Cómo viajar por Europa cada semana en menos de 20 minutos

‘Arte Europa Semanal’, el espacio informativo de la cadena pública Arte que cuenta de tú a tú los temas que preocupan a los ciudadanos del continente, podrá verse cada domingo desde la portada de EL PAÍS, a partir de este 11 de diciembre

De izquierda a derecha: Anne-Lyse Thomine, Marc Campdelacreu, Anja Maiwald y Catherine Bennett, algunos de los presentadores de las cuatro distintas ediciones de 'Arte Europa Semanal'. En vídeo, adelante del programa.

Los precios han subido en toda Europa. Es algo que los ciudadanos llevan meses notando. El programa informativo Arte Europa Semanal, de la cadena pública Arte, lo analiza en profundidad poniendo como ejemplo la baguette francesa, declarada hace tan solo unos días patrimonio inmaterial de la Unesco. Pero en su versión en español, el periodista Marc Campdelacreu aporta un dato antes de dar paso al reportaje en vídeo: el pan ha subido un 15% en España en el último año. Cuando el formato analizó hace unas semanas la ausencia del brazalete inclusivo One Love en las selecciones europeas que habían decidido lucirlo durante el Mundial de Qatar, él mismo recordó que la española había rechazado llevarlo desde hace semanas. Se trata de aportar contexto local dentro de una mirada más global en torno a los asuntos que preocupan a los habitantes del continente.

El espacio, cofinanciado por la Unión Europea, podrá disfrutarse cada domingo en la edición digital de EL PAÍS a partir de este 11 de diciembre. Su presencia en varios medios llega gracias al acuerdo de distribución exclusiva que la cadena ha firmado con este periódico y otros cinco europeos: Le Soir de Bélgica, Gazeta Wyborcza de Polonia, Kathimerini de Grecia, L’Internazionale de Italia y Telex de Hungría.

“Es un espacio que mira a la Europa que está en otros muchos sitios al margen de la política de Bruselas; que piensa en su gente”, comenta su redactora jefe, Carolin Ollivier, desde la redacción del programa en Estrasburgo, en un edificio con vistas al Parlamento y el Consejo Europeo de una ciudad francesa cercana física e históricamente a Alemania y que ella misma define como “un lugar de nadie y de todos al mismo tiempo”.

Este nuevo programa semanal dura menos de 20 minutos y se ha concebido para un entorno puramente digital. Con una estructura muy específica dividida en tres bloques, está pensado para consumir a la carta y en dispositivos móviles. Y, para llegar al mayor número de espectadores posible y cumplir con su función de servicio público, graba versiones en cuatro lenguas diferentes (español, francés, alemán e inglés) presentadas por periodistas locales. También subtitula su versión en inglés a otros cuatro idiomas del continente (italiano, polaco, griego y húngaro). Cada entrega comienza con un tema de actualidad, que se analiza con un tono ameno y cercano, “pero también riguroso y didáctico”, apunta Ollivier. Un segundo reportaje, algo más atemporal y de tono más social, permite al espectador conocer mejor a los vecinos europeos en asuntos que no suelen colocarse en primera plana de los informativos diarios. Y, para mantener la esencia original de Arte, el espacio cierra con una tercera pieza que concede a la cultura una importancia similar a la de los asuntos políticos y sociales, algo prácticamente inédito en los medios informativos en prensa, radio o televisión. Arte Europa Semanal se suma así a la creciente oferta informativa del canal, junto a los espacios diarios Arte Journal y Arte Journal Junior, que ofrece las noticias al público infantil.

Campdelacreu, uno de los dos profesionales al frente de la versión en español, pasó por los informativos de RTVE y fue subdirector de El objetivo de La Sexta. Su compañera Laura Ribes procede de la radio pública valenciana y de varios medios locales franceses. Desde que se incorporaron al equipo editorial de Arte periodistas españoles y anglófonos, el punto de vista de los informativos del canal ha comenzado a ser más amplio, alejándose del eje francoeuropeo que lo ha definido durante décadas, admite Ollivier. Al espectador español puede sonarle la lucha animalista contra las corridas de toros que el espacio explica en una de sus entregas, pero quizá aprenda algo de las referencias que sus reportajes hacen a las de Francia y Portugal.

Además de los traductores, una parte importante del equipo son los encargados de la imagen gráfica del programa, que intentan atrapar con su fuerza visual desde una tableta, un teléfono o un ordenador “a una audiencia joven que ya no se sienta ante un televisor”. También lo es la red de corresponsales en París, Berlín y Bruselas y de colaboradores independientes que la cadena tiene en otros puntos relevantes de Europa.

Conectar a través de la Cultura

Arte nació a principios de la década de los noventa con una propuesta televisiva muy poco común. Financiado con dinero público alemán y francés, el canal emitía en buena parte del continente a través del satélite, con el deseo de alimentar el sentimiento y la hermandad europea a través de la cultura. Al ampliar su radio de acción al universo digital, se ha reconvertido en una políglota plataforma gratuita que recopila todo tipo de contenido creativo bajo demanda, al margen de su programación lineal.

A través de la versión en español de Arte.tv, bajo la supervisión de su editora Raquel Santos Ortiz, el usuario puede asomarse, por ejemplo, a la Staatsoper de Berlín y su montaje del Turandot de Puccini y al resto de la actual temporada europea de ópera y danza, a un reportaje sobre la Barcelona del escritor Carlos Ruiz Zafón, al cine emergente de la región, a series de televisión inéditas en las grandes plataformas y a documentales sobre ciencia, historia y tecnología.

Candela Peña y Darío Grandinetti, en el último capítulo de 'Hierro'.
Candela Peña y Darío Grandinetti, en el último capítulo de 'Hierro'.Movistar +

La programación de todas las ediciones de Arte es en buena medida de elaboración propia y se alimenta también de la permanente colaboración con las cadenas públicas europeas, como RTVE, y de la coproducción de contenido cultural con empresas del continente. Colaboró con la gallega Portocabo en la creación de Hierro, la exitosa serie de Movistar Plus+. Y su filial Arte France Cinema participó en la de las dos últimas ganadoras de la Palma de Oro del festival de Cannes: Titane, de la francesa Julia Ducournau, y El triángulo de la tristeza, del sueco Ruben Östlund, entre muchas otras triunfadoras en festivales de cine de todo el mundo. Todos los meses de diciembre, su festival digital ArteKino selecciona 12 títulos europeos —en esta edición se encuentra Destello Bravío, de Ainhoa Rodríguez y El Planeta de Amalia Ulman— que compiten por el premio del público.

Una de las grandes apuestas de la cadena paneuropea es el portal Arte Concert, con una enorme selección de grabaciones musicales de todos los géneros. El catálogo acoge retransmisiones en directo y en diferido, al tener acceso a los grandes escenarios y festivales europeos, de la actuación del rapero MC Solaar con la Filarmónica de París al Prix de Laussane de danza. También muestra programas originales, como Tape, que explica desde perspectivas inéditas todo tipo de tendencias sonoras, desde Rosalía a Scorpions. Aunque, explican sus responsables, es curiosamente el rock metal, muy popular entre el público alemán, el género que arrasa en visualizaciones.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Sobre la firma

Héctor Llanos Martínez

Redactor especializado en nuevas narrativas audiovisuales (streaming, pódcast, redes sociales) y en el género documental, con varios años como autor del blog 'Doc&Roll'. Formado en Agencia Efe y elmundo.es, antes de llegar a Verne y la sección de Madrid de El País, escribió desde Berlín para BBC, Deutsche Welle, Cineuropa, Esquire o Yorokobu.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS