Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Grand Thetf Auto IV', el videojuego del año

En sólo una semana dejará 300 millones de euros en ingresos y un índice de ventas que se situará entre cinco y seis millones de copias

Es capaz de facturar más que una película o de lograr que millones de personas decidan comprarse una videoconsola, y no otra, sólo por jugar y recrear la vida de un criminal por los suburbios de Nueva York. Grand Thetf Auto IV, ya está a la venta.

Desde la pasada noche las colas en las tiendas de Estados Unidos, que abren sólo para vender el nuevo capítulo de la saga, presagian que el videojuego es un fenómeno social. Los expertos creen que en tan solo una semana Grand Theft Auto despachará entre cinco y seis millones de copias, y eso sin contar el mercado japonés, donde llega con retraso.

Esto supone que GTA IV facture unos 300 millones de euros de ingresos, un 25% más que Halo 3, el videojuego que ostenta el récord de ventas durante su lanzamiento.

La empresa que produce el título, Rockstar Games, se comprometió a comercializarlo el 16 de octubre de 2007, pero los problemas a la hora de trabajar con las distintas plataformas retrasó su idea inicial y la expectación fue in crescendo. GTA IV sale a la venta para Xbox 360 y PS3; tanto Sony como Microsoft intentarán frenar con este videojuego a su principal competidor: la Wii de Nintendo.

Tarantino como inspiración

La serie GTA ha creado una gran polémica en los medios de comunicación desde la aparición de su primer capítulo, allá por 1996, por sus explícitos contenidos violentos. La advertencia no es gratuita: no es un videojuego para menores. Su protagonista, Niko Bellic, es un emigrante de Europa del Este que llega a la ciudad de Liberty City (ciudad muy parecida a Nueva York) con una opinión de la vida un tanto sui generis: "La vida es complicada; he matado a gente, traficado con gente y vendido a gente. Tal vez aquí las cosas sean distintas".

La trama mafiosa de GTA está inspirada en las películas de Quentin Tarantino. Tan es así que algunos de los actores fetiche del director estadounidense, Samuel L. Jackson y Michael Madsen, han participado en los doblajes.

La nueva entrega cuenta por primera vez con la opción multijugador, que compartir horas delante de la consola a través de Internet hasta a 16 personas de todo el mundo.

Los gráficos y el realismo a la hora de hilvanar la historia han hecho que las revistas especializadas cataloguen la nueva secuela como obra maestra.