_
_
_
_

Elon Musk demanda a una ONG tras la crisis de anunciantes de X

La tecnológica acusa a Media Matters de crear un informe que recopila mensajes neo nazis y supremacistas con el objetivo de “destruir” la plataforma

Luis Pablo Beauregard

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Elon Musk amenazó el fin de semana con presentar una demanda "termonuclear" contra la organización Media Matters.
Elon Musk amenazó el fin de semana con presentar una demanda "termonuclear" contra la organización Media Matters.POOL (via REUTERS)

Elon Musk y X han acudido a los tribunales para frenar la sangría de anunciantes en la plataforma antes conocida como Twitter. La compañía ha demandado este lunes en una corte federal a Media Matters, una organización de izquierdas sin fines de lucro. La red social cree que este grupo activista es responsable de la desbandada de anunciantes como Apple, Disney e IBM que se ha producido en los últimos días con el argumento de que la tecnológica tolera los mensajes antisemitas e incendiarios. “Tan solo este noviembre, Media Matters ha publicado 20 artículos desfavorables en contra de X y Elon Musk. Es una descarada campaña de calumnia”, señala la empresa en su demanda.

X acusa a Media Matters, un grupo apartidista basado en Washington D.C., de afectar su negocio. “Buscan retratarnos como una plataforma dominada por supremacistas blancos y de conspiraciones antisemitas”, señala la compañía de San Francisco en la demanda presentada esta tarde ante un juzgado federal de Dallas, Texas. La tecnológica afirma que la organización ha elaborado informes con algunas de las fotografías de estos mensajes radicales “como si fuera la experiencia típica del usuario”. Estos son enviados a las empresas con el objetivo de desincentivar la publicidad y “destruir a X Corp.”, asegura el documento.

La tecnológica afirma que tiene 500 millones de usuarios activos al mes, pero que la campaña de Media Matters les ha afectado en sus objetivos de aumentar los ingresos publicitarios. De acuerdo con la demanda, la supuesta tolerancia a los mensajes radicales ha puesto en peligro negocios con Amazon, eBay, Bayer, T-Mobile, Samsung, Nokia, Discovery, Office Depot, además de medios como The Wall Street Journal, The New York Times, USA Today Sport Illustrated, The Athletic. La empresa también enlista varias organizaciones deportivas como el club Manchester City, la liga femenina de fútbol y los Falcons de Atlanta de la NFL, además de la liga de béisbol estadounidense, la MLB.

Angelo Carusone, el presidente de Media Matters, ha calificado la demanda de “frívola” y aseguró que esta tiene como objetivo hacer callar a los críticos de Musk y la red social. “Media Matters defiende su investigación y espera a ganar en los tribunales”, escribió Carusone en la plataforma que el dueño de Tesla adquirió por 44.000 millones de dólares en octubre de 2022. En este tiempo, la valoración de la tecnológica se ha ido a pique.

Media Matters busca equilibrar con información el relato de algunos medios en Estados Unidos, especialmente los de derechas, como Rumble o Fox News. Hace unos días aseguró que anuncios de algunas organizaciones deportivas aparecían en el feed de usuarios antisemitas o negacionistas del Holocausto. También aseguran que Hamás, la organización islamista responsable del secuestro de 240 ciudadanos israelíes, se aprovecha de la “débil” moderación de contenidos para propagar mensajes antisemitas.

Linda Yaccarino, la consejera delegada de X, ha salido este lunes a desacreditar el trabajo de la organización no gubernamental. A través de la plataforma que encabeza, la ejecutiva ha dicho que sea falso que tuiteros hayan visto anuncios de empresas como IBM, Comcast u Oracle junto a contenido radical como el que se afirma. En el caso de Apple, una de las compañías que han retirado su publicidad tras los informes de Media Matters, se limitó a “solo dos usuarios”. “La data siempre triunfa sobre la manipulación o las acusaciones. No se dejen manipular. Apoyen a X”, escribió Yaccarino, quien abandonó la NBCUniversal para dirigir la red social tras la adquisición de Musk.

En el texto de la demanda, la tecnológica de San Francisco indica que Media Matters ha “manipulado” los algoritmos de la red social para forzar que la publicidad de grandes empresas aparezca junto a mensajes incendiarios. Los informes del grupo incluyen algunas fotografías que muestran la convivencia de los anuncios con mensajes que incluyen el hashtag #hailHitler o que piden el exterminio de los judíos. “Esto deja la falsa impresión de que es todo menos lo que es: forzado, inorgánico y extraordinariamente raro”, indica X, quien asegura que los métodos utilizados por la ONG hizo que esta viera entre 13 y 15 anuncios más por hora que los usuarios normales.

Los anuncios no son la única polémica que ha salpicado a X. Elon Musk se colocó recientemente bajo los reflectores cuando respondió a un comentario de un usuario que afirmó que los judíos apoyan el mismo odio dialéctico contra los blancos que desean dejar de escuchar en su contra. “Has dicho la verdad”, escribió el magnate tecnológico, quien fue inmediatamente de apoyar dichos antisemitas. Después de su comentario, las acciones de Tesla cayeron.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_