‘Panoramix’, el videojuego que detecta que algo va mal en el cerebro antes de que aparezca el alzhéimer

Investigadores gallegos diseñan una aplicación que capta las señales ocultas del deterioro cognitivo y acelera el diagnóstico en personas reacias a ir al médico

Aníbal, un usuario del centro de Afaga en Vigo para pacientes de Alzhéimer juega a 'Panoramix', el pasado viernes.
Aníbal, un usuario del centro de Afaga en Vigo para pacientes de Alzhéimer juega a 'Panoramix', el pasado viernes.ÓSCAR CORRAL

Siete años llevan trabajando los investigadores de atlanTTic, el centro de tecnologías de telecomunicación de la Universidad de Vigo, para alumbrar Panoramix, un videojuego que según sus diseñadores abre un mundo de posibilidades para combatir la demencia y el alzhéimer. Se trata de un sistema aparentemente sencillo, pero que es capaz de detectar en solo 40 minutos esas primeras señales ocultas del deterioro cognitivo que están ahí “mucho antes de que aparezcan los síntomas”, explica Luis Anido, catedrático de Telecomunicaciones y miembro del proyecto. La aplicación ha sido seleccionada para formar parte de la plataforma europea Gatekeeper, que, con financiación de la UE, ofrece herramientas tecnológicas que mejoren la vida de los mayores en un continente cada vez más envejecido.

Panoramix está compuesto por siete juegos que evalúan diferentes partes de la memoria y puede utilizarse en tabletas y teléfonos móviles. La forma de interactuar el usuario es lo que permite a la máquina captar las pistas que apuntan a que el cerebro humano empieza a fallar. Detecta si el jugador “está sano; si tiene un deterioro cognitivo leve, que es el inicio de una demencia; o si ya tiene demencia”. Sus inventores creen que se podría ofrecer en las salas de espera de los centros de salud o de los hospitales o en los centros de día. Anido puntualiza, eso sí, que se trata de “un sistema de cribado”: “Las señales de alarma deben ser luego verificadas por un especialista” médico. El centro de investigación atlanTTic negocia actualmente con la Xunta para probar la tecnología en los centros sanitarios públicos de Galicia.

Dos investigadores de la Universidad de Vigo, supervisan como Aníbal, afectado por Alzhéimer, juega con Panoramix, el pasado viernes.
Dos investigadores de la Universidad de Vigo, supervisan como Aníbal, afectado por Alzhéimer, juega con Panoramix, el pasado viernes.ÓSCAR CORRAL

Panoramix ayudaría a acortar los tiempos de diagnóstico de unas dolencias en las que la detección precoz es vital para mejorar la calidad de vida de los enfermos. Los casos sospechosos de padecer demencia o alzhéimer llegan a la consulta del neurólogo o del geriatra cuando ya ha avanzado el deterioro cognitivo, mientras que estos juegos hacen saltar las alarmas antes. Los investigadores de atlanTTic indagan ahora si el videojuego sirve además para establecer a priori la probabilidad de que una persona pueda desarrollar una demencia. Aún no tienen resultados.

Uno de los juegos analiza, por ejemplo, la memoria episódica. Consiste en un paseo por una ciudad en el que aparecen una serie de objetos que, en un segundo recorrido, la persona tiene que identificar. El usuario ni siquiera percibe que está siendo evaluado, destacan sus diseñadores, una ventaja importante para propiciar un diagnóstico temprano en quienes sufren el llamado “efecto de la bata blanca”, es decir, recelan de ir al médico o se comportan de diferente manera cuando están delante de él.

Los investigadores han localizado varios casos ocultos de deterioro cognitivo entre las más de 150 personas con las que han probado Panoramix, cuenta Anido. A lo largo del último año, 40 pacientes de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer y otras Demencias de Galicia (Afaga) en Vigo han hecho sus pinitos con el videojuego. Gracias a esta colaboración, se está analizando si la aplicación es efectiva además para ralentizar el avance de una enfermedad que sigue sin tener cura. “Esta herramienta rompe la barrera de los tests formales, que generan estrés y que puedan dar incluso resultados erróneos si se somete a ellos a una persona de forma constante”, afirma Iván Rarís, responsable de proyectos de la ONG.

En Afaga están sorprendidos de lo bien que los mayores a los que atienden han recibido el videojuego. “Hay un trabajo enorme de adaptación por parte de los investigadores”, destaca Rarís. “Les encanta jugar. Rompen su rutina y les gusta”. En la asociación han observado que los enfermos “acuden a Panoramix con más voluntad”, un factor importante porque entre quienes padecen alzhéimer “hay falta de consciencia de la patología y perfiles poco colaboradores”. Permite trabajar con varias personas a la vez, realizar seguimientos individualizados y personalizar los juegos con los gustos de cada usuario.

Rarís añade que Panoramix podría convertirse en “los ojos del neurólogo”, un uso importante porque las demencias son “enfermedades vivas”, que van evolucionando y precisan muchos ajustes en la medicación. “Las familias no pueden afrontar las esperas del circuito clásico [pasar por el médico de cabecera y luego aguardar a una cita con el especialista] y esta aplicación marca ya la evolución de la patología”. Además, considera que serviría para paliar otra dificultad creciente: “Los entornos familiares no hacen más que menguar y los médicos tienen cada vez menos información”.

Para descifrar el cerebro humano, Panoramix bebe del machine learning, esa tecnología de inteligencia artificial que analiza grandes cantidades de datos e identifica patrones, la misma que está detrás, por ejemplo, de las recomendaciones de películas de las plataformas audiovisuales. Sus juegos tienen además “una base científica”, están diseñados “sobre una base de elementos convencionales de evaluación neurológica”, abunda Anido. En su creación han colaborado expertos en psicología de la Universidad de Santiago de Compostela y médicos del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo y es el resultado además de diversas investigaciones desarrolladas desde 2015, basadas en la tesis doctoral de la ingeniera Sonia Valladares. El catedrático de Telecomunicaciones esgrime que fue este “nivel de madurez tecnológica tan elevado” lo que propició que Panoramix haya sido seleccionado por la plataforma europea Gatekeeper de entre 114 propuestas de 23 países diferentes junto a otros 10 proyectos.

“Galicia tiene que convertirse en un polo europeo de conocimiento del envejecimiento porque nuestro presente es el futuro de Europa. Y las nuevas tecnologías son clave para dar respuesta a los cuidados que necesita esta sociedad cada vez más envejecida”, concluye el responsable de proyectos de la asociación gallega de familiares de enfermos de Alzhéimer.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS