Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apparcar, una aplicación para acabar con una pesadilla

Oviedo prueba este sistema de reserva de plazas de aparcamiento

Carlos Muñoz y Javier Gutiérrez, ingenieros por la Universidad Politécnica de Madrid y con experiencia en consultoría tecnológica y startups, decidieron dejar sus trabajos para emprender. “Tenían varias ideas, pero no se habían decidido por ninguna”, cuenta José Luis Leirós (economista vigués con experiencia en Silicon Valley), consejero delegado y fundador de Apparcar. “Un amigo en común nos presentó para que les ayudara a escoger la que tuviera más potencial. Quedamos y compartí con ellos la visión de Apparcar. Yo buscaba un equipo técnico para lanzar el proyecto. Poco después, estábamos trabajando juntos”. Actualmente, Muñoz se encarga de dirigir la parte tecnológica y la gestión del desarrollo técnico de Apparcar, mientras que Gutiérrez es responsable de mejorar, agilizar y simplificar el proceso de aparcamiento.

Apparcar es una aplicación móvil gratuita que permite encontrar un aparcamiento libre en la calle, en el punto más cercano a un destino y reservarlo. El sistema se basa en un nuevo tipo de plazas que están numeradas y delimitadas por los ayuntamientos. Leirós explica que “sabemos en tiempo real qué espacios están ocupados, aquellos en las que otros conductores han hecho un check-in, como en Foursquare, y un pago. Por lo tanto, podemos mostrar a los conductores las plazas que están libres sin necesidad de utilizar sensores”. Con ello, Leirós asegura que “ayudamos a solventar un grave problema que afecta a la movilidad urbana, al consumo energético y a la contaminación. Por otra parte, en el futuro, se podrían reducir los costes que suponen las infraestructuras y mantenimiento de los parquímetros o de los sensores”.

La primera ciudad con esta tecnología es Oviedo. “Buscábamos una ciudad de tamaño medio con graves problemas de aparcamiento. A raíz del premio en el concurso de ‘2020 for 2020 startup, Madrid Emprende nos puso en contacto con el ayuntamiento, que apuesta por convertirse en una ciudad inteligente y está haciendo un esfuerzo grande para apoyar a los emprendedores”, dice Leirós.

El Ayuntamiento de Oviedo facilitó a Apparcar 33 plazas en la calle José López Muñiz, situada a escasos minutos del centro histórico de la ciudad, y que solo pueden ocupar los conductores que las reserven a través de la aplicación. Leirós está muy satisfecho de los resultados que consiguieron en una semana. “Casi 1.400 conductores que han hecho más de 400 reservas en esos espacios. Mediante diferentes encuestas, se sabe que más del 90% desea ampliar las plazas disponibles a través de Apparcar”. Por ahora, el sistema funciona gratuitamente. "La idea es que más adelante el conductor pague cuando aparque por el tiempo que vaya a ocupar la plaza".

La aplicación, disponible para teléfonos con sistema operativo iOS (iPhone) y Android, funciona como un típico sistema de gestión de reservas. “Al igual que no necesitas sensores en un teatro para saber qué butacas están ocupadas, nosotros tampoco los necesitamos para poder saber la ocupación de las plazas”, comenta Leirós. “Cuando el conductor llega hasta el aparcamiento que ha reservado, hace un check-in e indica por cuánto tiempo quiere estacionar su vehículo. Esto se ve reflejado en nuestra base de datos. Contamos con un controlador que, equipado con un teléfono inteligente, tiene información en tiempo real de lo que está sucediendo. Su labor es comprobar que las plazas que deben estar libres no estén ocupadas por conductores sin reserva”. Además, el controlador cuenta con la ayuda de los conductores en su tarea. Así, si un conductor se encuentra con que no puede aparcar donde ha reservado, puede reportar una incidencia con un clic. En este momento el sistema le asigna otra plaza y el controlador recibe una alerta para que compruebe lo que está sucediendo. Si esta situación ocurriese, el conductor recibirá un descuento para estacionar en el próximo espacio más cercano.

Leirós espera que en un futuro Apparcar esté disponible en más ciudades españolas. Por otro lado, cree que su sistema derivará en una total conectividad de los coches con la ciudad. “En muy pocos años serán habituales los vehículos conectados. Aunque ahora somos una aplicación móvil, creemos que dentro de un tiempo aparcar será tan sencillo como preguntarle a tu coche dónde hay una plaza libre". Apparcar tiene previsto convertirse en una alternativa más dinámica, eficiente y menos costosa que la actual zona azul.