Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat pide cambios legales al Gobierno para poder hacer más recortes

El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, reclama agilidad en los cambios para poder actuar con rapidez

Cataluña tiene ahora restricciones legales para cobrar la hospitalización de los enfermos

El Gobierno catalán aguarda las reformas de la sanidad y la educación que ha anunciado el Ejecutivo central, para llevar a cabo nuevos recortes que legalmente ahora no puede acometer. No solo los espera, sino que los pide explícitamente. "Hace tiempo que hay un clamor" entre los Gobiernos autónomos para que se flexibilicen leyes que encorsetan el margen de actuación de las autonomías, ha dicho el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, en una entrevista en la emisora Catalunya Ràdio.

Con todo, el consejero también ha expresado sus reservas ante la posibilidad de ahorrar 10.000 millones de euros, como ha anunciado La Moncloa, a estas alturas del año. "No es fácil realizar cambios normativos que puedan suponer 10.000 millones de ahorro para 2012 cuando estamos en el mes de abril. Lo estamos siguiendo con mucha atención", ha señalado. A su juicio, es necesario que se actúe con rapidez, por lo que ha pedido que el Gobierno dé margen de actuación a las comunidades autónomas. "Sin cortapisas", ha subrayado.

Los cambios legislativos que el Ejecutivo catalán espera que anuncie el Gobierno de Mariano Rajoy harían posible, por ejemplo, que Cataluña cobrara el precio del menú en los hospitales, según ha señalado. Un cobro que ahora no es posible "por restricciones legales". En cualquier caso, ha asegurado que las medidas que la Generalitat planea en sanidad y educación no tocarían "aspectos esenciales" de estos servicios.

El consejero catalán ha descartado la eventualidad de una intervención de la economía española por parte de Bruselas. "No dejará de pasar (la intervención) porque España sea demasiado grande. Es necesario esfuerzo y acción", ha apuntado, y ha asegurado después: "La situación económica es mala, pero es menos mala de lo que me imaginé que sería hace seis meses".