Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El coronavirus de Wuhan | España estima que la epidemia puede “remitir pronto”

Italia activa el estado de emergencia y el Reino Unido confirma los dos primeros casos en el país

Varios pasajeros, en el aeropuerto de Pekín (China). En vídeo, la situación ante el coronavirus de Wuhan. Foto: Getty | Vídeo: Atlas

El número de afectados por el coronavirus de Wuhan en China alcanza los 9.720 y ya supera al total de casos en la epidemia de SARS de 2003 en todo el mundo, 8.096. Las víctimas mortales alcanzan este viernes las 213 personas, según los datos oficiales. El coronavirus 2019-nCoV puede provocar neumonía con síntomas como fiebre alta, tos seca, dolor de cabeza y dificultad para respirar. Su periodo de incubación medio es de tres a siete días, con un máximo de 14. Los científicos chinos han confirmado que, a diferencia del SARS, es posible el contagio durante la incubación. La OMS ha declarado una emergencia internacional por el brote.

Los casos sospechosos se elevan ya a 15.238, según la Comisión Nacional de Sanidad, mientras que 171 enfermos han conseguido recuperarse. Se mantiene en observación a 102.427 personas que han estado en contacto con infectados.

La mayor parte de los fallecidos, el 90%, procede de la provincia de Hubei, donde se encuentra la ciudad de Wuhan y foco de la epidemia. En las últimas 24 horas, en las que se han registrado 43 muertes, todas menos una correspondían a esta provincia.

España no impondrá restricciones de viaje ni de comercio

España ya está aplicando "casi todo lo que dice la OMS", organismo que este jueves declaró la emergencia internacional por la expansión del coronavirus. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha explicado este viernes a la prensa que estas medidas no son sustancialmente distintas a lo que recomendó la OMS hace una semana, y que no incluyen ni restricciones de viaje ni de comercio, informa Pablo Linde.

"No esperamos que en España se produzca más que algún caso importado. No creemos que se vayan a producir transmisiones aquí, pero nos estamos preparando para ese escenario", ha afirmado Simón. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias se ha mostrado sorprendido con la declaración del estado de emergencia en Italia. "No es el consenso de la UE y en España por el momento no se plantea", ha asegurado.

Con los datos preliminares, "los indicios son que la enfermedad no es excesivamente transmisible. Solo se transmite de forma comunitaria en una zona y parece que la epidemia tiene posibilidades de comenzar a remitir pronto", ha afirmado. La zona de transmisión es solo Hubei, la provincia de China donde se encuentra Wuhan. "Hay provincias chinas con menos casos que otros países. Sería incoherente recomendar no viajar a todo el país", ha opinado.

Simón ha explicado que tres médicos y una enfermera acompañarán a los españoles evacuados desde Wuhan en su vuelo, que despegó esta madrugada de la ciudad china. Los ciudadanos de países nórdicos que viajan a bordo serán llevados a sus países de origen nada más aterrizar en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz, en España.

Italia declara el estado de emergencia por el coronavirus

El Consejo de Ministros italiano ha aprobado este viernes un decreto por el que declara el estado de emergencia por el coronavirus, tras la decisión de la Organización Mundial de la Salud de decretar la emergencia global. "Se trata simplemente de tomar nota de la decisión de la OMS", han dicho fuentes gubernamentales italianas. El Gobierno ha asignado cinco millones de euros iniciales para hacer frente a la expansión del virus. El ministro de Salud, Roberto Speranza, ha explicado que son medidas de precaución, y que a la luz de la declaración de emergencia internacional se han activado los instrumentos reglamentarios para estos casos.

Italia ya declaró el estado de emergencia sanitaria cuando se registró la epidemia del SARS en 2002. Este mecanismo, utilizado por ejemplo después de terremotos o inundaciones como las de Venecia, permite activar fondos y movilizar a organismos, como la protección civil, con el fin de preparar estructuras de acogida de personas.

