Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los libros electrónicos, entre dos tierras

El dueño de un Kindle cuatriplica las compras de libros digitales

Un descanso en la feria.
Un descanso en la feria.

Papel o digital. Las ventas de libros digitales en Amazon duplican ya a las de libros impresos, y cuando uno de sus clientes adquiere un Kindle, pasa a comprar hasta cuatro veces más libros en este formato. Son datos presentados por Ezequiel Szafir, vicepresidente de Kindle en Europa, en el Congreso del Libro Digital que se celebra en Barbastro (Huesca) durante jueves y viernes.

La tendencia es imparable, pero el momento de transición. "Los autores aspiran a que los fiche una editorial", admite uno de los participantes, Gabri Ródenas, el "escritor hacker" que edita con éxito sus propias novelas en formato digital. "Aún no se puede vivir de la autoedición", concluye.

Sin embargo, se abren nuevos caminos al éxito editorial, como para Manel Loureiro, que empezó publicando su novela de terror Apocalypse Z en un blog y hoy en día ha superado la barrera de los 200.000 ejemplares en EEUU, lo que lo sitúa en la misma liga que Carlos Ruiz Zafón o Javier Sierra.

El precio de los libros electrónicos parece suscitar aún más controversia. Para los editores tradicionales, los precios reducidos de los libros electrónicos no pueden sostener a la industria. Para los digitales, la ley de precios fijos y el IVA de 21% que grava a los libros es un obstáculo para que se consolide un sector boyante en otros países y aún retrasado en España.

Una discrepancia similar rodea a la piratería. Para Luis Solano, fundador de Libros del Asteroide, la coerción y la educación son las vías para erradicar esta actividad, que sin embargo Ernest Folch, director de Ediciones B, considera una oportunidad perdida por la escasez de oferta de libros electrónicos, ya que cuando el lector no encuentra lo que busca, o el precio es muy alto, "se crean piratas".

La tecnología, el papel de las redes sociales, el futuro del negocio editorial y los libros electrónicos en la educación ocupan el resto del programa del congreso que concluye este viernes.