Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google creará un servicio de pago por móvil sin contacto

Financiará la instalación de terminales en comercios de San Francisco y Nueva York para iniciar las pruebas.- Las principales operadoras en España pactan el desarrollo de una tecnología NFC homogénea

Google prepara un servicio de pago sin contacto por telefonía móvil basado en la tecnología NFC. Las primeras pruebas las hará en Nueva York y San Francisco y estará operativo en cuatro meses. La empresa financiará la instalación de miles de terminales en los comercios de ambas ciudades ya que es la necesidad de ellos lo que frena la expansión del sistema. Los clientes deberán disponer de un teléfono equipado con la misma tecnología. Hay pocos de momento, pero el Nexus S, con Android, de Samsung-Google, por ejemplo, ya dispone de ella. Nokia y RIM preparan modelos con NFC. Este paso de Google se contrapone a la resistencia de Apple para incorporar esta tecnología que está descartada para el próximo iPhone y probablemente sus teléfonos no llevarán un estándar propio hasta la llegada del modelo número seis.

El uso del teléfono móvil para micropagos se está demostrando una herramienta básica para romper la brecha digital en continentes como el africano, donde se usan los SMS para estas operaciones.

Jack Dorsey, el mediático fundador de Twitter, ha olido oportunidad. Y se ha lanzado con Square, una start-up en marcha desde mayo con la que espera revolucionar los pagos en EE UU. Su propuesta: conectar un pequeño lector de tarjetas al iPhone, iPad o teléfono Android y convertirlos en terminales que acepten y procesen transacciones. Ideal, dice, para la pequeña tienda de la esquina o saldar deudas entre amigos. En un país, EE UU, donde cada consumidor posee, de media, cinco tarjetas de crédito, la aventura podría funcionar.

Los inversores apuestan por ello. Marissa Mayer (Google), Biz Stone (Twitter), Dennis Crowley (Foursquare) y la entidad Khosla Ventures, entre otros, financian Square, que ya alcanza los 40 millones de dólares de valoración. Verifone, Mophie, Intuit, Visa y iCharge han anunciado competencia.

En España, 1.500 consumidores y 500 establecimientos ha probado la tecnología NFC en Sitges (Barcelona). En la prueba piloto han participado Telefónica, La Caixa y Visa.

"El objetivo es validar si realmente hay interés en este tipo de servicios. De momento la respuesta es muy positiva. Lo principal que comenta la gente es lo sencillo y rápido que es", declaró Diana Caminero, responsable de NFC de Telefónica España. Cada uno de los 1.500 clientes participantes cuenta con un Samsung Star S5230. Carece de conexión a Internet, pero su tarjeta SIM viene integrada con un chip NFC y sincronizada con la tarjeta de crédito. Basta acercar el celular a tres centímetros de un lector adaptado para procesar el pago en segundos.

Telefónica calcula que un 30% de los móviles en España podrían estar equipados con NFC a finales de 2013. "Habrá que renovar el parque de móviles y lectores TPV, será difícil llegar ahí", admite Caminero. "Pero estamos convencidos de que la opción de NFC es el camino".

Pacto en España

En España, hoy, Telefónica, Vodafone y Orange han firmado un pacto para favorecer el desarrrolo del NFC en España. El objetivo del acuerdo es lograr la máxima compatibilidad y homogeneidad tanto en la experiencia de cliente como en la tecnología utilizada para así simplificar la adopción de los servicios NFC por parte de los clientes, terceras empresas y proveedores de tecnología. Los trabajos conjuntos de las tres operadoras se centrarán en el uso del teléfono móvil y más específicamente en utilizar la SIM como elemento de seguridad de las transacciones con NFC. Los avances en el marco de esta colaboración permitirán ofrecer a los usuarios y a terceras empresas una experiencia de uso y un desarrollo de los servicios NFC sencillo y homogéneo, con independencia de la operadora que preste el servicio de telefonía móvil. De este modo, se generará un ecosistema estable que evite la fragmentación del mercado. En cualquier caso, el acuerdo, que está abierto a otros operadores que deseen adherirse al mismo, no contempla los modelos de negocio y los planes de comercialización de los servicios NFC móvil, que dependerán de cada operadora