Siete de cada diez llamadas al 016 registradas hasta diciembre de 2020 las realizó la víctima

Las llamadas al número contra la violencia machista aumentaron un 16,7% en los primeros 11 meses del año pasado

Una víctima de violencia machista contempla su teléfono, en una imagen de archivo.
Una víctima de violencia machista contempla su teléfono, en una imagen de archivo.SimonSkafar (Getty Images)

Un total de siete de cada diez (69,9%) llamadas al 016 —el teléfono para atención a las víctimas de violencia machista— de las 73.588 registradas entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de 2020 fueron realizadas por la propia víctima de violencia de género, según se recoge en los datos oficiales de la Delegación de Gobierno contra esta lacra. El departamento que dirige Victoria Rosell ha publicado este martes el Boletín Estadístico Mensual que corresponde a noviembre del año pasado y que incluye las cifras de asesinatos por violencia machista, además de las estadísticas relacionadas con los servicios que presta a las víctimas el Gobierno, entre otras informaciones.

Este documento apunta que en los 11 primeros meses del año las llamadas al 016 aumentaron con respecto al mismo periodo del año anterior, un 16,7%. En 2019 se contabilizaron 63.081 consultas, frente a las más de 73.500 recogidas hasta diciembre de 2020. De ellas, indica la Delegación de Gobierno, más de 50.500 fueron realizadas por la propia víctima, lo que también supone un aumento de 2,3 puntos porcentuales con respecto al año anterior.

Mientras, el 23,3% de las llamadas fueron efectuadas por familiares y allegados (2,9 puntos porcentuales con respecto a noviembre del año 2019); y el 6,8% de las llamadas las hicieron “otras personas” (0,6 puntos porcentuales más con respecto a noviembre de 2019).

El Gobierno también señala que, durante el mes de noviembre, la tasa más alta de llamadas por millón de mujeres de 15 y más años la registra la Comunidad de Madrid (364,7), seguida de Canarias (356,7), Melilla (302,9), Ceuta (299,7) y Comunidad Valenciana (267,4). En cuanto al servicio de consultas online, se han contabilizado 80 en el mes de noviembre de 2020, frente a las 29 contabilizadas en el mismo mes de 2019.

En los 11 primeros meses del año pasado, en total, se registraron 1.367 consultas, que alcanzaron su pico máximo durante los meses de mayor incidencia de la pandemia de la covid-19 y en el confinamiento. Así, en marzo se contabilizaron 166 consultas, que se elevaron a 295 en abril, mientras que en mayor fueron 194. El 016 es el teléfono de atención a las víctimas de violencia machista. No deja rastro en la factura, pero sí hay que borrarlo del registro de llamadas si se quiere que no aparezca.

Finalmente, el Ejecutivo recoge los asesinatos por violencia de género durante el mes de noviembre de 2020, que fueron tres. Esta cifra está por debajo del número medio (4,5) de mujeres víctimas mortales de los meses de noviembre del total de años de los que se tienen datos disponibles (desde 2003).

45 asesinadas en 2020

En 2020, el año de la pandemia del coronavirus, 45 mujeres han muerto a manos de sus parejas o exparejas. Es el año con menos víctimas mortales por violencia machista desde que empezó el recuento oficial en 2003. Pero los asesinatos son solo la punta del iceberg: menos crímenes no significa, ni de lejos, menos violencia. También en este asunto la covid ha tenido su efecto. Uno de los momentos más peligrosos para la vida de las víctimas es cuando deciden marcharse. Durante el confinamiento, los cuatro meses en los que se registraron menos asesinadas que en todos los años anteriores, ellas no podían irse mientras ellos sí podían ejercer el control sin cortapisa. El virus ha obligado a las mujeres a convivir 24 horas bajo el mismo techo con sus agresores, “en una cárcel con su maltratador”, explica la psicóloga Marisol Rojas.

El alto porcentaje de llamadas de víctimas contrasta con lo que ocurre con las denuncias: no es habitual que las mujeres denuncien en los casos más graves. Solo una de cada cinco asesinadas desde que comenzó el recuento en 2003 habían denunciado previamente a su agresor. En 2020, el porcentaje fue aún más bajo: dieron la voz de alarma un 15,6%.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS