Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
la situación económica

El 68% de los vascos cree que los recortes no sacarán a la economía de la recesión

El 41% considera que las Administraciones públicas explican peor en qué gastan el dinero

El responsable del Gabinete de Prospección Sociológica, Víctor Urrutia, ayer en Vitoria.
El responsable del Gabinete de Prospección Sociológica, Víctor Urrutia, ayer en Vitoria. EFE

Los servicios sanitarios son los que más se deben proteger ante los embates de la crisis (el 75% de los vascos lo piensa así), casi ocho de cada diez aplauden que el Gobierno vasco haya plantado cara al central en el tijeretazo previsto a la educación y la sanidad, unas medidas que según el 68% no servirán para salir de la crisis.

El Estado del bienestar es una joya a proteger por las Administraciones públicas, a tenor de los resultados de una encuesta realizada por el Gabinete de Prospecciones Sociológicas del Gobierno con 2.254 personas entre el 29 de mayo y el 2 de junio, pero también es un ámbito en el que hay que realizar mejoras: el 84% cree que el principal problema es la falta de control del dinero y casi seis de cada diez también opinan que el Estado del bienestar “ha crecido demasiado y se ha hecho insostenible”.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio, presentado ayer por el responsable de dicho gabinete, Víctor Urrutia, en Vitoria.

Si la sanidad es lo que más se debe proteger, el colectivo que mejor protegido debería estar por las Administraciones públicas son los parados, según el 47% de los encuestados, y los jóvenes, opina otro 30%. Promover el empleo de estos es para el 56% una de las soluciones para asegurar el desarrollo económico, seguido de la inversión en educación y en investigación, pero la mayoría prevé un empeoramiento de la protección social en los próximos años, tanto en España como, en menor medida, en Euskadi.

El culpable de que haya personas en situación de necesidad o pobreza es el sistema económico, según la gran mayoría (el 63% de los sondeados).

El estudio muestra unos resultados recurrentes en los últimos años respecto a las personas extranjeras. Los inmigrantes son, a juicio de los encuestados, quienes mejor protegidos están por el sistema, ya que el 63% considera que reciben mucha o bastante ayuda, muy por encima del 22% que opina lo mismo sobre los pensionistas o del 16% que lo cree sobre las personas en desempleo. Los jóvenes y las mujeres trabajadoras son los que menos protección reciben, según perciben los encuestados.

Las cifras muestran cómo los vascos sienten que los extranjeros están excesivamente protegidos, ya que después, al ser preguntados sobre cuántos recursos se deben destinar a la acogida de inmigrantes, estos quedan en la peor posición, con un 4,8 sobre diez, el peor resultado de los últimos tres años.

Y un 41% de los encuestados considera que las Administraciones públicas han empeorado sus explicacions de en qué se gastan el dinero público, el aspecto en el que las instituciones han empeorado más, por delante de cuestiones como el acceso a la Administración vía Internet, las instalaciones o el trato en atención al público.