Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Getty regala fotos, pero a cambio de publicidad

La agencia de imágenes rompe el acuerdo con el sitio Flickr

Getty regala fotos, pero a cambio de publicidad

El material que más se copia en internet no son las películas; ni la música ni los libros. Son las fotografías. Por eso la principal agencia de fotografía del mundo, Getty Images, lleva tiempo intentado influir en la forma en la que se comparten fotos en la red. Entre otras cosas porque muchas de las que se muestran en blogs y redes sociales son distribuidas por esa agencia. Hace pocos días la Getty anunció que a partir de ahora varios millones de sus fotos podrán ser compartidas gratuitamente en redes sociales y blogs. Aunque entre las fotos que se quedan fuera del alcance de ese anuncio son las más preciadas, las de actualidad.

En un tiempo en el que los grandes almacenes de fotos son las redes sociales y no las agencias de fotos, como sucedía hace pocos años, Getty intenta poner diques de contención contra ese tsunami. Una de las primeras medidas fue firmar hace cinco años un acuerdo con Flickr para que algunas de las fotos de esa red social pudieran ser comercializadas por esta agencia. Siempre, claro, que los usuarios dieran su consentimiento. Ahora la agencia ha anunciado que no renueva su pacto con Flickr, aunque sin precisar los motivos de la ruptura.

Lo cierto es que la red social de Yahoo aunque ya no goza del esplendor de tiempos pasados sigue siendo el principal archivo para obtener imágenes de calidad con licencia Creative Commons. Además, lleva años apoyando con el proyecto Commons la digitalización y libre difusión de archivos fotográficos pertenecientes a instituciones de todo el mundo, entre las que se encuentra por ejemplo la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos o la Nasa.

Entre los motivos que han llevado a Getty a permitir que muchas de sus fotos puedan ser pegadas como código HTML en un blog o una red social, como se hace por ejemplo con los vídeos de Youtube, está el de seguir los pasos de la red de fotografía más popular del momento: Instagram. Pues cada vez son más las imágenes de la red comprada por Facebook que se distribuyen por todo internet, medios de comunicación incluidos, incrustándolas como código.

Eso ha provocado que las fotos y vídeos de Instagram se dejen ver por todo internet, rebasando así las fronteras de su aplicación y de su web. Lo que seguramente ha influido en que se firme el multimillonario acuerdo publicitario al que Instagram llegó con Omnicron hace pocos días para exprimir sus anuncios (que aún no se dejan ver entre los usuarios de España).

Getty parece que también intenta ganar en visibilidad y que no sólo periodistas de todo el mundo entren a diario en su archivo. Además busca obtener ingresos de un público que hasta ahora no pagaba por usar sus fotos, pues los blogs que usen el servicio se convertirán en un escaparate para la agencia. Para entender la nueva estrategia de la agencia es importante leer la letra pequeña de los términos de uso del nuevo servicio para difundir sus fotos en internet. Entre otras cosas se dice que no está permitido que las imágenes se utilicen en webs o blogs comerciales ni para fines publicitarios (aunque al parecer se tolera que obtengan ingresos mediante publicidad de Google). Getty también podrá con esta herramienta obtener datos sobre el uso que hacemos de las imágenes. Lo que les permitirá entre otras cosas saber las más demandadas de su archivo para ajustar su oferta. Además, en el visor que acompaña a cada foto con el logo de la empresa se reservan la posibilidad de insertar publicidad. De hecho, un portavoz de la empresa ha explicado a The British Journal of Photography que confían en implantar anuncios en un “futuro próximo”.

La enorme facilidad con la que es posible descargar una imagen de internet y volverla a publicar provoca recelos entre muchos fotógrafos. Pero lo cierto es que internet es el mejor escaparate posible para los que viven de hacer fotos. Sobre todo teniendo en cuenta que son muchas las opciones para que una imagen pueda ser difundida de forma similar a como lo hace ahora Getty. Además del citado caso de Instagram también Facebook, Twitter, Flickr, Google+, Pinterest y 500px permiten obtener un código HTML para difundir una imagen. Aunque las diferencias entre unas y otras a la hora de usar ese método son importantes.

Facebook, Twitter, Google+ y Pinterest tienen el inconveniente de que las fotos que aparecen publicadas en ellas al ser insertadas en un blog se ven a un tamaño muy reducido. Menor incluso que el de las fotos de Getty. Pero si recurrimos a Flickr o 500px podemos publicar fotos de mayores dimensiones. En Flickr esa opción sólo está disponible para las fotos compartidas con licencia Creative Commons, pero en 500px cualquier foto puede ser publicada incrustando su código HTML con un tamaño de 900 píxeles de ancho. Lo que permite ver la imagen con bastante calidad en una pantalla.

El tiempo dirá el alcance que puede tener esta medida tomada por Getty. Si tiene éxito otras agencias de fotografía, y quizá algunos medios de comunicación, probablemente sigan sus pasos para plantar cara a las redes sociales. La clave será ver cómo reaccionan los que usen el nuevo servicio cuando Getty active su publicidad y se topen con anuncios en sus blogs.