El primer ministro italiano, Guiseppe Conte, confirmó este jueves dos casos de coronavirus, que afectan a dos turistas chinos que llegaron al país en enero. Como medida de precaución, las autoridades de Italia han decidido cancelar las conexiones aéreas con China para evitar la propagación del brote. También este jueves, 6.000 pasajeros estuvieron bloqueados a bordo de un crucero en el puerto romano de Civitavecchia en el que había una pareja que presentaba síntomas compatibles con el coronavirus. Finalmente, tras confirmarse los resultados negativos de los análisis, el pasaje puedo desembarcar.

Reino Unido confirma los dos primeros casos

"Podemos confirmar que dos pacientes en Inglaterra, miembros de la misma familia, han dado positivo", ha anunciado el jefe de los servicios médicos ingleses, Chris Whitty, en un comunicado difundido por el Ministerio de Salud, en el que no han dado más detalles sobre los afectados para preservar su privacidad. Fuera de China, la epidemia se ha extendido a una veintena de países, que acumulan en torno a los 130 casos.

Los dos afectados en Inglaterra "están recibiendo cuidados especializados de los servicios sanitarios" y se están empleando "procedimientos de control de infecciones a fin de prevenir que el virus se propague", según Whitty.

Los expertos médicos británicos ya habían alertado de que era "altamente probable" que se registraran casos de coronavirus en Reino Unido. "El Servicio Nacional de Salud está extremadamente bien preparado y habituado a gestionar infecciones y estamos ya trabajando rápidamente para identificar a cualquiera que haya entrado en contacto con los pacientes para prevenir una mayor expansión", ha añadido Whitty.

Tailandia, el país con más afectados después de China, con 19 casos, ha confirmado el primer contagio directo entre humanos producido dentro del país. También India ha confirmado su primer positivo, informa Ángel Martínez. Se trata de una estudiante india procedente de Wuhan,que llevaba una semana en un pabellón de aislamiento en el distrito de Thrissur, en el estado sureño de Kerala. Rusia también ha anunciado este viernes los dos primeros casos confirmados.

Evacuaciones en marcha y prohibiciones de viaje

Mientras que ya ha aterrizado en la base aérea británica de Brize Norton el avión fletado por el Gobierno británico que transporta a sus ciudadanos y la veintena de españoles evacuados, otros países continúan la repatriación de sus nacionales.

El avión militar con los primeros 180 franceses repatriados de Wuhan aterrizó este viernes al mediodía en la base aérea de Istres, en el sur de Francia, informa Silvia Ayuso. Aunque antes de despegar desde la ciudad china habían dado negativo en las pruebas del coronavirus 2019-nCoV, uno de los pasajeros presentó durante el vuelo síntomas y fue llevado de inmediato al hospital marsellés de Timone, anunció la ministra de Salud, Agnès Buzyn, que acudió a recibir a los repatriados. Los demás fueron trasladados a un centro de vacaciones en Carry-le-Rouet, una localidad en la costa mediterránea a 30 kilómetros Marsella, donde deberán pasar los próximos 14 días en cuarentena.

El recinto cumple los requisitos que habían impuesto las autoridades al buscar un lugar donde acoger a los repatriados: “Un criterio ante todo sanitario con habitaciones aisladas, que también esté cerca de un hospital y, además, que sea agradable y cálido. El centro de vacaciones de Carry-le-Rouet respondía a todos esos criterios”, explicó Buzyn. Aunque los repatriados, que deberán someterse dos veces al día a pruebas para verificar que no presentan síntomas, podrán moverse libremente por el recinto, no podrán abandonarlo —varios gendarmes apostados en el exterior velarán por que nadie salga ni entre sin permiso— y deberán portar máscaras cuando estén en zonas comunes. Además, dijo la ministra, aunque podrán recibir paquetes, no se permitirá la visita de familiares. Más de medio centenar de profesionales de la salud se turnarán durante las próximas dos semanas para acompañar y supervisar a los ciudadanos repatriados, a los que en los próximos días se podría unir un nuevo contingente, ya que según anunció la Comisión Europea, está previsto que se flete un nuevo avión para trasladar a otros ciudadanos franceses que deseen partir de Wuhan, así como a otros extranjeros que también puedan hacerlo, en principio sobre todo europeos.

En París, el Instituto Pasteur anunció este viernes por su parte que ha conseguido aislar las cepas del coronavirus detectado en Francia y ha constituido un grupo de trabajo para buscar posibles soluciones, entre ellas una vacuna que podría estar disponible en 20 meses. Según explicó su director científico, Christophe d’Enfert, la idea es trabajar sobre una modificación de la vacuna contra el sarampión. “Hemos desarrollado una plataforma que en ocho meses nos permitirá obtener un virus atenuado que podamos probar en animales”, explicó. “Si todo va bien”, subrayó, a finales de agosto se podría entrar en la fase clínica, agregó. Tomando como modelo el trabajo realizado sobre el ébola, dijo, esta debería durar un año y, de nuevo “si todo va bien”, se podría disponer de una vacuna en un periodo de tiempo de 20 meses.

Mientras, un vuelo organizado por el Gobierno surcoreano ha aterrizado este viernes en Seúl con 368 personas a bordo, el primero de una serie de cuatro para rescatar a personas de esta nacionalidad. Una de las que figuraban en la lista no pudo embarcar debido a presentar fiebre, y 18 de los pasajeros han sido enviados al hospital a su llegada. El resto de los repatriados pasará la cuarentena en centros de aislamiento en las ciudades de Asan y Jincheon, a unos 80 kilómetros al sur de Seúl, una decisión que ha hecho estallar protestas entre sus residentes.

Estados Unidos, que ha emitido una alerta de “no viajar” a China debido al coronavirus, ha apuntado que enviará un segundo avión el día 3 de febrero después del que este miércoles repatrió a más de 200 de sus ciudadanos.

Japón también pide a sus ciudadanos desde este viernes que no viajen a China si no es estrictamente necesario. Este país repatrió este jueves a una tercera tanda de nacionales en un vuelo chárter en el que viajaban 149 pasajeros. Ocho de ellos fueron trasladados a un centro médico en ambulancia, según ha informado la cadena de televisión nipona NHK. El resto será sometido a pruebas para determinar si son portadores del virus y, mientras aguardan los resultados, se alojarán en instalaciones ofrecidas por el Gobierno en Tokio.

Colombia, Costa Rica y El Salvador también se plantean una evacuación conjunta de sus nacionales, que saldrían de Wuhan por vía terrestre y cumplirían la cuarentena en otra ciudad china. Si no muestran síntomas, esos ciudadanos podrán viajar a cualquier otra localidad en la República Popular o regresar a sus naciones de origen. Según ha informado el Ministerio de Exteriores en Bogotá, 14 de sus compatriotas han expresado su deseo de salir del foco de la epidemia.

Tras la declaración de emergencia internacional de la OMS, El Salvador ha prohibido la entrada de viajeros procedentes de China en sus fronteras. “Esperamos que sea una medida temporal”, ha indicado el presidente del país centroamericano, Nayib Bukele, en una rueda de prensa. Filipinas ha adoptado este viernes un veto similar para quienes provengan de la provincia de Hubei.

Singapur ha prohibido la entrada a todos los visitantes chinos o de otra nacionalidad que hayan viajado recientemente a China. La medida, una de las más restrictivas hasta ahora para tratar de contener la expansión del virus, será efectiva desde este sábado, y se aplicará también a pasajeros en tránsito. Como excepción, están los residentes y portadores de permisos de largo plazo, como los de trabajo o los visados de estudiante.

Mongolia, que comparte una frontera de casi 5.000 kilómetros con China, ha anunciado el cierre de sus accesos a los ciudadanos extranjeros procedentes de su país vecino al menos hasta el 2 de febrero. También ha pedido el regreso de sus nacionales que se encuentran ahora mismo en China, y que tendrán hasta el día 6 para retornar. Ulan Bator trata de conseguir también la salida de treinta de sus ciudadanos atrapados en Wuhan.

