Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un viaje al mundo del olivar

Un museo difunde en Jaén la cultura milenaria del aceite de oliva

Clara Aguilera (centro) y Mar Moreno (derecha), en la inauguración del Museo Activo del Aceite de Oliva y la Sostenibilidad. Ampliar foto
Clara Aguilera (centro) y Mar Moreno (derecha), en la inauguración del Museo Activo del Aceite de Oliva y la Sostenibilidad.

En el corazón de la provincia aceitera por antonomasia, en medio de un mar de 60 millones de olivos, se acaba de inaugurar Terra Oleum, el Museo Activo del Aceite de Oliva y la Sostenibilidad. Ubicado en el Parque Científico Tecnológico del Aceite y del Olivar, Geolit, en Mengíbar (Jaén), junto a la autovía A-44, el museo es un moderno espacio expositivo destinado a la difusión de la cultura milenaria oleícola a través de un edificio arquitectónico singular, de más de 3.400 metros cuadrados, en el que la Junta de Andalucía y la Diputación de Jaén han invertido más de 7,3 millones de euros.

La exposición permanente del museo propone un viaje al mundo del olivar, desde la floración en primavera a la recolección en invierno. Además, cuenta con una almazara interactiva donde se enseña a elaborar los aceites, junto con el juego de la alimentación mediterránea para distinguir el valor nutricional de los diferentes alimentos y tipos de grasas. Y, cómo no podía ser de otra manera, exhibe una colección de las más de 2.000 variedades de olivo distribuidas por todo el mundo.

Para el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, este museo será punto de inicio y epicentro de diferentes rutas turísticas ligadas al paisaje único del olivar. “Contribuirá a que el visitante entienda nuestra cultura y aprenda a apreciar las cualidades para la salud y el paladar de nuestros aceites de oliva virgen extra”. Reyes inauguró el Museo junto a las consejeras de la Presidencia, Mar Moreno, y Agricultura, Clara Aguilera.

En sus modernas instalaciones, el museo incluye zonas de exposiciones permanentes y temporales, y una sala de proyección 3D. También se aborda en este espacio expositivo el proceso de extracción del aceite de oliva virgen en la almazara, contando entre otros recursos con un videomapping que muestra animaciones de la maquinaria en funcionamiento; la calidad del aceite de oliva virgen, a través de un panel de los sentidos, y un juego de los atributos del análisis organoléptico, entre otras actividades.

En la parcela exterior del museo se ha habilitado una zona destinada a exposición de maquinaria y un bosque de olivos centenarios de diversas variedades de aceituna. Además, se cuenta con un área de promoción en la que se muestran los distintos aceites, y se realizarán actividades de catas. Esta área cuenta con una librería especializada en temas del sector oleícola y olivarero y una galería de arte. En su funcionamiento, el museo incorpora las últimas innovaciones tecnológicas, como son patios y pozos solares, una central termofrigorífica de biomasa y un sistema de reciclado de aguas pluviales.