Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

La empleada Nº 20...de Google

Casi unanimidad en que Mayer puede sacar a Yahoo! de su camino sin rumbo

Y la quinta consejera delegada de Yahoo! en cinco años es....la empleada número 20 de Google, Marissa Mayer. Aplausos generales. El sorprendente nombramiento del consejo de administración de Yahoo! ha sido acogido con optimismo por la mayoría de los analistas financieros y empleados de este portal, símbolo de la primera generación de Internet.

En esa dualidad de perfiles de Silicon, técnicos o publicistas, Mayer responde al primer perfil. Es una ingeniera de 37 años de edad que al salir graduada en la universidad de Stanford tenía esperándole un puñado de ofertas de trabajo. Eligió Google, donde ha pasado 13 años, símbolo de una segunda generación de empresas de Internet, y se mete en Yahoo!, un dinosaurio que se está adaptando dando tumbos al Internet de las redes sociales y de la nube.

El cofundador de Yahoo! David Filo ha dado la bienvenida  a Mayer y ha lanzado un mensaje: "La empresa necesita volver a lo básico". Fuera ya del consejo de administración, al igual que su compañero Jerry Yang, su influencia es más moral que ejecutiva. Lo básico de Yahoo! era la información, y lo sigue siendo, el problema es cómo se da esa misma información hoy en día, y, sobre todo, cómo conseguir ingresos con ella, pues la publicidad ha sido fagocitada por Google principalmente.

Mientras la bolsa acoge con ligero optimismo la llegada de Mayer, ésta tendrá que demostrar que tienen un plan más allá de seguir despidiendo empleados para cuadrar los números. Hoy mismo tiene que presentar sus resultados trimestrales que deben resultar particularmente buenos gracias a la venta de parte de Alibaba, el mercadillo chino, por el que ha ingresado 5.500 millones de dólares. Alibaba sigue siendo el más preciado activo de la empresa, pese a que en Estados Unidos Yahoo! es el tercer sitio más visitado; su información financiera y sus comunidades de jugadores se cuentan por cientos de millones, su servicio de correo electrónico, también; sin embargo como buscador ya ha sido superado por Bing en Estados Unidos y, va perdiendo mercado mes a mes. Sus ingresos publicitarios no aumentan y los acuerdos con Microsoft firmados por los anteriores consejeros delegados han favorecido más a los d Redmond que a ellos.

Mayer no va a tener más tiempo para enderezar el rumbo de su empresa que el que tuvo Carol Bartz, otra ejecutiva externa fichada para dirigir Yahoo!, y que apenas estuvo dos años. Bartz, como ahora Mayer, también arrastraba un prestigio absolutamente merecido, y en dos años lo perdió. Mayer, a diferencia de Bartz (ex de Autodesk), procede de una empresa especializada también en servir información y en buscar publicidad, no en vender programas de software.