Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gates critica el portátil de 100 dólares para países pobres creado por el MIT

El presidente de Microsoft dice que sería mejor un equipo que no exija 'darle cuerda' para funcionar

El presidente de Microsoft, Bill Gates, participó ayer en el Foro de Líderes de Gobierno que se celebra en un hotel de Virginia (EE UU). Allí aseguró que la seguridad es el objetivo número uno de su empresa y criticó ordenador portátil de 100 dólares para países en desarrollo desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Ante los más de 200 líderes políticos, empresariales y económicos de Canadá, Estados Unidos y Latinoamérica que asistían al encuentro, Gates afirmó que el programa de entrega de ordenadores por 100 dólares (83 euros) a países países pobres carece de algunas características que considera imprescindibles.

"Lo último que quieres hacer con un ordenador compartido es que sea algo sin disco... y con una pantalla pequeña", afirma Gates. La crítica se produjo justo después de mostrar a los asistentes uno de los ordenadores ultra portátiles que Microsoft está ayudando a impulsar y que se venderán a un precio de entre 599 y 99 dólares.

Sobre el portátil de 100 del MIT, el presidente de la mayor empresa de software del mundo señaló también que "si vas a hacer que la gente comparta un mismo ordenador, consiga una conexión de banda ancha y a alguien que ofrezca soporte técnico", lo mínimo que se puede hacer es "conseguir un ordenador decente en el que puedas leer el texto" sin tener que estar dándole a la manivela -el ordenador de bajo coste del MIT permite lograr energía para funcionar girando una palanca de forma reiterada-.

Apuesta por la seguridad

El presidente de Microsoft dejó claro durante su intervención que una de las principales apuestas de la compañía informática es la seguridad. "No quiero tentar a los malos", dijo Gates, para añadir que actualizaciones del sistema operativo Windows como el SP2 (Service Pack 2), que se lanzó en agosto de 2004, tienen una mayor resistencia a los programas espía, que se instalan sin permiso del usuario para registrar su actividad.

El hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, se refirió también al correo basura. En la lucha contra el spam "el próximo paso es el identificador de remitente" para impedir que quienes lo envían puedan ocultar su identidad bajo direcciones falsas, sostiene el presidente de Microsoft.

Vista, el próximo sistema operativo de Microsoft, cuya salida al mercado está prevista para finales de este año, "es el próximo gran paso adelante" en cuestión de seguridad, según Gates, que recordó que Microsoft destina un 30% de los casi 7.000 millones de dólares anuales que invierte en investigación y desarrollo (I+D) a mejorar la resistencia de sus productos ante posibles ataques de piratas.

Consejos para los gobernantes

Durante su discurso Gates también aludió a tres tendencias "clave" que según él ayudarán a mejorar los sistemas de gobierno. La primera de esas grandes tendencias es la colaboración entre los distintos sistemas y la integración de los mismos. Indicó que Microsoft trabaja en un proyecto que busca que correo de voz y correo electrónico estén juntos, de forma que uno pueda, si quiere, "oír los e-mail por el teléfono". Habló también de que un equipo de gente que esté trabajando y corrigiendo un documento, puede hacerlo a través de la Internet, aunque sin estar físicamente en el mismo sitio.

La segunda de las tendencias tiene que ver con que el acceso a la información, que depende cada vez menos de la ubicación física. Gates hizo alusión a dispositivos como el teléfono o los ordenadores -"cada vez más pequeños"- que están permanentemente conectados a través de "redes inalámbricas increíbles".

La última de las tendencias está relacionada con la imparable digitalización. "Estamos apartándonos de los documentos de papel y haciéndolo todo cada vez más digital" y de forma estructurada, dijo. La ventaja de este proceso para los gobiernos es que se puede ser mucho más explícito y especificar quién, y quién no, puede tener acceso a determinada información. Además, "si alguien está haciendo algo que no debería, se puede detectar".

Los asistentes al "Foro de Líderes de Gobierno" hablaron también de la transición hacia "economías del conocimiento", en las que la educación resulta clave y facilitará el acceso a empleos con valor añadido. Gates lamentó el que EEUU, un país que "se ha beneficiado mucho" de la importación de talento, haya puesto en vigor medidas migratorias que frenan la entrada de personas con habilidades especiales.