Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU avisa de una cuarta oleada de recortes en Cataluña de 800 millones

Oriol Pujol asegura que las medidas de Montoro obligarán a un tercer tijeretazo

De acuerdo a las nuevas exigencias de límite de déficit, el recorte ascendería a 1.582 millones

La Federación nacionalista insinúa que la comunidad está, de facto, intervenida

Oriol Pujol.
Oriol Pujol.

Cuando solo hace una semana que el Parlament de Cataluña discutía la tercera oleada de recortes, el secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Oriol Pujol, ha avisado la mañana de este viernes que habrá una cuarta tanda de ajustes económicos. Las imposiciones a las comunidades autónomas marcadas por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera, suman, según el líder parlamentario de CiU, 800 millones.

En cualquier caso la cifra del recorte podría ser muy superior teniendo en cuenta las cifras del Plan de Equilibrio Financiero que recientemente ha aprobado el departamento de Economía. Según este plan el déficit previsto para 2012 acabará en el 1,5% del PIB, equivalente a 2.967 millones de euros. Pero dado que el nuevo límite exigido por el Gobierno central es del 0,7% para 2013, la Generalitat debería cerrar el año con un déficit de solo 1.384 millones de euros, por lo que el recorte total debería ascender no a 800 millones de euros sino a 1.582 millones.

"Hemos pinchado hueso en todas las partidas, pero el objetivo de déficit planteado nos lleva a una distancia de 800 millones. No hay capacidad de decir sí o no", ha concretado Pujol. El nacionalista ha evitado apuntar qué partidas podrían verse afectadas, aunque sí ha aclarado que estos recortes se aplicarían en el siguiente Presupuesto, el de 2013. "Nos dice el ministro que habrá que apretarse el cinturón. Eso es muy duro para Cataluña"

La federación nacionalista salió muy molesta ayer del Consejo de Política Fiscal y Financiera. El consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, salió de la reunión con todas sus propuestas rechazadas y lamentando el tono "autoritario" de Montoro. "Quizás no tenga mucho sentido acudir a estos foros", llegó a decir tras el encuentro, en el que se sintió "como un súbdito".

El malestar del consejero de Economía es tal que Mas-Colell ha afirmado hoy que, en caso de una intervención de la Generalitat, pedirá la "interlocución" de las autoridades europeas. En una entrevista en Catalunya Ràdio ha dejado claro que no tiene ningún tipo de confianza en el Gobierno central: "Prefiero tener que discutir con técnicos de Bruselas que de Madrid, porque tienen una visión más global de la situación y no los instintos centralistas que encuentras a menudo en quienes provienen del Gobierno central".

Pujol ha sentenciado que Cataluña está, de facto, intervenida por España: "El ordeno y mando que practica España se asemeja mucho a una intervención. No deja margen a la negociación y da al Gobierno catalán muy poco margen de maniobra".