Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas pone en marcha un plan para afrontar la crisis del olivar

El comisario Ciolos anuncia medidas para adecuar la oferta y la demanda

Miguel Arias Cañete, Dacian Ciolos y Clara Aguilera en Córdoba. Ampliar foto
Miguel Arias Cañete, Dacian Ciolos y Clara Aguilera en Córdoba.

El olivar español, eminentemente andaluz, vive años de zozobra que trascienden a la crisis económica que sufre el país. Las características propias del sector, atenazado por la caída de los precios desde hace años, exigen unos cambios que son demandados tanto por productores como por la administración autonómica y estatal. El clamor que lleva tiempo escuchándose ha llegado por fin a los pasillos de Bruselas. El comisario de Agricultura de la Unión Europea, Dacian Ciolos, dijo este lunes en Córdoba que el mes que viene presentará ante la Comisión Europea un plan de acción con medidas de apoyo al sector del olivar que "favorezcan la estructuración" y "una mejor adecuación entre la oferta y la demanda".

El sector del olivar se caracteriza tradicionalmente por una miriada de productores que abastecían a un puñado de grupos distribuidores y comercializadores. Ciolos anunció que van a discutirse estrategias de financiación, dentro de las políticas de desarrollo rural, para que en los países productores "haya una mayor organización del sector a través de las organizaciones profesionales o intersectoriales para facilitar la concentración de la oferta y mejorar la calidad del producto".

El comisario se reunió con representantes del sector, como la Interprofesional del Aceite, para hacerle llegar estas medidas. En la misma reunión estuvieron presentes el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno español, Miguel Arias Cañete y la consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera.

El objetivo que plantea Ciolos no es nuevo. De hecho, trata de ahondar en una estrategia que ya conocen los productores y la Junta. Ciolos repitió iniciativas que suenan en los oídos de las organizaciones agrarias, como "valorizar mejor la calidad del producto a través de la estandarización del aceite de oliva; llevar a cabo una serie de análisis sobre los parámetros físicos o químicos del aceite de oliva para detectar mejor las mezclas ilegales con aceite de oliva; mejorar la clasificación; que haya mayor control de la calidad, pues ahora mismo no hay control obligatorio", especificó el responsable de la UE.

En este sentido, el comisario sí apuntó la necesidad de unir criterios con el Consejo Oleícola Internacional para lograr consensuar unos mínimos de calidad del producto más allá de las fronteras europeas. "Hay que desarrollar conjuntamente una serie de medidas para ayudar a los productores y los consumidores, más allá de Europa, porque hay otros productores que queremos que compartan las mismas normas para desarrollarlas y aplicarlas a todos los niveles".

En cuanto a los cambios de la Política Agraria Común (la famosa PAC) que tanto preocupa a los agricultores y ganaderos españoles, Dacian Ciolos hizo este lunes un llamamiento a la calma. El comisario dijo que en las propuestas que puede hacer la Comisión Europea para la nueva PAC "no entra para España la redistribución del pago directo. España no se sentirá afectada por las medidas que puede haber entre las subvenciones más altas y las más bajas. Por tanto, no habrá ningún cambio y no representará una pérdida para España".

Más información