La venta de música en España cae un 12,4%, hasta su mínimo histórico

Sube el 'streaming', el 18%, una modalidad mucho más económica que la compra de música por Internet

La venta tradicional de música descendió un 12,4% en la primera mitad de 2013, alcanzando su mínimo histórico en España, según el informe de Promusicae.

El gasto del público fue de 55,9 millones de euros en música grabada, tanto físico como digital, cuando el pasado año fue de 63,7 millones. En el año 2001 el gasto fue de 335 millones de euros.

La modalidad de pago por streaming sigue aumentando, de 8,7 millones hace un año a 10,4, gracias a servicios como Spotify, Deezer o Xbox Music. El aumento de ingresos por este concepto no cubre el resto de caídas, ya que este método de consumo musical, de oír y no almacenar, es aún más barato que la compra de música por Internet, ya de por sí más económica que la compra en las tiendas de calle. Un servicio musical ilimitado de streaming ronda los 10 euros, prácticamente lo mismo que la compra de un solo disco en iTunes, que cuesta la mitad que el físico.

Por eso las descargas de música, tanto en internet como en el móvil caen un 7,5% y la compra de música para personalizar teléfonos móviles (tonos y ringbacktones), en otro tiempo una buena fuente de ingresos, cae un 33,7%. Las ventas de CD físicos cayó un 23%, de 39,3 millomnes de euros a 30,1 millones.

En términos globales, las compras digitales suben en esta primera mitad de año de 24,4 a 25,7 millones de euros, un 5,3% más. El 46% del dinero que los españoles invierten en música grabada corresponde es digital, frente al 54% de los soportes tangibles, ocho puntos de diferencia cuando hace solo un año era de 24 puntos.

Para el presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, la culpa de la situación de la industria discográfica española la tienen la piratería, la subida del IVA al 21% y la "dejación de funciones" del Gobierno.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS