Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google duplica el desvío de dinero a las Bermudas

El buscador se ahorró 2.000 millones de dólares en impuestos el pasado año en todo el mundo

Sede de Google España.
Sede de Google España.

Google evitó pagar en impuestos 2.000 milones de dólares (unos 1.550 millones de euros), al trasladar a una sociedad ficticia de las Bermudas 9.900 millones de dólares, el doble de los tres años anteriores, según ha informado la agencia Bloomberg.

La cantidad enviada a las Bermudas es equivalente al 80% de las ganancias brutas del pasado año. Los perjudicados son casi todos los países donde tiene sede, aunque Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Australia son los que van a la vanguardia de cambiar sus leyes nacionales para evitar que las empresas de Internet sigan escapándose por sus resquicios legales para evitar mayores cargas impositivas.

"La estrategia fiscal de Google y otras multinacionales es una vergüenza profunda para los gobiernos de toda Europa", manifestó a Bloomberg Richard Murphy, director de Tax Research LLP en Norfolk, Inglaterra. "La conciencia política que ahora se está creando en el Reino Unido, y en menor medida en otras partes de Europa, es: O ellos o nosostros. La gente entiende que si Google no paga alguien tendrá que pagar o se cortarán servicios públicos".

Google cumple escrupulosamente las leyes ficales, como se encarga de destacar, por lo que los países deberán cambiar sus leyes para impedir que siga el mismo comportamiento. El año pasado, Google pagó en impuestos el 3,2% de sus beneficios, pese a que la mayoría de sus ingresos se realiza en Europa, donde la tasa impositiva oscila entre el 26% y el 34%. Google aprovecha la excepción de Irlanda (12,5%), un país también de la Unión Europea, para que todos los contratos europeos sean firmados con su oficina irlandesa, aunque el origen del dinero esté en otros países. Es decir, que los gastos se cargan en cada oficina local, pero los ingresos son siempre de la sede irlandesa.

Solo el Reino Unido, segundo mayor mercado de Google, genera el 11% de las ventas del buscador, según documentos de la empresa. Sin embargo, Google paga unos 8 millones de euros en impuestos en ese país. En el caso de Francia, Hacienda le reclama 1.300 millones de dólares (unos mil millones de euros) tras haber examinado los contratos firmados entre las agencias publicitarias francesas y Google Irlanda.