_
_
_
_

Los españoles repatriados de Wuhan aterrizan en Madrid

Los evacuados han hecho escala en Londres y han llegado a España tras más de 16 horas de viaje en avión

El avión que ha repatriado a 19 españoles de Wuhan, momentos antes de aterrizar en Torrejón de Ardoz (Madrid). En vídeo, la llegada del avión a Madrid.Vídeo: VÍCTOR SAINZ| EPV

El avión fletado por el Gobierno británico en el que han regresado a Europa los 21 españoles atrapados en Wuhan —epicentro del brote del coronavirus 2019-nCoV que ya se ha cobrado la vida de 213 personas y afecta a otras 9.000— ha aterrizado pasadas las 18.40 en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Antes ha hecho una parada en un aeródromo militar del Reino Unido. La mayoría de los repatriados ha dormido durante todo el vuelo debido al cansancio acumulado, según han contado algunos de los viajeros. Los españoles han llegado esta noche en un autobús al hospital Gómez Ulla de la capital, dependiente del Ministerio de Defensa, donde permanecerán durante 14 días en la planta 17ª del centro. Los profesionales sanitarios han recibido un curso específico para atenderlos.

Los británicos, en la base aérea de Brize Norton (cerca de Oxford, en el suroeste de Inglaterra) —adonde han llegado a las 2.30 (hora española, 1.30 hora local)— han abandonado casi inmediatamente el avión —los niños han sido desembarcados primero— y han sido trasladados al hospital Arrowe Park, en Wirral, Liverpool, donde permanecerán en cuarentena durante dos semanas. Los españoles han seguido en el aparato durante esta escala y han tomado tierra en Madrid esta tarde en la base aérea de Torrejón de Ardoz unas cuatro horas después con 27 ciudadanos de diferentes nacionalidades europeas a bordo.

Más información
Crónica de la evacuación española de Wuhan: “Estamos dentro del avión, despegamos”
La OMS declara la alerta internacional ante la imparable expansión del coronavirus
Retratos de Wuhan, una ciudad en cuarentena vista desde dentro

Tras tocar el avión suelo madrileño —había despegado de Wuhan con 120 pasajeros pasadas las 9.30 de este viernes hora local (las 2.30 en la España peninsular)—, las autoridades han cogido los pasaportes de los españoles —un trámite para verificar su identidad— y han subido a la aeronave dos médicos. Los facultativos les han tomado la temperatura uno a uno con un termómetro electrónico. Nadie ha marcado más de 36,7ºC. Después, los españoles han subido a un miniautobús para llegar al hospital Gómez Ulla. En el avión han quedado cuatro daneses y un noruego que volarán a Dinamarca en un jet para pasar allí la cuarentena.

La tripulación del avión era española y ha viajado protegida con mascarillas. "Estoy muy contenta de estar aquí y poder llevaros de vuelta a casa", ha declarado una de las azafatas. En el avión han viajado 120 personas, a las que se les ha dado de cenar y desayunar (un café, un bocadillo y un sobao) durante el vuelo. "Han sido muy amables", ha declarado Pedro Morilla, uno de los pasajeros, que ha insistido en que se encontraba "bien". En los asientos había mascarillas dispuestas para los viajeros.

El cónsul británico en funciones de Wuhan, que ha ido a bordo y ha coordinado la operación sobre el terreno, se ha dirigido a los pasajeros cuando comenzaba el aterrizaje en la base militar de las fuerzas aéreas en Oxford. "Gracias por vuestra extraordinaria paciencia. Lo que hemos conseguido, superando extraordinarios obstáculos, es un excepcional logro".

Foto tomada desde el avión por uno de los españoles, tras el aterrizaje.
Foto tomada desde el avión por uno de los españoles, tras el aterrizaje.

El Gómez Ulla, situado en el distrito de Carabanchel, en el suroeste de Madrid, someterá a los repatriados a dos controles médicos diarios durante el tiempo que dure la cuarentena, que efectuarán facultativos de la unidad de aislamiento. Estos han firmado un contrato de confidencialidad. El hospital, además, ha reforzado el personal del resto de plantas con 14 enfermeras, 14 auxiliares y 5 celadores. El centro ha dejado vacía la planta 22, donde se aloja la unidad de aislamiento de alto nivel, por si alguno de los repatriados desarrollara el coronavirus y fuera necesario su aislamiento.

No obstante, la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, ha asegurado esta mañana en RNE que los ciudadanos españoles repatriados tras solicitarlo ellos mismos están asintomáticos y se espera que puedan volver a sus casas con normalidad pasados los 14 días de aislamiento. Además, ha recordado que hay "cientos de ciudadanos españoles" que están en otras zonas de China y que están siendo acompañados y atendidos por las autoridades consulares y la Embajada de España en China. Esta tarde, después de que el avión aterrizara en la base de Torrejón, González Laya ha tuiteado: "Ha llegado a España el avión con los españoles repatriados desde Wuhan. ¡Bienvenidos a casa! Gracias al personal de la embajada y consulados de España en China por vuestro trabajo de apoyo a nuestros ciudadanos en el exterior".

12 de los 21 españoles son técnicos que trabajan para el equipo de fútbol local Wuhan Three Towns, entre ellos Eduardo San José, que viaja con su esposa y sus dos hijos pequeños, de tres meses y dos años. El avión despegó del aeropuerto de Wuhan con varias horas de retraso, debido a la tardanza en conceder el visto bueno por parte de las autoridades locales y a un problema con unos menores británicos, cuyos documentos de emergencia no aceptaban los chinos.  

La llegada se produce al día siguiente de que el comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidiese en Ginebra declarar la emergencia internacional por el brote del coronavirus de Wuhan, 30 días después de la primera alerta emitida por China el pasado 31 de diciembre. El número de afectados por el patógeno se ha multiplicado en la última semana hasta más de 9.500 casos confirmados y 213 muertos. Más de 80 enfermos han sido diagnosticados en 19 países fuera de China. Finlandia, la India, Italia y Filipinas han sido los últimos en sumarse a la lista. No se ha producido ningún fallecimiento fuera del país asiático.

Uno de los accesos al Gomez Ulla, ayer por la tarde.
Uno de los accesos al Gomez Ulla, ayer por la tarde.Jesús Hellín (Europa Press)

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_