Bill Cosby, obligado a pagar 500.000 dólares por el abuso de una menor en 1975 en la mansión Playboy

Un juez ordena al comediante hacer el pago a Judy Huth, quien tenía 16 años al momento del abuso sexual

Bill Cosby y Judy Huth, quien dice haber sido acosada por el comediante en la mansión Playboy.
Bill Cosby y Judy Huth, quien dice haber sido acosada por el comediante en la mansión Playboy.AP

Nuevo revés judicial para Bill Cosby. Un jurado de Los Ángeles ha considerado que el comediante abusó sexualmente de Judy Huth en 1975, cuando esta tenía 16 años. El ataque ocurrió en una fiesta en la mansión de Playboy, la residencia de Hugh Hefner, un lugar que se ha convertido en los años recientes en escenario de polémicas y numerosas denuncias de acoso sexual. El comediante, que cumplirá 85 años en julio, deberá pagar a su víctima medio millón de dólares como parte de este nuevo juicio civil, que mancha aún más la reputación de uno de los grandes actores afroamericanos. La defensa de Cosby ha dicho que apelará la decisión, y ha afirmado que no considera este un nuevo revés, pues su cliente no pagará ningún monto por daños.

“Me siento reivindicada, es un gran paso para todas las víctimas”, ha dicho esta tarde Huth, quien tiene 64 años. Su batalla judicial contra uno de los grandes nombres de la televisión comenzó hace siete años. Interpuso su demanda en 2014, cuando varias mujeres comenzaron a denunciar a Cosby por haberlas drogado y violado. Huth asegura haber revivido el trauma cuando su hijo cumplió 15 años, la edad que pensaba que tenía cuando el comediante la invitó a una fiesta en abril de 1975 y donde la encerró en un cuarto para enseñarle el pene y forzarla a tener sexo oral.

Cosby ha negado esta acusación desde 2015, cuando declaró en el caso. En esta ocasión alegó problemas de salud para evitar un nuevo paso por un tribunal. El depredador sexual recuperó su libertad el año pasado después de que el Tribunal Supremo de Pensilvania anulara su condena por una falla en el debido proceso. Su compañía aseguradora acordó compensar a muchas de las mujeres que lo denunciaron.

“Cada uno de ustedes sabe que el señor Cosby agredió sexualmente a la señora Huth”, dijo el abogado de la víctima, Nathan Goldberg. El jurado, compuesto por nueve mujeres y tres hombres, pareció estar de acuerdo. Tras dos días de deliberaciones, alcanzó un veredicto el viernes pasado. Pero un problema personal de uno de los miembros del jurado obligó a comenzar de cero una deliberación nueva este lunes.

La estrategia de la defensa se centró en poner en duda los hechos, ocurridos hace casi 50 años. Los letrados al servicio de Cosby intentaron una y otra vez poner en duda el relato de Huth por una serie de detalles equivocados que la víctima hizo en su narración. En su primer testimonio afirmó que el ataque había sido en 1974, cuando tenía 15 años. Después corrigió. En otro momento, Huth declaró a la policía que antes de ir a la fiesta había estado jugando al videojuego de Donkey Kong. Este, le hicieron ver los abogados de Cosby, no sería lanzado al mercado hasta seis años después.

La clave en el juicio fue Donna Samuelson, la amiga que acompañó a Huth a la fiesta en la mansión de Playboy. Ella tomó varias fotografías del sitio del evento y del comediante, lo que pesó sobre los integrantes del jurado, que pudieron ver una prueba irrefutable que el comediante y la adolescente habían estado juntos.

Judy Huth relató que conoció a Cosby en un parque que servía de locación de la cinta Let’s do it again, que el comediante protagonizó junto a Sidney Poitier. “Bill Cosby era entonces una celebridad, una estrella”, dijo Golberg en la sesión de arranque del juicio. “En ese entonces, Judy era solamente una estudiante de instituto. Tenía 16 años. Las probabilidades de que estos mundos se encontraran eran mínimos”, añadió.

Cosby y Huth volvieron a encontrarse. Él ofreció alcohol a la menor como parte de “un juego”. Después la llevó a la fiesta, donde la encerró en la habitación que había junto a un cuarto de juegos en la residencia de Hefner. La defensa admitió, por la fotografía, que el encuentro sucedió, pero aseguraban que no existió el abuso. También intentaron argumentar que Huth tenía 18 años.

Este nuevo veredicto se suma a una avalancha de señalamientos que se hicieron sobre Cosby, uno de los protagonistas del movimiento #MeToo. La estrella de The Bill Cosby Show y Cosby encaró la acusación de 60 mujeres que dicen haber sido sus víctimas en diversos episodios ocurridos entre 1960 y el año 2000. Los relatos afirmaban que el actor se aprovechaba de su imagen de padre de familia que había desarrollado en las series televisivas.

Hasta este martes, solo había prosperado la denuncia de Andrea Constand, una administradora de un equipo de baloncesto en la Universidad de Temple (Filadelfia), una institución en la que Cosby era patrono. La exjugadora de básquetbol afirmó que el comediante le suministró en 2004 tres pastillas azules para adormecerla y después penetrarla con los dedos. Cosby había admitido bajo juramento que había comprado drogas para dárselas a mujeres y así poder tener sexo con ellas. El actor aseguró que las relaciones sexuales eran consensuadas.

El comediante fue condenado en 2018 a una pena de hasta 10 años de prisión por la violación de Constand. Estuvo en una celda por casi tres años. Su condena fue anulada por el Supremo de Pensilvania, que argumentó que un fiscal de distrito había llegado a un acuerdo con el depredador sexual para no procesarlo penalmente.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS