Entrevista:ENTREVISTA | Chris Wilson, responsable de IE

"No vamos a esperar otros cinco años para lanzar una nueva versión del navegador"

Microsoft incluye herramientas contra el fraude, navegación por pestañas y suscripciones en el navegador, y facilitará el desarrollo externos de añadidos

Mejorar la experiencia de navegación y la seguridad, además de hacer las cosas más fáciles para quienes quieran crear añadidos para su navegador, son los objetivos principales que Microsoft persigue con el lanzamiento, para antes de 2007, de su nuevo navegador, la séptima versión de Internet Explorer. Hablamos con el responsable de plataforma del navegador y seguridad, Chris Wilson, poco antes de su intervención en el congreso Fundamentos Web que se celebra en Oviedo.

Más información
Ben Hammersley: "Si no es bello, probablemente esté equivocado"
Llega Internet Explorer 7 y Vista, el nuevo sistema operativo de Microsoft
Guía básica de Internet Explorer 7
Internet Explorer se renueva tras cinco años de espera

Pregunta. Desde hace mas o menos un mes Microsoft ofrece la posibilidad de descargar de Internet una versión en pruebas de su nuevo navegador (conocida como Release Candidate 1 o RC1), la última antes del lanzamiento final de Internet Explorer 7 (IE7). ¿Para cuando la versión definitiva? ¿Habrá muchos cambios respecto a esta edición provisional?

Respuesta. La versión definitiva de IE7 llegará en el último trimestre de este año, lo único que estoy autorizado a señalar que llegará antes de finales de año, está muy cerca. La versión e pruebas es muy similar a la final, no habrá cambios respecto a la presentación o al soporte de hojas de estilo, en el que sólo se realizará un pequeño retoque en como se realiza la gestión de la expresión de tamaños en porcentajes, algo que habíamos cambiado en IE7 pero que en realidad estaba bien en la versión anterior. Se realizará algún ajuste que afectará a comportamientos muy concretos del programa, pero en lo general será igual.

P. Ha pasado mucho tiempo desde la aparición de las primeras versiones de Internet Explorer, el usuario utiliza ahora otras herramientas distintas del navegador para acceder a la Red, ¿cómo afrontar ese cambio?.

R. Entendiendo el navegador no como una pieza aislada, sino como un elemento del sistema que se utiliza para todo tipo de tareas, no sólo para consultar páginas web. Cuando instalas Internet Explorer no estás copiando un solo archivo ejecutable, sino que estás instalando todo un grupo de librerías diferentes en el sistema que funcionan con diferentes servicios, desde la navegación al servicio de ayuda, eso es lo que hace difícil por ejemplo instalar varias versiones de nuestro navegador en un mismo sistema. Lo que hacemos ahora es trabajar con esa visión de conjunto. Para un usuario que instale Windows Vista y abra un programa que utilice Internet pero que no sea IE7 no habrá en todo caso grandes diferencias. Eso si, verá nuevos mecanismos de seguridad que no sólo funcionan con el navegador, sino que afectan a todo servicio que haga uso de Internet.

P. ¿Qué nuevas características encontraremos en el nuevo navegador?

R. Las novedades afectan en primer lugar al sistema de seguridad y confianza en Internet. El nuevo navegador integra un nuevo sistema contra el phising [fraudes en los que el estafador hace pasar una página creada para obtener datos sensibles por una web en la que la víctima confía, como la de su banco], también hemos realizado grandes esfuerzos para evitar que sin el conocimiento o el consentimiento del usuario se instalen en el sistema programas que podrían resultar dañinos. En segundo lugar, hemos trabajado mucho para darle nueva vida a la experiencia de usuario, lo que incluye por supuesto la inclusión de la navegación por pestañas [abrir varias páginas al mismo tiempo en una misma ventana del navegador], o mejorar de forma significativa las opciones de impresión. Ahora detectamos automáticamente el ancho de las páginas, de forma que si estás por ejemplo viendo un recibo la parte de la derecha, donde se expresan las cantidades, no quede fuera del documento impreso.

P. También se ha incluido el soporte para la sindicación de contenidos, una tecnología que con el gran número de usuarios de Internet Explorer podría popularizarse más.

R. Sí, dentro de nuestro propósito de mejorar la experiencia de usuario se encuentra la inclusión de la posibilidad de suscribirse a canales que ofrecen contenidos de forma automática, la sindicación, directamente desde el navegador. Además de estar presentes en IE7 hemos construido toda una plataforma en torno a estas tecnologías (RSS y Atom) que podrá utilizar cualquiera aplicación de Windows, de forma que un usuario podrá utilizar desde diferentes programas la misma lista de suscripciones, con un sistema de sincronización común que mantiene todas las fuentes actualizadas. Será muy fácil así escribir un agregador de canales para Windows, pues no necesitas crear los elementos que nosotros ya ponemos a tu disposición. Además, la lista de suscripciones se compartirá entre aplicaciones de Windows, como Outlook 12, que tiene integrado un motor con el que se podrán seguir también los canales que uno quiere tener bajo control. Estarán sincronizados, por lo que cuando añadas, suprimas o modifiques una suscripción nueva en IE7 el cambio aparecerá también en Outlook. Sobre la popularización, es cierto que hasta quienes usan la sindicación, estos servicios de suscripción, son usuarios avanzados, entusiastas de la tecnología. Será interesante ver qué pasa cuando llevemos esta tecnología a las masas

P. Microsoft resalta también la mejora en el respeto a los estándares. Una crítica frecuente a Internet Explorer en el pasado se refería a cómo el navegador interpreta el código que hay tras las páginas, a si se respetan los estándares al hacerlo o no. ¿Cómo aborda IE7 este asunto?.

