Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pacto contra las armas letales autónomas

Miles de expertos y organizaciones se posicionan en contra de la inteligencia artificial en operaciones militares

Empresas tecnológicas rechazan el uso de las armas inteligentes en operaciones militares Ampliar foto
Empresas tecnológicas rechazan el uso de las armas inteligentes en operaciones militares

Líderes del sector tecnológico como Elon Musk, junto con más de 170 organizaciones y 2.500 expertos, han acordado rechazar el desarrollo, fabricación, uso o comercio de armas letales autónomas en la Conferencia Internacional Conjunta sobre Inteligencia Artificial(IJCAI) de 2018, celebrada en Estocolmo. "La inteligencia artificial está preparada para desempeñar un papel cada vez más importante en los sistemas militares", señala el documento firmado por las instituciones, que destaca que "existe una oportunidad y necesidad urgente para que los ciudadanos y legisladores distingan entre los usos aceptables e inaceptables" de esta tecnología.

La propuesta ha sido elaborada e impulsada por el Future of Life Institute, un instituto especializado en la investigación sobre el riesgo de las nuevas tecnologías para el futuro de la humanidad. La han respaldado líderes del sector como el jefe de Inteligencia Artificial de Chocolate's Factory, Jeff Dean, o como Demis Hassabis y otros fundadores de Google DeepMind, una compañía inglesa de inteligencia artificial.

El pacto se basa en el principio de que "la decisión de terminar con una vida humana nunca debería pertenecer a una máquina", según un informe de la organización impulsora que destaca que las armas letales que toman decisiones sin intervención humana pueden "desestabilizar países y a sus ciudadanos", especialmente si tienen acceso a sistemas de vigilancia y de datos. "Además, las armas autónomas letales tienen características bastante diferentes respecto a las armas nucleares, químicas y biológicas", destaca el Future of Life Institute. “Y las acciones unilaterales de un solo grupo podrían desencadenar una carrera de armamentos que la comunidad internacional carece de herramientas para manejar”, añade el documento.

El informe finaliza haciendo un llamamiento a los gobiernos para crear un futuro "con fuertes normas internacionales, regulaciones y leyes contra las armas letales autónomas", y solicitan a ellos y a empresas tecnológicas unirse al pacto.

Más información