La 'app' que la Fundación Española del Corazón quiere en nuestros teléfonos

"No fumes, camina más, vigila tu dieta". Claves para acatar las órdenes de un 'smartphone' que parece un médico

Los teléfonos móviles actuales sirven para casi todo; y en ese cúmulo de utilidades, hablar (que debería ser su principal función) es lo de menos. En España, el 81% de los móviles son smartphones, y hay 23 millones usuarios de aplicaciones (que diariamente hacen 3,8 millones de descargas, según recoge el informe La Sociedad de la Información en España 2014, de la Fundación Telefónica).

Seguro que usted no ha escapado a la llamada de las apps y en su terminal no faltan WhatsApp, Facebook, Instagram o Candy Crush, y a poco que esté preocupado por su salud y bienestar, es difícil creer que no se ha descargado alguna de las 137.000 aplicaciones de salud que existen, de las que el 70% son para público general y se centran en el bienestar y ejercicio físico. Sin embargo, “solo se descargan unas pocas (no llega al 20%) y enseguida se abandonan”, indica Carlos Mateos, vicepresidente de la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES). ¿La razón? “No las recomienda un médico y no hay seguimiento, por lo que la gente se acaba aburriendo. La clave es que haya un profesional de la salud que se implique”.

Existen 137.000 aplicaciones móviles de salud, de las que el 70% son para el público en general y se centran en el bienestar y el ejercicio físico

Además, tampoco están reguladas por las autoridades sanitarias. Solo la FDA americana (la agencia que regula los medicamentos y los alimentos) ha elaborado un documento en el que anuncia que controlará las herramientas que puedan suponer un riesgo para la salud pública. Pero nadie habla de las beneficiosas.

Con estas directrices, el Instituto Puleva de Nutrición ha lanzado la suya propia, Movimiento Corazones Contentos, que es un eslabón más de su iniciativa encaminada a promover un estilo de vida saludable entre la población y mejorar su salud cardiovascular. Para evitar la tendencia al hartazgo de los usuarios, la entidad ha optado por la alianza con sociedades médicas que avalan su aplicación, como la Fundación Española del Corazón (FEC) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).

El fin es evitar las enfermedades cardiacas, primera causa de muerte en nuestro país, que, según la FEC, a menudo son eludibles, pues en la mayoría de los afectados existe una relación directa con los factores de riesgo conocidos (sobre todo tabaquismo y hábitos dietéticos).

Descargable en Google Play y Apple Store, la aplicación pretende que, a partir de un sencillo cuestionario sobre estilo de vida, cada persona conozca lo contento que tiene su corazón. La puntuación va de 0 a 100. Si la nota es baja, tocará esforzarse y cambiar de hábitos. Según el doctor José Polo, el 70% de las personas lo consiguen.

Las aplicaciones de salud se abandonan enseguida porque no las recomienda un médico ni hay un seguimiento posterior"

Carlos Mateos, vicepresidente de la Asociación de Investigadores em eSalud

Muchos médicos de familia participan activamente en la campaña Corazones Contentos, y animan a sus pacientes a que realicen la prueba para mejorar su alimentación y forma física. En opinión de José Luis Llisterri, presidente de SEMERGEN, “esta es una de las campañas mayores y más efectivas de prevención cardiovascular que se han hecho en España”.

Momento de selección de objetivos en la aplicación de salud: ¿dormir más, no fumar o beber 2 litros de agua?

¿Y por qué debería hacerlo en una aplicación móvil y no simplemente en la web? Porque este pequeño programa, desde su móvil, le propondrá retos de ejercicio, alimentación y horas de sueño, todo ello con el fin de cambiar sus hábitos en pro de un corazón más sano. Puede programar alertas que le regañen por encender ese cigarrillo, seguir en tiempo real sus progresos y compartirlo en redes sociales. Según el vicepresidente de AIES, “para que una app se utilice es importante que tenga algún elemento de gamificación (que integre un elemento de juego), ya que está comprobado que cuando hay un elemento lúdico para un propósito no lúdico, se consigue atraer y motivar más a la gente”. Eso sí: coménteselo también a su médico. Lo agradecerá tanto como sus 300 amigos de Facebook.

Pieza realizada para el Movimiento Corazones Contentos, una iniciativa del Instituto Puleva de Nutrición.