Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google y Twitter recuperan la moda de las imágenes GIF

Las redes sociales aceptan estos archivos para la foto de los perfiles

Google y Twitter recuperan la moda de las imágenes GIF

Es retro, lento, a veces desastroso y pesa bastante, pero el GIF mantiene su encanto. Nació como uno de los formatos primitivos de los navegadores, cuando apenas había interacción.

Este rudimentario archivo, cuya extensión .gif significa formato gráfico de intercambio, vuelve a la red. Ya no solo se utiliza en emoticonos y alertas, también como foto de perfil y para contar pequeñas historias. De ahí que se puedan poner como un retrato en movimiento en Google+, que el servicio de vídeo de Twitter, Vine, se base en esta tecnología con microsecuencias de solo seis segundos, o que Google haya incluido en el buscador de imágenes la posibilidad de acotar por “imágenes en movimiento” para referirse precisamente a este vetusto archivo.

Todo esto no impide que los gifs vuelvan a estar de moda. Si hay cabida para Minecraft, un juego deliberadamente pixelado, ¿por qué no darle una segunda oportunidad de los iconos que simulan bombillas rojas de advertencia o los obreros subidos en el martillo hidráulico para avisar cuando una web estaba en construcción?

Entre sus puntos negativos está el peso. Un gif se compone de varias imágenes superpuestas en bucle, se repite sin fin si así se desea. De hecho, la manera más clásica de crear uno está en superponer capas en Photoshop, indicar una frecuencia de reproducción y exportarlo como .gif.

Si no se quiere hacer uno, se puede ir directamente a Google y buscar solo por esta extensión. También darse un paseo por la catatónica Gifmania. El resultado es una página que a los internautas más veteranos les dará la sensación de estar de nuevo en Geocities, uno de los primeros servicios de autopublicación.

Si uno se anima y quiere crear su propia imagen, las opciones son muchas. Lo más sencillo es optar por Vine, que solo funciona en iPhone, o GifMator, también para iOS.

Picasion es la solución web más fácil. Tan solo hay que subir varias imágenes en el orden en que se quiera que se reproduzcan y devuelve un archivo encadenado con ellas. Sin más complicaciones. Una idea, por ejemplo, es disparar con la cámara en ráfaga y después subir la secuencia. Esta web nos lo devuelve como una minipelícula. Se puede elegir tamaño y velocidad de reproducción. Es gratis, la página se financia con publicidad en forma de banners.

Los amigos de las complicaciones y filigranas lo pueden pasar en grande con Gif Ninja, una web con la misma finalidad, crear un gif, pero con múltiples opciones. Desde un exhaustivo control de la velocidad, retoques de color, división de un gif en varios, unión de los mismos... hasta convertir un vídeo en .gif. Gifmaker es también recomendable. Tanto como Gickr.