Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa de videojuegos que más factura del mundo solo permitirá jugar a los niños chinos una hora al día

Tencent limita el tiempo que los menores destinan a sus títulos para atajar la adicción a los videojuegos

Tencent
Un niño juega a un videojuego en Shandong, al este de China.

Los menores de edad en China ya no podrán jugar todo el tiempo que quieran a algunos de sus videojuegos favoritos como el PlayerUnknown’s Battlegrounds o el League of Legends. El gigante chino Tencent, número uno del mundo en facturación de videojuegos, da un paso más para luchar contra la adicción y anuncia que restringirá el tiempo que los niños y adolescentes destinan a jugar a todos sus videojuegos. Para ello, próximamente solicitará a los jugadores información personal y verificará la identidad con una base de datos de la policía, según ha informado la compañía en un comunicado oficial.

Los menores de 12 años solamente podrán jugar una hora al día, y siempre que sea antes de las nueve de la noche y después de las ocho de la mañana. Los jugadores que tengan entre 12 y 18 años tendrán un máximo de dos horas al día para disfrutar de los videojuegos. “Con el fin de proteger mejor la salud de los menores, Tencent usará esta medida comprobada y efectiva contra la adicción en todos los juegos en línea”, explica el gigante tecnológico en el comunicado.

No es la primera vez que Tencent toma medidas para frenar la adicción de los menores. En julio de 2017, ya limitó el tiempo diario de uso de su videojuego King of Glory para evitar que los más jóvenes se conviertan en adictos. Pero este anuncio afecta a un número mucho mayor de ciudadanos: China tiene casi 600 millones de jugadores, según explica el portal especializado en tecnología The Verge. Es decir, una cifra equivalente a casi el doble de la población de Estados Unidos.

El gigante chino aplicará esta restricción a finales de este año en 10 juegos para el teléfono móvil y, a partir de 2019, en todos sus videojuegos. Para poder usar cualquiera de los juegos de Tencent, los jugadores tendrán que registrarse con su carnet de identidad chino. La compañía, por lo tanto, tendrá que revisar la edad de millones de jugadores con este nuevo sistema.

A partir de ahora, además de recopilar todos los hábitos de juego de los usuarios, Tencent también almacenará información personal de los menores. Por lo tanto, la iniciativa puede suponer un ataque a la privacidad de los niños y adolescentes.

Pero para la compañía, la prioridad es seguir trabajando para garantizar la salud de los niños y adolescentes: “La industria promueve tecnologías y experiencias relevantes y trabaja junto con toda la sociedad para proteger el crecimiento saludable de los menores”. Aún así, esta medida no evitará que los menores tomen prestados los teléfonos de sus padres y otros adultos.

El videojuego King of Glory es “veneno”

En los últimos años, Tencent ha recibido duras críticas por la adicción de menores a algunos de sus videojuegos. Por ejemplo, el diario People´s Daily, propiedad del gobierno chino, afirmó en 2017 que el juego King of Glory era “veneno” y una “droga” que perjudicaba a los adolescentes, según informa la BBC.

La compañía, que posee WeChat y es un importante accionista de Spotify y Snapchat, obtiene la mayor parte de sus ingresos de esta industria. De hecho, es la compañía con más facturación derivada de los videojuegos del mundo por delante de Sony o Microsoft. En 2017 tuvo unos ingresos de 18.100 millones de dólares —unos 16.000 millones de euros—, según Newzoo, una firma de análisis de mercado especializada en videojuegos y eSports. Sin embargo, según señala The Verge, los precios de sus acciones han caído casi un 40% este año.

Trailer del videojuego 'King of Glory'.

Tencent también recibió presiones por parte de las autoridades el pasado verano, después de que el presidente Xi Jinping indicara que muchos niños sufrían problemas ópticos graves por jugar demasiado a videojuegos. El gobierno aseguró estar tomando medidas al respecto y decidió dejar de otorgar a las grandes tecnológicas licencias de ventas para sus videojuegos. Esta pausa, según el mismo diario, le costó a Tencent una pérdida de unos 1.500 millones de dólares —unos 1.300 millones de euros—, ya que no pudo lanzar algunos juegos que había desarrollado.

La adicción a los videojuegos afecta a nueve de cada 100 usuarios

China se ha convertido en el mayor mercado de videojuegos del mundo, superando a países tan importantes en este sector como Japón y Estados Unidos. Pero el problema de la adicción también está presente fuera del país. Cada vez son más los estados que se preocupan por la adicción a los videojuegos. Estudios internacionales señalan que hasta un 9% de las personas que juegan alrededor del mundo sufren adicción a los videojuegos. Este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido, por primera vez, el trastorno por videojuegos como enfermedad mental en la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11, por sus siglas en inglés).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información