R. Uno de los grandes desafíos a la hora de crear el nuevo navegador es que nos tomamos los estándares de Internet muy en serio. Tenemos más o menos 500 millones de usuarios en todo el mundo, es muy fácil para nosotros afectar negativamente a la experiencia de navegación de muchos internautas, una gran porción de la humanidad que utiliza ordenadores. Por eso tenemos que ser muy cuidadosos a la hora de realizar un cambio, inclus cuando se realizan claramente para mejorar. Por eso hemos seguido, desde Internet Explorer 6, la definición estricta de los documentos para limitar los cambios respecto a los estándares. A veces hay problemas en cómo el navegador interpreta una página y los diseñadores se las apañan con algún truco en su web para solucionar el problema, pero luego nosotros lo resolvemos en el navegador y es el truco el que hace que la página no se vea correctamente. Por eso necesitamos ahora toda la ayuda posible por parte de los desarrolladores de páginas, para retirar errores y trucos, de forma que cuando salga IE7 el usuario no se encuentre con webs que no se muestran correctamente y esto le haga pensar que el nuevo navegador es peor que el anterior.

P. ¿Habrá accesos directos a servicios web de Microsoft, como su buscador, en IE7? La integración es algo que en el pasado les trajo problemas con las autoridades que vigilan la competencia en el mercado.

R. Siempre hay un desafío en la integración de otros servicios por lo que eso puede suponer para la competencia, es algo que nos tomamos muy en serio en el equipo encargado de Internet Explorer. La clave es ofrecer a la gente la posibilidad de elegir. Las búsquedas, por ejemplo, estarán más integradas en IE7 que ahora, pero cuando lo instales se usará como buscador preferido el que elegiste en IE6, ya sea el de Google, Amazon, Yahoo o el nuestro. Además será muy fácil para el usuario cambiar esto y configurarlo al gusto. La integración de las búsquedas a través de Open Search permitirá además que cualquiera cree un buscador que aparece en el navegador cuando visitas una página, como ya puede verse por ejemplo en Technorati. Queremos asegurarnos en definitiva de que todo el que quiera puede entrar en el terreno de juego.

P. Al respecto, uno de los aspectos que los desarrolladores destacan de algunos de sus competidores, como Firefox, es la facilidad que ofrecen a quien quiera crear añadidos para el navegador. ¿Realizará Microsoft algún movimiento al respecto?

R. Este será uno de los próximos asuntos que del que nos vamos a ocupar, la facilidad para crear añadidos o plug-ins. Internet Explorer tiene muchos puntos de extensión, desde las barras de herramientas a los paneles laterales o los botones, pero no es muy fácil desarrollar herramientas que aprovechen esas posibilidades. Estoy seguro de que lo haremos mucho mejor en el futuro, hay cuestiones que siguen sin resolverse actualmente. Nuestros competidores, en todo caso, tienen los mismos problemas que nosotros, la seguridad y la confianza. Para instalar un añadido al navegador tienes que confiar mucho en quien lo desarrolló, pues sin que lo sepas pueden estar realizando un seguimiento de lo que haces en Internet o robar información personal. Una de las estrategias que seguiremos usando es la certificación de esos componentes para garantizar que son de confianza. A la hora de permitir que otros instalen cosas en tu ordenador es bueno abandonar la estrategia del todo o nada, de permitir que una aplicación haga e instale lo que quiera o no permitirle nada. Intentaremos facilitar un punto intermedio, con diferentes niveles en los derechos de administración.

P. Ayer en este foro Vinton Cerf, vicepresidente de Google y presidente de ICANN, señaló que los Gobiernos deberían prestar más atención al problema del phishing, pero también hay precauciones que se pueden tomar directamente en el navegador. ¿Qué herramientas ofrecerá Internet Explorer?

R. Uno de los desafíos de la seguridad es que por mucho que trabajes en ella el trabajo nunca termina. Nosotros hemos integrado en IE7 una herramienta que evita el acceso a sitios que intentan estafar al internauta, y creo que el trabajo que hemos hecho con este elemento y su integración con el navegador es muy potente. De hecho acaba de ser calificado por un estudio reciente como el sistema de este tipo que mejor detecta y bloquea el acceso a páginas de phishing. Esto es fantástico, pero no es lo único que puede ayudar, toda solución que pueda aplicarse a estos problemas debe adoptarse. Sería genial involucrar a los Gobiernos, hay muchos sitios desde los que se pueden lanzar los ataques y donde no hay una política clara al respecto.

P. ¿Qué puede contarnos de los ciclos de actualización del navegador, seguirán siendo los mismos?

R. Nuestra estrategia para ofrecer actualizaciones puntuales para asuntos concretos seguirá siendo la misma, con ciclos determinados siempre que no pase algo extraordinario. El gran cambio para Internet Explorer se referirá a la actualización global, no vamos a esperar otros cinco años para lanzar una nueva versión del navegador, creo que esa es una buena noticia para todos.

P. ¿Están ya pensando entonces en Internet Explorer 8?

R. Por supuesto, de hecho ya hemos planificado el lanzamiento de las próximas dos versiones de Internet Explorer, reuniendo ideas sobre que frentes, que nuevas funcionalidades deberemos plantear.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS