Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil prohíbe Secret, una aplicación que publica desde el anonimato

La Justicia del Estado de Espirito Santo pide a Apple y Google que la eliminen para evitar el ciberacoso

Chrys Bader en la sede de Secret.
Chrys Bader en la sede de Secret.

Se presentan como la mejor forma de hacer que la información relevante salga a la luz, pero la ola de aplicaciones que publican desde el anonimato tienen todavía algunas aristas por resolver. Secret, la más popular, cuya sede está en San Francisco, acaba de ser prohibida en Brasil. La sentencia de la Justicia del Estado de Espirito Santo llega tras estudiar la petición del abogado Marcelo Zenkner para que Apple y Google desactiven la descarga de Secret de sus respectivas tiendas de aplicaciones para iPhone y Android. Además, impone una multa de 20.000 reales (6.700 euros) por cada día que sigan en el escaparate los programas, aunque les otorga un margen de diez días para eliminarlo.

Zenkner argumenta que la constitución brasileña no ampara el anonimato, según el artículo 5, apartado VI, y que, en consecuencia, el programa no puede funcionar en el país. Insiste en que varias víctimas de difamación en la aplicación se han puesto en contacto con él. Entre los afectados cita a una madre cuya hija dejó de ir al colegio tras los comentarios de compañeros difundidos a través de este medio.

En el documento se pide también que cierre también Cryptic, muy similar, que imita la mecánica de la original, pero solo funciona con Windows Phone, los móviles de Microsoft.

Tanto Secret como Apple, de momento, han declinado hacer comentarios al respecto y la aplicación sigue disponible para descarga. Google, en cuya tienda sigue activa la aplicación, ha emitido una nota: “Cualquiera puede denunciar una aplicación si cree que viola alguno de los términos de uso de Google Play o la ley brasileña. Google va a analizar la denuncia para, si encontrase alguna violación, dar de baja la aplicación”.

En una conversación con EL PAÍS, Chrys Bader, cofundador de la aplicación, explicaba en su sede de San Francisco que Brasil, junto a China, Rusia e Israel son los países en donde más éxito registran.