Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS CRÓNICAS
INTERNACIONALES

Los niños chinos solamente podrán jugar una hora al día a su videojuego favorito

El gigante tecnológico Tencent limita el tiempo de uso de su videojuego 'King of Glory' a los menores de edad

Los niños chinos solamente podrán jugar una hora al día a su videojuego favorito

Unos 80 millones de usuarios en China, una cifra equivalente a la población de Alemania, juegan cada día al King of Glory. Muchos de ellos son niños y adolescentes, que se pasan horas y horas batallando con otros usuarios a través de su teléfono móvil, si es que no lo hacen con el de alguno de sus progenitores. Estos maratones, al menos con este videojuego, han pasado a la historia: el gigante de Internet Tencent, propietario del juego, ha decidido establecer un máximo de tiempo diario de uso de la aplicación para evitar que los más jóvenes se conviertan en adictos.

En un comunicado, Tencent informa que desde este martes los menores de 12 años solamente podrán jugar una hora al día, y siempre que sea antes de las nueve de la noche. Entre los 12 y los 18 años el tiempo máximo permitido aumentará a dos horas por jornada. Una vez superado este límite, los usuarios "son obligados a desconectarse". Para evitar que los menores burlen estos controles mintiendo sobre su edad, la empresa reforzará el sistema de registro con nombre real.

"Nos preocupa que si los jóvenes carecen de suficiente autocontrol, una mala asignación del tiempo de juego afecte a su aprendizaje y a su vida, por lo que queremos adoptar medidas más estrictas", dijo la empresa. La compañía también ha limitado la cantidad de dinero que los menores pueden gastarse cada día. King of Glory es muy similar al más internacional League of Legends, un juego por equipos que se basa en las batallas y la estrategia. Si bien es gratuito, existe la posibilidad de comprar objetos virtuales que ayudan a avanzar. Y los usuarios chinos no se lo piensan dos veces.

Según la agencia oficial Xinhua, King of Glory -también traducido como Honor of Kings- es el videojuego más rentable del mundo, con 200 millones de usuarios registrados de los cuales 80 juegan cada día. En el primer trimestre del año, Tencent se embolsó unos 6.000 millones de yuanes (unos 780 millones de euros) solamente gracias a esta aplicación. Los inversores, de hecho, reaccionaron negativamente al anuncio. Las acciones del gigante tecnológico, que cotiza en la Bolsa de Hong Kong, cayeron este martes un 4,13%, lo que se traduce en 12.300 millones de euros de pérdidas en capitalización bursátil.

Tencent, propietaria también de la popular aplicación de mensajería instantánea WeChat, decidió mover ficha al mismo tiempo que se multiplicaban las críticas hacia el videojuego. Los editoriales de importantes medios estatales como el Diario del Pueblo lo habían puesto en su punto de mira, calificándolo de "difundir mensajes y energía negativa" o de "arruinar la vida" de algunos usuarios, particularmente los nacidos en este siglo. Las noticias sobre niños que se han gastado miles de euros de sus padres en el King of Glory han sido recurrentes desde que su popularidad se disparó. Y en abril, un periódico de la provincia de Cantón informó del caso de una adolescente de 17 años que tuvo que ser hospitalizada tras pasar 40 horas seguidas jugando y haber sufrido un infarto cerebral.

China fue el primer país del mundo que en 2008 reconoció la adicción a Internet como una enfermedad y tiene pendiente aprobar un borrador de ley que prohíbe a los menores de 18 años jugar a videojuegos online entre medianoche y las ocho de la mañana. Según la propuesta, sería obligatorio instalar un programa que avisaría de inmediato a las empresas propietarias de los juegos en caso de que algún joven noctámbulo quisiera burlar la prohibición. Este software, junto al hecho de que los usuarios tienen que registrarse con sus nombres y datos reales, identificaría qué usuarios conectados en horas intempestivas son menores de edad y les bloquearía el acceso.

"A pesar de que no hay aún leyes claras para protegerse contra la adicción al juego a través de dispositivos móviles, hemos decidido tomar la iniciativa y esperamos que, mediante la limitación de tiempo, podamos disipar las preocupaciones de los padres", dice Tencent en el comunicado. La decisión ha sido alabada por muchos en las redes sociales chinas, aunque algunos dudaban de si será suficiente: "Estos pequeños diablos (en referencia a los jugadores menores de edad) van a robar el documento de identidad de sus padres para registrarse. ¡Pronto habrá un enorme mercado negro de cuentas de adultos!", aventuraba un usuario.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información