Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Metal Gear Solid IV calienta la batalla de los videojuegos

La saga llegará con una semana de retraso a España debido a la huelga de transportistas

2008 parece el año en el que los videojuegos llegaron a la edad adulta. Lo curioso es que lo hacen de la mano de dos sagas que han producido horas y horas de diversión a jugones desde hace mucho años. Hace unas semanas fue la cuarta entrega de Grand Theft Auto la que acaparó titulares y copó las tiendas. Hoy, 12 de junio, sale a la venta en todo el mundo Metal Gear Solid IV: Guns of the patriots en exclusiva para PlayStation 3, menos en España donde la huelga de transportistas ha impedido la llegada del juego a las tiendas en la fecha oficial del lanzamiento, y habrá que esperar a la semana que viene para disfrutralo, según ha hecho público Konami.

La lucha por ser el título del año ha comenzado. Y ELPAÍS.com te ofrece en exclusiva las primeras imágenes del juego.

Los seguidores de MGS IV se cuentan por millones en todo el mundo desde que en 1987 saliera a la venta la primera entrega de la saga. Su creador, Hideo Koiyima, es una celebridad entre los seguidores, no sólo de sus títulos, sino de los videojuegos y del arte multimedia.

Quien seguro que adora a Koiyima es la empresa para la que trabaja, Konami, que se ha hecho de oro con las aventuras de Solid Snake, el soldado cuya pericia con las armas y, sobre todo, su sigilo a la hora de infiltrarse en las líneas enemigas, le ha permitido ser uno de los más duros entre los duros: no extraña que el trailer que mostraron a la prensa el día de la presentación del juego estuviera narrado por Ramón Langa, alter ego de Bruce Willis en sus películas.

Y es que la presentación fue, cuando menos, interesante. En un aeródromo de las afueras de Madrid decenas de periodistas aguardaban para entrevistar a los creadores del juego. Pero no sólo eso: muchos esperaban impacientes a uno de sus ídolos.

Koiyima, junto con parte de su equipo, presentó las novedades y mejoras del juego, que se desarrolla en un futuro en el que un envejecido Solid Snake debe retomar las armas para enfrentarse a una plaga de mercenarios en una guerra que ya no es como las que él conocía, donde las alianzas se compran y no sabes quién es el enemigo real.

Koiyima ha utilizado para MGS IV actores reales para captar sus movimientos y llevarlos a la pantalla con el objetivo de sorprender a unos jugadores cada días más acostumbrados a espectaculares gráficos y reconoció que para este título, que cierra la saga, se ha tenido que esforzar mucho para competir con los nuevos juegos destinados a toda la familia y a una nueva raza de jugadores.

El creador de la saga, con quien puedo hablar ELPAÍS.com, reconoció el gran crecimiento que está experimentando el sector de los videojuegos en los últimos años, aunque no cree que de momento se pueda comparar al cine. Y eso que para muchos de los presentes es una suerte de Steven Spielberg de los videojuegos: no en vano, hubo más colas para la firma de autógrafos que para las cocacolas posteriores a la presentación.