Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apps y webs para cumplir el propósito de aprender idiomas, pero de forma divertida

La tecnología nos puede ayudar a aprender o mejorar un idioma con un esfuerzo mínimo

Pantallazo de la web Locallingual, que recopila patrones sonoros del mundo. Ampliar foto
Pantallazo de la web Locallingual, que recopila patrones sonoros del mundo.

El cambio de año siempre es una oportunidad para ‘resetear’ nuestra mente e intentar culminar al fin todas esas cosas que nos habíamos propuesto anteriormente. Una de ellas suele ser el aprendizaje de idiomas. Algo que siempre tenemos presente, pero nunca encontramos tiempo para ello. Afortunadamente la tecnología nos puede ayudar a aprender o mejorar un idioma con un esfuerzo mínimo e incluso divertido a través de nuestro ordenador y smartphone.

Lyricstraining

Para los amantes de la buena música, que mejor que ella para aprender un segundo idioma. Incluso de esta manera nuestro cerebro es capaz de asimilar mejor un idioma y aprenderemos diferentes acentos del mismo. Lyricstraining nos propone, a modo de juego, que rellenemos los huecos de las letras de las canciones que van apareciendo debajo de los vídeos musicales. Las opciones de grupos musicales y géneros son muy amplias, ya que podemos buscar desde lo más clásico a lo más actual. Este servicio dispone de 10 lenguas que van desde el inglés, francés o alemán, hasta algo más exótico como el japonés o el turco. Podemos aumentar el nivel de dificultad desde el básico con un mínimo de 32 palabras que rellenar, hasta el nivel experto donde hay que saberse la canción entera.

Los mismos creadores de esta web han desarrollado la aplicación móvil LyricsTap, que en este caso, en lugar de escribir directamente la palabra, tendremos que seleccionarla a partir de las opciones que aparecen en la pantalla mientras se reproduce el vídeo musical.

Locallingual

El interface es un mapamundi donde es posible señalar un país para comprobar cómo va variando el idioma de una a otra

Se trata de un proyecto web a partir del cual se pretende recopilar los patrones sonoros de las diferentes regiones del mundo. El interface es un mapamundi donde es posible señalar un país y dentro de este las diferentes regiones para comprobar cómo va variando el idioma de una a otra. Este proyecto quiere además ser colaborativo y por eso permite al usuario incluir sus propias grabaciones, ya sean para aportar ejemplos de su zona concreta, como para, por ejemplo, pronunciar el nombre otro país u otra ciudad del mundo en su idioma. El proyecto está aún muy inmaduro, ya que apenas acaba de salir, pero promete ser un repositorio dialéctico bastante interesante, sobre todo para aprender la pronunciación de idiomas desde un punto de vista nativo.

ABBYY Lingvo Live

De nuevo encontramos un proyecto colaborativo con Lingvo Live, ya que esta plataforma además de ayudarnos con las traducciones de 15 idiomas diferentes con más de 140 diccionarios online como herramienta (Collins y Larousse entre ellos), tiene la particularidad de ser totalmente participativa. Como una red social, cada usuario puede calificar y comentar sobre las traducciones, ayudar a resolver dudas idiomáticas, así como compartir publicaciones y fotos relacionadas con el aprendizaje de idiomas. Es lo que conocen como Social Dictionary. Posee además una aplicación gratuita que permite disfrutar de todo ese contenido desde el móvil.

Memrise

Esta plataforma contiene más de 300.000 cursos en más de 200 idiomas y su método se basa en impartir minicursos que se pueden crear a medida los propios usuarios y donde se potencia el uso de reglas nemotécnicas para aprender vocabulario y la gamificación (un método que propone mecánicas de juego en entornos normalmente serios para llegar a un fin) para potenciar el avance de los estudiantes a través de la rivalidad, ya que se obtienen puntos con cada curso terminado.

Menrise propone que seamos unos agentes secretos de élite capaces de superar una serie de misiones gracias nuestras habilidades lingüísticas

La aplicación móvil de Memrise continua con el espíritu de la ludificación, ya que nos propone que seamos unos agentes secretos de élite capaces de superar una serie de misiones gracias nuestras habilidades lingüísticas. Sin duda un proyecto de storytelling con el que aprender vocabulario sin darte cuenta.

Duolinguo

Creada por el padre de los Captcha, Luis von Ahn, fue una de las primeras apps de idiomas en apostar por la gamificación como método de aprendizaje. En su caso tan solo hay que seguir las lecciones ganando y perdiendo vidas y niveles según se nos dé el aprendizaje. El esfuerzo de superación que supone ganar puntuación hace que aprendamos a leer, escribir y hablar otro idioma de manera más efectiva y tan adictiva como un videojuego. Según sus propios creadores 34 horas de Duolingo equivalen a un semestre de estudios universitarios.

Con esta plataforma se puede aprender inglés, francés, alemán. Italiano, portugués, catalán e incluso guaraní y esperanto. Duolinguo dispone además de una plataforma web para escuelas donde profesores y alumnos pueden disfrutar juntos de sus ventajas educativas.

Busuu

El catálogo abarca hasta 12 lenguas y nos permite probar algunas lecciones gratuitamente, aunque disponen de una parte Premium mucho más completa

Adopta el nombre de un idioma camerunés que solo hablan 8 personas en el mundo y se basa en el aprovechamiento de los ratos muertos para aprender idiomas. Según sus creadores basta con 10 minutos diarios para establecer un buen ritmo de asimilación. Es más tradicional en cuanto al método, pero también propone algunos juegos interactivos o conversaciones con nativos para perfeccionar el acento. Su catálogo abarca hasta 12 lenguas y nos permite probar algunas lecciones gratuitamente, aunque si queremos tomárnoslo en serio disponen de una parte Premium mucho más completa con ejercicios de gramática, certificados oficiales, disponibilidad de contenidos offline, e incluso cursos específicos para viajar.

Word of the day

Esta curiosa aplicación nos enseña una palabra distinta al día, que va acompañada de su significado, pronunciación y tipo de vocablo. De esta discreta forma la app nos va introduciendo palabras cada vez más complicadas para que las asimilemos de forma natural. El único inconveniente es que solo está disponible para el entorno iOS y únicamente para aprender inglés.

Más información