_
_
_
_
_
COLUMNA
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

‘Mr. Mercedes’ o el arma de destrucción masiva

Stephen King dijo que era la mejor adaptación de cualquiera de sus novelas, lo que no deja de ser un gran elogio a David E. Kelley, su artífice

Mr. Mercedes
Brendan Gleeson y Harry Treadaway en una imagen de la serie 'Mr. Mercedes'.

Si algo es indiscutible en las tres temporadas de la serie Mr. Mercedes es que Brendan Gleeson es un actor extraordinario, algo que ya sabíamos desde aquel estupendo largometraje Escondidos en Brujas y que ahora queda ratificado en la adaptación de la novela de Stephen King. Conseguir que las tres temporadas con un total de 30 capítulos mantengan el mismo grado de tensión no es fácil y Mr. Mercedes (AXN Now y Disney+) no es la excepción.

King declaró que era la mejor adaptación de cualquiera de sus novelas, lo que no deja de ser un gran elogio a David E. Kelley, su artífice. También sabemos que pocas series como la aquí citada tienen un arranque más espectacular y terrible: un Mercedes robado, conducido por un psicópata, arremete contra una pequeña multitud de desocupados que espera pacientemente poco antes del amanecer que se abra una especie de oficina de empleo para conseguir el anhelado trabajo: 16 muertos y muchos más heridos es el balance final. El psicópata huye y el caso queda sin resolver.

El ya jubilado inspector Bill Hodges (Gleeson) no consigue olvidar aquel terrible suceso y, tras recibir un anónimo de quien se considera culpable de la masacre, decide tratar de resolver el caso. Se ha comentado que con este texto Stephen King se adentraba por primera vez en el género de la novela negra. Puede ser. Lo que está claro es que toda la historia rezuma esa intensidad tan propia de Tennessee Williams: madre alcohólica, psicópata con infancia turbulenta, joven ayudante de Gleeson con ciertos problemas mentales y unos inestimables conocimientos de informática... no hay personaje que se ajuste a los baremos de “normalidad” en el hipotético caso de que lo normal sea la normalidad.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_