Reportaje:

Hiphone: un 'iPhone de top manta'

China es el mayor mercado mundial de móviles donde hay empresas espcializadas en falsificaciones

Puede que Steve Jobs no pierda el sueño por las falsificaciones del iPhone, pero las marcas chinas legítimas como Ningbo Bird están furiosas por las falsificaciones que se dan en el encarnizado mundo de los fabricantes de teléfonos de gama baja.

China es el mercado más grande del mundo para móviles, pero las marcas locales como Ningbo Bird y Amoi tienen problemas para mantenerse debido a la intensa competencia de precios de los rivales locales, incluyendo algunos que se especializan en falsificaciones, y han perdido su posición líder en el mercado ante las marcas extranjeras.

"Un usuario de Nokia no sería mi cliente, pero los que utilizan teléfonos Ningbo Bird están muy ansiosos de probar mis productos", afirmó Fu Jiangang, que posee una página web que vende teléfonos móviles pirateados y no registrados. Fu está pensando ahora en mejorar su Hiphone, un plagio del popular iPhone de Apple y que vende a un precio mucho más reducido que el precio del modelo original.

Más información

Desde cuatro pequeñas plantas de montaje en la ciudad sureña en expansión de Shenxhen, Fu vende cientos de teléfonos al mes y cuenta con granjeros, emigrantes y otros usuarios de bajos ingresos para expandir su red de ventas. "No puedes esperar que un granjero que gana unos 930 euros al año se gaste 465 en un teléfono nuevo", dijo Fu. "Pero el granjero también quiere teléfonos que parezcan buenos, que puedan hacer fotos y reproducir música".

Sus productos compiten con los de Ningbo Bird y otros fabricantes locales como Konka y Lenovo en el tercio más económico del mercado. Precisamente esta última compañía, Ningbo Bird, ha anunciado unas pérdidas de más de 3 millones de euros en el primer trimestre del año, aludiendo a la fuerte competición en China, donde era líder hace apenas unos años.

Nokia lidera ahora el mercado chino, con cinco fabricantes extranjeros acaparando casi el 70% del mercado local, según la empresa de investigación Analysys International. Sólo en Shenzhen, según datos oficiales, hay más de 600 fabricantes de teléfonos móviles y 3.000 proveedores de componentes. Según la oficina china de estadística, el precio medio de dispositivos de comunicación cayó casi un 20% en mayo, frente al año anterior, mientras que la inflación al consumidor creció un 7,7%.

La retirada de barreras para entrar en el mercado ha atraído a un ejercito de pequeños fabricantes deseosos de competir con márgenes de beneficio límite, incluyendo fábricas que antes hacían mandos de televisión a distancia y reproductores MP3, según Fu Jiangang.

Lo más visto en...

Top 50