1.000 en Primaria. Los docentes se preguntan "hasta dónde quiere llegar" Aguirre a tijeretazo por año. No entienden que ante los "malos resultados" de las pruebas de conocimientos mínimos que realiza la Comunidad -"nefastos en Matemáticas", sostienen-, la respuesta sea menos profesores para atender a los alumnos.

Tampoco comprenden cómo casa esta reducción con las promesas de Aguirre de mejorar la calidad de la enseñanza en campaña. La presidenta aseguró que esta iba a ser "la legislatura de la Educación" y anunció la creación de un Bachillerato de la Excelencia para los mejores alumnos.

Frente a los que opinan los profesores, la Consejería de Educación niega que la intención del Gobierno regional sea la de recortar profesorado. La consejera, Lucía Figar, ha asegurado a Europa Press que no va a haber "ni un solo despido de profesores" sino que "lo que probablemente haya es una menor necesidad de interinos" que "ni se acerca" a las cifras de 3.200 docentes que están difundiendo los sindicatos. La consejera, no obstante, ha previsto que la contratación sea menor que la de 2010 al haber precisado por primera vez en unas instrucciones que se organicen los horarios cumpliendo las 20 horas lectivas semanales -la Ley Orgánica de Educación (LOE) establece que los profesores deben dar entre 18 y 21 horas-. El ajuste definitivo de interinos se hará en septiembre, aunque Figar augura que la contratación va a estar "lejos de los 6.000 del año pasado".

A las quejas de los docentes y los sindicatos se ha sumado la oposición en la Asamblea de Madrid. El portavoz socialista de Educación y Empleo en la Asamblea de Madrid, Eusebio González, ha reclamado esta mañana la inmediata comparecencia de la consejera de Educación, Lucía Figar, en la Cámara autonómica para explicar el "inminente despido de miles de profesores de instituto". González ha calificado de "recortes brutales y sin precedentes" los anunciados por Educación y ha asegurado que el tijeretazo "supone el mayor recorte en Educación de la historia de la Comunidad". "Los institutos contarán con 12 profesores menos de media a partir de septiembre. Una barbaridad que colapsará la educación secundaria pública", ha afirmado el parlamentario.

Las consecuencias de estas medidas "no solamente afectarán a los interinos", advierte González, que explica que "también conllevará el desplazamientos de numerosos funcionarios de carrera y, por tanto, provocará inestabilidad en las plantillas y en la calidad educativa". "¿Es este el camino hacia la famosa excelencia de Aguirre en el Bachillerato?", se ha preguntado González. Asimismo, ha criticado que hoy hay "centenares de directores de instituto llenos de incertidumbres ante el inicio del próximo curso y que amenazan con dimitir, y a miles de profesores y profesoras con la certeza de irse al paro". "Lo mínimo que se le puede exigir a un gobernante es que dé la cara ante el mayor ataque que probablemente haya sufrido la educación pública madrileña, y que Aguirre ocultó a los madrileños en la campaña electoral", ha concluido.

200 euros menos en la extra

Los sustos para los profesores una vez finalizado el curso no acaban aquí. El mes pasado, un error de la Administración redujo los sueldos de los docentes. La nómina de junio, aunque venía acompañada de la extra de verano, fue inferior a lo esperado. CC OO sostiene que el error afecta a los 50.000 docentes de la región y que se ha pagado en torno a 200 euros menos de media a cada profesor, aunque los diversos rangos salariales hacen que la cantidad varíe.

La Consejería de Hacienda explica que se debe a un error en la gestión de las nóminas y asegura que se va a intentar "regularizar la situación cuanto antes". Para ello necesita saber el número de personas que se han visto afectadas. La intención es reintegrar el recorte en la próxima nómina.

Más información