Suscríbete a EL PAÍS y sé parte de nosotros para apoyar la elaboración de noticias como esta. SUSCRÍBETE AHORA

Todos los casos conocidos de pederastia en la Iglesia española

Han salido a la luz 0 casos 0 víctimas en España

EL PAÍS publica la primera base de datos de referencia en España sobre los abusos a menores en el clero católico, con cientos de víctimas desde los años 30 hasta la actualidad

En España, oficialmente, el problema de pederastia en la Iglesia católica es casi inexistente. Parece una excepción dentro del mundo católico occidental, junto a Italia. La Conferencia Episcopal Española afirma que nunca ha contado los casos que conoce y, de todos modos, asegura que son muy pocos. El Estado nunca se ha preocupado por la cuestión. El resultado es que no hay ninguna estadística que permita saber la verdad. En otros países, bien la Iglesia, bien el Gobierno o los tribunales han emprendido investigaciones en profundidad. El caso más reciente es Francia, donde los obispos encargaron en 2019 a una comisión independiente que abriera un correo electrónico para recabar denuncias de víctimas: en tres años han surgido 10.000. En España ese buzón lo abrió EL PAÍS en octubre de 2018, tras publicar la primera radiografía del fenómeno con los escasos datos disponibles, las sentencias judiciales y la hemeroteca: apenas se contabilizaban 34 casos en cuatro décadas, y las diócesis españolas solo admitían cuatro. A partir de entonces, el correo electrónico de este periódico ha recibido más de 300 mensajes, que se han traducido en la publicación de medio centenar de casos. Junto a los que han ido saliendo a la luz en España a través de los medios de comunicación, las cifras se dispararon. EL PAÍS ha trabajado durante meses en recabar y clasificar de forma exhaustiva la información de todos los casos conocidos, con el fin de crear la primera base de datos de referencia sobre la pederastia en la Iglesia católica española. El resultado: 306 casos con 816 víctimas a mediados de abril de 2021. En dos años y medio la cifra se ha multiplicado por diez. La contabilidad provisional que hasta ahora llevaba este diario había llegado a 242 casos y unas 550 víctimas, y el trabajo de sistematización de los datos supone un nuevo salto cualitativo. Por otro lado, la cifra de víctimas se duplica si se consideran las estimaciones de otros posibles afectados que en cada caso hacen los afectados o los investigadores.

En todos los países la tarea de sacar a la luz la pederastia en la Iglesia católica ha llevado años y ha estado encabezada por las investigaciones de los medios de comunicación. Esta base de datos, que se actualizará con los nuevos casos que se conozcan, es una herramienta pensada para durar años, documentar el fenómeno con exactitud y ayudar a las víctimas. Se puede consultar la lista de casos, ordenada cronológicamente, y buscar por municipio o lugar de los hechos (colegios, centros religiosos, etc.), además de filtrar los casos por comunidad autónoma y orden religiosa. Todos los detalles de cada caso se pueden conocer pinchando en el enlace de la noticia.

Cada caso corresponde a un religioso o laico de una institución religiosa acusado de abusos en noticias publicadas a lo largo de los años, y que luego han sido condenados por la justicia o admitidos por la Iglesia dando credibilidad a las víctimas. Es una información que será de utilidad para los investigadores y para las víctimas que, en muchas ocasiones, se animan a denunciar y dar a conocer su caso cuando descubren que a alguien más le pasó lo mismo. La información de cada caso se irá actualizando y completando si surgen nuevos datos. (Si está interesado en reutilizar esta base de datos, puede solicitar acceso escribiendo a abusos@elpais.es)

En el mundo anglosajón ha sido común la publicación de listas de nombres de abusadores y de las diócesis a las que pertenecían, como las de AFP, Boston Globe, BishopAccountability.org, algunas diócesis de EE UU y asociaciones de víctimas. No obstante, ninguna tan completa que incluya el año en el que se produjo el abuso, la fecha en la que la Iglesia lo conoció y aquella en la que salió a luz de la opinión pública. También los nombres de los encubridores, medidas legales y canónicas, así como una relación de los destinos a los que fue trasladado el abusador y el número de niños de los que abusó.

En 2020 y 2021 el silencio de la Iglesia comenzó a romperse. Algunas órdenes religiosas presentes en España, como los jesuitas y los legionarios de Cristo, emprendieron investigaciones internas e hicieron públicas por primera vez cifras de casos. Otras les siguieron. También algunas diócesis, que dos años antes se negaban a dar cualquier información, comenzaron a admitir casos. Las diócesis abrieron por primera vez oficinas de atención a las víctimas. Muchos obispos y órdenes religiosas todavía se siguen negando a investigar o dar información, pero poco a poco el mapa de los abusos comienza a completarse, aunque si se toma como referencia lo ocurrido en otros países las estadísticas aún están en la superficie. El mapa de los casos destapados en cada provincia revela con claridad el papel decisivo de los medios de comunicación. Allá donde había medios que investigaban, los casos salían a la luz. El Periódico, en Cataluña, y el Diario de Noticias y la Cadena SER, en Navarra, se han destacado por sus investigaciones y eso se refleja en las estadísticas. Donde los medios no investigan sigue sin saberse la verdad.

La responsabilidad de las jerarquías eclesiásticas en ocultar el fenómeno es uno de los factores decisivos. En todos los países, tras la eclosión de casos de pederastia en las diócesis y órdenes religiosas, el siguiente paso ha sido la identificación de las autoridades religiosas que los silenciaron, los ignoraron o los ocultaron. En muchos casos el Vaticano ha intervenido con medidas disciplinarias. En España numerosos obispos, muchos con cargos relevantes dentro de la Conferencia Episcopal Española, se han visto salpicados por la deficiente gestión de los casos que han conocido, y el análisis de cada episodio evidencia sus responsabilidades.

Los encubridores

Si conoce algún caso que no ha sido denunciado o quiere aportar nueva información a los ya publicados, puede escribirnos a la dirección de correo abusos@elpais.es

Información sobre la política de protección de datos en el tratamiento por EL PAÍS de los mensajes recibidos

La Iglesia española silenció durante décadas la mayoría de los casos de abusos

Leer Noticia

Las órdenes religiosas admiten ya 126 casos de abusos en España

Leer Noticia

Toda la cobertura de EL PAÍS de los abusos en la Iglesia Católica

Leer Noticia