_
_
_
_
_

López y Basagoiti profundizan en la Cámara la decadencia de su acuerdo

El ‘lehendakari’ avanza que habrá recurso al Constitucional contra los recortes

Patxi López, escucha al presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti.
Patxi López, escucha al presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti.David Aguilar (EFE)

Sin disimulos y con la acusación personalizada que supone decir que el lehendakari, Patxi López, “no tiene la cabeza en Euskadi”, sino en hacer oposición al Gobierno de Rajoy y de “portavoz” a Rubalcaba, el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, dio ayer en sede parlamentaria un nuevo paso en el alejamiento respecto de su socio. El cara a cara de ambos en la sesión de control en la Cámara mostró que el acuerdo que hace tres años supuso la llegada del PSE a Ajuria Enea se halla vigente, pero en franca decadencia.

López mantuvo otro desacuerdo similar con el portavoz del PP, Antón Damborenea, y de modo idéntico se saldó el del consejero de Interior, Rodolfo Ares, con la parlamentaria popular Mari Mar Blanco respecto de la modificación de la ley de Víctimas. En toda la sesión, el único atisbo de complicidad entre los socios fue el apoyo reiterado por Ares al plan de reinserción para los presos etarras lanzado por el Ministerio del Interior.

El lehendakari aprovechó una pregunta de su propio grupo para anunciar oficialmente y en sede parlamentaria que su Gobierno presentará un recurso de inconstitucionalidad contra los reales decretos que contienen los recortes en Sanidad y Educación, al que le instó la víspera la Cámara. Para Basagoiti esta decisión deja al descubierto “con qué profundidad” se dedica López a hacer oposición a Rajoy y hasta qué punto tiene la cabeza “en España”.

López: “Sacan a los inmigrantes para ocultar que recortan a los españoles”

El lehendakari rechazó tal planteamiento. Su “preocupacion” por los decretos se halla íntimamente relacionada con su cargo y su responsabilidad en los servicios a la ciudadanía vasca, dijo, y por lo que tienen de “invasión” del autogobierno. “Entran en el núcleo de nuestra capacidad”, afirmó, al pretender “convertir en normativa vasca lo que nunca lo ha sido”.

López reprochó que los decretos no contengan ninguna mención a la especificidad de la comunidad autónoma y, en el caso del de sanidad, sostuvo que “rompe el modelo”. “Hay muchas cosas encerradas detrás del copago o la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmgrantes”, cuyo efecto será crear “mendigos” de la atención sanitaria, abundó. Cada vez sectores más amplios tendrán que hacer una especie de “declaración de pobreza” para que les atiendan cuando están enfermos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Basagoiti: “No se trata de racismo, sino de derechos y obligaciones

El nuevo modelo “rompe el principio básico de que todos somos iguales ante la enfermedad”, aseveró. Las medidas resultan además “antieconómicas”, porque lo que no se atienda en el sistema acabará en Urgencias —“¿O les van a dejar morir en la calle?”, preguntó a los populares—, donde cada acto médico es más caro. Y en Euskadi, además, son innecesarias, porque se ha ahorrado “de otro modo”.

La pregunta directa de Basagoiti sobre su acuerdo o desacuerdo con dar la tarjeta sanitaria “solo a quienes sostienen el sistema asumiendo obligaciones” y la acusación de no haber dicho “ni Pamplona” ante medidas del PSOE, motivó la respuesta más dura de López: “Me duele su pregunta porque no es inocente”, sino que se enclava en “una campaña” que, ante la contestación social, “echa mano del lado oscuro de las personas, enfrentándolas a otras”.

“Sacan a pasear a los inmigrantes para ocultar que los recortes son a los españoles” y convencer a estos de que los sufren por culpa de los primeros. Es un “camino al abismo” advirtió.

Basagoiti se mostró igualmente duro: acusó a López de tener “a 30.000 vascos sin tarjeta sanitaria” por haber sido autónomos o haber estado en otros sistemas de cotización y mostrarse, en cambio, “partidario de darles beneficios a los inmigrantes que vienen de manera irregular de la mano de las mafias”.

El dirigente popular prosiguió que el “eje de la cuestión” es que resulta ineludible “racionalizar y actuar con justicia”. Eso no es “ni racismo ni xenofobia”, ya que ni el ni su partido hablan en términos de “raza y origen”. “Se trata de derechos y de obligaciones, de cotizar o de no cotizar”, defendió.

Una cosa es “que se atienda a todo el mundo” y otra cosa dar la tarjeta, diferenció. Basagoiti aprovechó para recordar que López ha alargado el plazo de empadronamiento para cobrar la Renta de Garantía “y nadie ha dicho nada”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_