Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament decide ir hasta el fondo en los escándalos de la sanidad

El pleno aprueba crear la comisión de investigación con la única abstención de CiU

El PSC alaba la labor de Geli al frente de Salud

El consejero de Sanidad, Boi Ruiz, conversa con Artur Mas en el Parlament.
El consejero de Sanidad, Boi Ruiz, conversa con Artur Mas en el Parlament.

El Parlament tendrá tras el verano dos comisiones de investigación. A la de las cajas de ahorro se sumó ayer la de los escándalos de la sanidad catalana, con una conjura unánime por parte de los partidos que la votaron: si la comisión de las cajas empezó con limitaciones, los grupos reclamaron que la de la sanidad llegue "hasta el fondo" en todos los escándalos tejidos alrededor del sistema sanitario.

Todos los partidos, excepto CiU, que se abstuvo, votaron a favor de la propuesta de creación de comisión registrada por el Partit dels Socialistes (PSC), que abordará los escándalos destapados por EL PAÍS: el pago que a través de la empresa pública de Reus Innova hizo el ya dimisionario presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS), Josep Prat, al exdirector del CatSalut Carles Manté; el caso Sant Pau, la serie de pagos irregulares, favores políticos, sobrecostes y adjudicaciones sin concurso que se sucedieron en la construcción del nuevo centro; el cobro por parte del exdirector del ICS de 280.000 euros al año compatibilizando su cargo con la vicepresidencia del grupo hospitalario privado UPS,  y el cobro del empresario Ramon Bagó de millones de euros para sus empresas a través de hospitales gestionados por un organismo público que él dirigía. El PSC impulsa la comisión a pesar de que algunos de los escándalos se desarrollaron cuando la socialista Marina Geli era consejera de Salud.

La decisión de los socialistas ha provocado tensiones internas, algo que se encargaron de recordar ayer CiU y PP. Para evitar suspicacias, la diputada del PSC Eva Granados se encargó de alabar la labor de Marina Geli al frente de Salud: "Nuestro modelo sanitario es respetado y copiado en todo el mundo, y fue durante los años en los que Geli fue consejera cuando se produjo el crecimiento definitivo y la mejora de los estándares del servicio", apuntó Granados, que avisó de la rebaja de la calidad del sistema con los recortes. La diputada resumió el objetivo de la comisión: "No solo debe servir para borrar dudas, sino para dar confianza en las instituciones y mejorar los mecanismos de control. Nuestra sistema sanitario necesita aclarar los hechos y acabar con las sospechas".

Los partidos que apoyaron la comisión reclamaron al resto una investigación que huya de los ataques políticos para centrarse en indagar en qué falló para que se produjeran las irregularidades y como pueden evitarse en un futuro. "Debemos poner luz en una situación oscura y establecer los mecanismos para que no vuelva a pasar", ilustró la diputada de ERC Carme Capdevila. "No podemos permitir ni una sombra de duda mientras se cierran quirófanos", agregó Eva García, del PP.

Pese a las evidencias mostradas en el pleno, CiU discutió la necesidad de investigar de los escándalos. La diputada nacionalista Assumpció Laïlla se esmeró en recordar que los casos se iniciaron con Geli y acusó al PSC de saber todo lo qué pasó: "Ustedes son como Agatha Christie, que escribía sabiendo quién era el asesino. Para decirnos que es el mayordomo, no hace falta la comisión".