Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

¿Qué es PureView?

El Lumia 920 incluye una cámara con una luminosidad y un estabilizador óptico de imagen sin igual entre los teléfonos actuales

Había expectación por ver un teléfono Nokia con Windows Phone que equipase una cámara de tecnología PureView, la denominación con la que se presentó el Nokia 808 a principios de año. Un terminal que no es fácil encontrar en las tiendas a pesar de superar en el apartado fotográfico a cualquier otro del mercado. Algo que se explica por su obsoleto sistema operativo Symbian, pero también por su excéntrico diseño.

Existían serias dudas de si Nokia lograría una cámara con una calidad similar sin engendrar un armatoste como el 808, pues su enorme sensor de imagen provoca que el objetivo sobresalga en la parte trasera del aparato. Lo que le da un aspecto algo tosco que poco tiene que ver con la elegancia que distingue a los Lumia.

Por eso cuando ayer miércoles se presentaron los últimos teléfonos de la empresa con Windows Phone 8 se produjo cierta confusión. Jo Harlow, vicepresidente ejecutiva de Nokia, sorprendió al explicar que el nuevo móvil PureView es el estilizado Lumia 920. Hubo que esperar al final de la presentación para que Nokia publicase en su web un documento técnico en el que aclaraba todo.

 Lo que se ha implantado en el terminal es la segunda entrega de la tecnología PureView, que no tiene nada que ver con la que emplea el Nokia 808. El sensor retroiluminado de 8 megapíxeles de la cámara del Lumia 920 es similar al del iPhone 4S, pero queda muy lejos del que emplea el último Symbian. Los 41 megapíxeles de ese modelo permiten la proeza de usar un zum digital sin perdida de calidad gracias a un ingenioso sistema ideado por los finlandeses.

En vez de apostar por un flash Xeon, como el de muchas cámaras y el de su teléfono 808, ha apostado por uno de tipo led

A pesar de esa carencia el Lumia 920 equipa una de las cosas que más se echa en falta al hacer fotos con un teléfono: un estabilizador óptico de imagen. Esa tecnología hasta la fecha sólo se había visto en un móvil: el peculiar Panasonic Lumix Phone P-05C, que no se comercializa en España.

Gracias a ella el objetivo compensa el movimiento de nuestra mano al hacer fotos con poca luz, evitando así que las imágenes se vean movidas. Algo que también se deja notar al filmar vídeo (el Lumia 920 graba con una resolución 1080p). En Nokia afirman que su sistema incluso rinde mejor que los de las cámaras profesionales, pues en teoría logra congelar la imagen sin que de muestras de trepidación con tiempos de exposición de hasta un cuarto de segundo.

Otro rasgo de la nueva entrega de la tecnología PureView es la luminosidad del objetivo Carl Zeiss usado en el Lumia 920. Pues su abertura de f/2.0 lo convierte en el más luminoso del momento que equipa un móvil junto con el que incorpora la cámara del HTC One X.

Sobre el papel esas dos nuevas características deberían lograr que el teléfono haga buenas fotos de noche o con poca luz sin usar flash. Un elemento que por cierto no parece un punto fuerte del nuevo Lumia. En Nokia en vez de apostar por un flash Xeon, como el de muchas cámaras y el de su teléfono 808, han apostado por uno de tipo led. Una tecnología que hasta la fecha ha proporcionado pobres resultados a pesar de la defensa que la empresa hace ahora de ella.

La última característica que hay tras la etiqueta PureView es la reducción del ruido de la imagen por software. Nokia asegura que usa un algoritmo que acercaría la calidad de imagen del nuevo teléfono a la del 808 PureView. Cuesta creerlo y también en ese aspecto habrá que esperar a ver muestras a máxima resolución de las fotos que logra hacer el Lumia 920.

En cualquier caso si las promesas de Nokia se cumplen el Lumia 920 podría poner en aprietos a Apple para que la empresa repita en la presentación del iPhone 5 lo que dijo en la del iPhone 4S: que su cámara era la mejor que podía encontrarse en un teléfono.