Horas después de que el comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidiera la noche de este jueves en Ginebra declarar la emergencia internacional por el brote del coronavirus de Wuhan, el Gobierno chino ha asegurado que es capaz de “frenar y derrotar” la epidemia. En un comunicado, la Comisión Nacional de Salud ha asegurado que “China tiene confianza y es capaz de contener de manera efectiva la nueva epidemia y de acabar derrotándola”.

El comunicado hace hincapié en que Pekín “concede gran importancia a la prevención y el control de la neumonía causada por el nuevo coronavirus y ha tomado las medidas más estrictas para frenar la epidemia”

China envía aviones para repatriar a wuhaneses en el extranjero

El Gobierno chino ha enviado dos aviones a Malasia y Tailandia para repatriar a cerca de 200 ciudadanos residentes en Wuhan, y que se encontraban en el extranjero cuando se anunció el cierre de la ciudad en plena temporada de vacaciones por el año nuevo chino, según ha anunciado este viernes la autoridad china de aviación civil. Se trata de dos Boeing 737 de la compañía china Xiamen Airlines.

La Embajada china en Japón también ha pedido a la compañía basada en Shanghái Spring Airlines que provea de vuelos chárter para los wuhaneses que se han quedado retenidos en Japón. El primero de esos vuelos saldrá del aeropuerto de Tokio este sábado.

La decisión se ha tomado, según la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, dadas las “dificultades prácticas” que estos residentes, “especialmente los procedentes de Wuhan”, han encontrado en el extranjero.

Según los datos del gobierno local de Hubei, en el momento del bloqueo de Wuhan y otra quincena de ciudades con una población total de 46 millones de personas, se encontraban en el exterior unos 40.000 residentes de la provincia. Entre ellos, el mayor contingente, unas 10.000 personas, se concentraba en Tailandia, el destino número uno de los turistas chinos.

Curarse de la infección no inmuniza de manera permanente

El jefe del departamento de enfermedades infecciosas del prestigioso hospital de la Amistad Chino-Japonesa en Pekín, Zhan Qinghhuan, se ha dirigido este viernes en una rueda de prensa a quienes se recuperen de la infección por el coronavirus.

Aunque desarrollarán anticuerpos que les protegerán inicialmente de un nuevo contagio, éstos "pueden no permanecer mucho tiempo" en el sistema inmunológico, por lo que "existe un riesgo de que quienes se hayan curado puedan volver a infectarse. Deben protegerse adecuadamente", ha insistido, según publica el periódico South China Morning Post. En las últimas 24 horas se ha dado el alta a 47 pacientes en toda China que han superado la infección.

Primeros ceses por la gestión local de la crisis en China

Ante las crecientes críticas al modo en que las autoridades locales de Wuhan y Hubei gestionaron el comienzo de la crisis, ya han comenzado a producirse los primeros ceses. Tang Zhihong, responsable del departamento de Sanidad en la ciudad de Huanggang, vecina a Wuhan y la segunda del país por número de casos de infección, ha sido la primera funcionaria relevada de su cargo.

Huanggang ha informado de cerca de 500 casos confirmados y 12 muertes en su municipio, pero cuando un equipo de inspectores del Gobierno central le preguntó, ante las cámaras de televisión, sobre la situación de uno de los hospitales a su cargo, Tang no supo responder. “Solo sé cuántas camas tiene, pero no a cuánta gente está tratando”, reconoció.

La respuesta de Tang había generado una ola de comentarios negativos en las redes sociales chinas. Su admisión llegaba después de que, a principios de semana, el alcalde de Wuhan, Zhou Xianwang, reconociese que el gobierno municipal no difundió con toda la rapidez posible la información de que disponía en las primeras semanas de la crisis. Zhou, no obstante, precisó que, si había retenido datos, fue porque no recibió autorización de niveles más altos de Gobierno para difundirlos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información