la situación económica

Euskadi, la pequeña Alemania

El sector de maquina herramienta emplea a 225.000 personas y exporta el 76% de la producción. Un congreso muestra la pujanza vasca a escala mundial

Luis Uriarte, director de Mercado de IK4-Tekniker, ayer en el Kursaal donostiarra.
Luis Uriarte, director de Mercado de IK4-Tekniker, ayer en el Kursaal donostiarra.JESÚS URIARTE

El profesor y doctor en Ingeniería Eberhard Abele, de la Universidad Técnica Darmstadt (Alemania), ha llegado a la conclusión de que la industria vasca dedicada a la fabricación de maquinaria guarda “muchos paralelismos” con la alemana y es, por lo tanto, “una potencia internacional”. Los datos que ha manejado para elaborar un estudio comparativo sobre el peso y la estructura de este sector le permiten asegurar que Euskadi es como “una pequeña Alemania”. Abele participó ayer en la jornada final del Congreso sobre Maquinaria de Alta Velocidad, celebrado en el Kursaal de San Sebastián y que ha permitido “mostrar al mundo las capacidades que tiene el País Vasco en máquina herramienta”, afirma Luis Uriarte, director de Mercado de IK4-Tekniker y coordinador del simposio internacional.

Las empresas fabricantes de maquinaria dan empleo directo a 225.000 personas en la comunidad autónoma, además de generar otros 205.000 puestos de trabajo asociados. Ahí están englobados los fabricantes de máquina herramienta y los usuarios de esa tecnología, como la industria auxiliar de automoción, la aeronáutica, ferroviaria, los electrodomésticos... Abele sostiene que todo este entramado coloca a Euskadi en una “posición privilegiada” en el concierto internacional: “Existe una experiencia muy positiva en producción e investigación enfocada a la fabricación de maquinaria”.

Al sector productivo se suma el trabajo que desarrollan en paralelo los centros tecnológicos IK4-Tekniker y Tecnalia, que superan ampliamente el millar de trabajadores, de los que aproximadamente el 70% son investigadores. El círculo se cierra con la producción universitaria de ingenieros en fabricación: 1.100 de la UPV, 497 de la Universidad de Deusto, 452 de Mondragón y 250 de Tecnun.

El congreso ha permitido precisamente poner en contacto a empresas vascas con firmas internacionales, así como con universidades y centros tecnológicos de referencia para el sector. 168 asistentes (investigadores, tecnólogos y fabricantes) de 20 países, entre los que figuraban delegaciones provenientes de Brasil o China, han compartido experiencias y constatado que “la máquina herramienta es un sector puntero en Euskadi. Lo que se fabrica aquí es comparable con lo que se fabrica Alemania”, apunta el subdirector de IK4-Tekniker.

El sector de máquina herramienta facturó 632 millones en 2010

El País Vasco concentra el 80% de la máquina herramienta que se produce en España. Según datos de la asociación española de fabricantes, en 2010 esta industria facturó un total de 631,9 millones de euros, situándose como el tercer país productor y exportador de la Unión Europea y décimo del mundo. Alemania, China y Brasil son sus principales clientes en el extranjero.

Titulares como “[ LEER MÁS ]Wisco busca ubicación en India para instalarse con una planta productiva”, “Fagor Arrasate vende un nuevo sistema de estampación en México” o “Lantek contribuye al avance de la industria ferroviaria en China” dan una idea de la implantación exterior del sector. Uriarte considera que la máquina herramienta “está sobrellevando la crisis relativamente bien, mucho mejor que otros sectores, porque ha invertido mucho en tecnología en los últimos años y ha apostado por internacionalizarse y vender en el exterior”.

Abele: “Las máquinas son la base del progreso de un país”

Para el profesor Abele, la producción de maquinaria “es básica para fortalecer una industria que genera un gran valor económico”. Opina que las administraciones públicas deben tomar conciencia de la importancia de este sector, porque “las máquinas son la base del progreso de un país”. “No suena tan novedoso como la nanotecnología o la biomedicina, pero la máquina herramienta todavía sigue siendo el sustento económico del país”, añade. El profesor alemán incide en que la industria manufacturera tiene que ir acompasada con una apuesta por la innovación, puesto que “sin maquinaria no hay producción industrial, pero sin investigación no hay máquina herramienta. Es una cadena lógica”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50