Internet

Google, Facebook y Twitter defienden ante el Senado de EE UU su papel en Internet

Los directivos defienden la llamada Sección 230, que les exime del contenido que se publica en redes sociales

Collage de fotos del CEO de Twitter, Jack Dorsey; del CEO de Google, Sundar Pichai; y el CEO y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.
Collage de fotos del CEO de Twitter, Jack Dorsey; del CEO de Google, Sundar Pichai; y el CEO y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.Jose Luis Magana / AP

Nueva cita de calado para los principales directivos de Google, Facebook y Twitter -Sundar Pichai, Mark Zuckerberg y Jack Dorsey, respectivamente-. La audiencia del Comité de Comercio del Senado enfrentará este miércoles a los legisladores con parte de las grandes tecnológicas menos de una semana antes de las controvertidas elecciones presidenciales. En el punto de mira está la llamada la ley conocida como Sección 230, que protege a las compañías de la responsabilidad por el contenido publicado por sus usuarios.

Se trata de la segunda comparecencia de los directivos de las big tech ante los legisladores. A finales de julio, Pichai y Zuckerberg, junto con el CEO de Amazon, Jeff Bezos; y el de Apple, Tim Cook, comparecieron vía telemática ante el subcomité antimonopolio del Congreso de EE UU.

Tanto la Administración del presidente Donald Trump como sus aliados han multiplicado esfuerzos en los pasillos de Washington para atacar la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones. Esta norma no solo cuenta con la inquina de Trump. Joe Biden., el candidato demócrata, también ha pedido en alguna ocasión que se revoque, bajo el argumento de que permite a las empresas eludir responsabilidades.

El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, señaló el martes que la propuesta para reformar una ley que brinda protección de responsabilidad en línea podría dar lugar a más “contenido dañino”, al limitar la capacidad de las plataformas para eliminar material abusivo. Estos comentarios son parte del testimonio preparado por el ejecutivo. “Erosionar los cimientos de la Sección 230 podría hacer colapsar la forma en que nos comunicamos en internet, dejando solo un pequeño número de compañías de tecnología gigantes y bien financiadas”, dijo Dorsey.

“Gracias a la Sección 230, la gente tiene libertad de usar internet para expresarse”, ha defendido por su parte Mark Zuckerberg, el fundador y principal directivo de Facebook. “Creemos en darle voz a la gente, incluso cuando eso significa defender los derechos de la gente con la que no estamos de acuerdo”, añadió.

La llamada Sección 230 es una norma federal creada en 1996 creada para la entonces incipiente industria de Internet. En ese año, a Google le faltaban dos años para nacer y Mark Zuckerberg era un escolar de 11 años. La ley apenas suma 28 palabras: “Ningún proveedor o usuario de un servicio de ordenadores interactivo deberá ser tratado como el publicador o emisor de ninguna información de otro proveedor de contenido informativo”, establece la ley. Este apartado establece que estas empresas son plataformas, y no editores de contenidos. Así las cosas, no se les pueden exigir responsabilidades sobre las publicaciones de sus usuarios.

Legisladores en pie de guerra

Los directivos tendrán enfrente este miércoles a una serie de líderes políticos capitaneados por el jefe de la Comisión Federal de Comunicaciones, Ajit Pai. No hay acusaciones unánimes: el ala demócrata cree que la Sección 230 es demasiado indulgente y permite la proliferación de contenido abusivo e incitaciones a la violencia. Los republicanos, por otro lado, sostienen que se usa de una manera injusta y que da a las plataformas el derecho de reprimir las publicaciones más conservadoras, sobre todo las del presidente Trump.

El senador republicano Roger Wicker, que preside el panel, presentó el 8 de septiembre un proyecto de ley que limitaría esta inmunidad al requerir que las plataformas muestren “razonabilidad objetiva” cuando eliminen contenido. “Las grandes empresas tecnológicas han estirado su escudo de responsabilidad más allá de sus límites y el debate público está sufriendo por ello”, aseguró la senadora Marsha Blackburn al copresentar el proyecto el mes pasado.

Los defensores de la Sección 230 aseguran que la ley proporciona incentivos para un filtrado responsable de los contenidos y que, según algunas de las propuestas, los servicios de internet podrían acabar teniendo que filtrar todo el contenido publicado por terceros, amenazando el modelo de negocio de las redes sociales. Diversos analistas citados por Efe afirman, no obstante, que reformar la Sección 230 es ya inevitable teniendo en cuenta las crecientes preocupaciones sobre el dominio de las grandes plataformas de internet.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50