_
_
_
_
_

La archidiócesis de Madrid recibe en un año 23 denuncias de abusos sexuales contra clérigos, 14 de ellas de menores

El obispado afirma que han enviado estos datos a la Conferencia Episcopal, pero desconoce si están en la contabilidad del informe ‘Para dar luz’, en el que los prelados ocultaron 325 casos de pederastia ya admitidos por las órdenes y diócesis

El cardenal José Cobo, durante la eucaristía con la que inició su cargo como arzobispo de Madrid, en julio de 2023.
El cardenal José Cobo, durante la eucaristía con la que inició su cargo como arzobispo de Madrid, en julio de 2023.Alejandro Martínez Vélez - Eur (Europa Press)
Julio Núñez

EL PAÍS puso en marcha en 2018 una investigación de la pederastia en la Iglesia española y tiene una base de datos actualizada con todos los casos conocidos. Si conoce algún caso que no haya visto la luz, nos puede escribir a: abusos@elpais.es. Si es un caso en América Latina, la dirección es: abusosamerica@elpais.es.

─────────

La archidiócesis de Madrid ha publicado este miércoles el recuento anual de los casos de abusos sexuales eclesiales que ha recibido este 2023. Su oficina de atención a víctimas de abuso sexual, Repara, ha recabado 23 denuncias contra clérigos y, en 14 de ellas, las víctimas eran menores cuando sucedieron los hechos. La archidiócesis no ha matizado cuáles de estos casos son inéditos, pero sí ha afirmado que todos ellos han sido enviados a la Conferencia Episcopal Española (CEE). No obstante, desconoce si todos forman parte de la contabilidad del polémico informe Para dar luz, redactado y publicado por la CEE en diciembre y en el que ocultó 325 casos admitidos por las órdenes y diócesis. Del total, seis casos que ha recibido Repara afectan a seis sacerdotes del obispado de Madrid, tres referentes a menores.

El resto de acusaciones son contra cinco curas de otras diócesis españolas (cuatro referentes a menores) y 12 de diferentes congregaciones o movimientos eclesiales (siete referente a menores, uno de ellos la víctima sigue siendo menor). Un caso equivale, según precisan fuentes del obispado, a un agresor y una víctima. Desde su fundación, la entidad anunció de que atendería a víctimas tanto de su diócesis como de cualquier zona de España, esta es una de las razones por la que en su contabilidad figuran casos de fuera de Madrid. Repara, que ha publicado los datos en la web de la archidiócesis, tampoco ha señalado a qué orden u obispado pertenecen los acusados, la fecha de los abusos ni el lugar concreto donde sucedieron. La archidiócesis de Madrid cuenta hasta el momento con 33 clérigos acusados de pederastia, según la base de datos de EL PAÍS.

Paralelamente, la oficina ha atendido a otras 14 personas que denuncian haber sufrido abuso de autoridad por parte de un clérigo. La oficina diocesana también ha recibido 38 casos de abusos sexuales en el ámbito intrafamiliar y tres acusaciones contra “particulares sin vinculación familiar” con la víctima. La mayoría de estas acusaciones (37) son referentes a casos de agresiones a menores. En total, la entidad ha atendido a 78 víctimas, 66 hombres y 12 mujeres.

La oficina también ha atendido psicológicamente a un pederasta de otra diócesis que abusó de un menor “en contexto religioso”. “En el ámbito eclesial, el abuso sexual y el abuso de autoridad a menudo conviven. De hecho, el abuso sexual es el resultado final de un proceso de dominación y manipulación, ‘en nombre de Dios’, que cosifica a la persona”, afirma la entidad en su web, en insiste en “la insuficiente atención que, en general, se presta dentro de la Iglesia a los abusos a adultos y los de conciencia y la mínima relevancia que se da fuera a los abusos intrafamiliares y en otros contextos”.

El obispado madrileño es de los más transparentes de España en cuanto a la gestión del escándalo de la pederastia. El único que cada año publica el dato de las denuncias que recibe. El cardenal que lo dirige, José Cobo, es de los purpurados que más autocrítica ha hecho públicamente sobre la ocultación y el silenciamiento por parte de la Iglesia del problema de la pederastia durante décadas. Cobo fue el impulsor de Repara en 2019, cuando era obispo auxiliar del entonces arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro, actual vicepresidente de la CEE. Conjuntamente, estos prelados impulsaron un discurso para derribar los “mitos” que se habían levantado para minusvalorar el escándalo, como “que los casos cometidos por clérigos son pocos, que son episodios que buscan dañar a la Iglesia o que la víctima se lo ha inventado”.

Prueba de ello son las conclusiones que Repara añade en el documento del recuento, en el que advierte de que en muchas ocasiones hay “comportamientos no delictivos y que, por tanto, no entrarán a formar parte de otras estadísticas y registros, pero que sí han resultado lesivos” para las víctimas. También, que existe la posibilidad de que “el Juzgado o la Fiscalía determinen que no hay delito, o que no se ha podido probar o que está prescrito y, sin embargo, existe un daño”. Este último punto abre una nueva vía que hasta ahora la Iglesia generalmente rechaza, ya que considera que, si el caso “no está probado”, no abre un proceso para reconocer a la víctima como tal y pagarle una indemnización. Del mismo modo, Repara insiste en que “no es una agencia de investigación ni tiene competencias disciplinarias”, es decir, que los procesos canónicos corresponden a un tribunal canónico del arzobispado de Madrid.

Además de presidir el episcopado de la capital de España, Cobo es uno de los favoritos para salir elegido como nuevo presidente de los obispos la semana que viene, a pesar de que reiteradamente ha afirmado que no desea el puesto. Representa la Iglesia española más aperturista y afín al papa Francisco, también al tercio de prelados que apuesta por actuar activamente contra el escándalo de la pederastia y la posición general, hasta ahora negacionista, de la jerarquía eclesiástica. La facción conservadora del episcopado apuesta por el arzobispo de Valladolid, Luis Argüello, antiguo secretario. Fue él quien en 2021 quien afirmó sobre la pederastia que en España había “cero casos o muy pocos” y que la CEE “no investigaría proactivamente”.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_